Pages

Tutorial: Cómo minar bitcoins – Parte 14: Refrigeración

Esta es la 14va parte de la serie “Cómo minar bitcoins”. Recomendamos a quienes aún no lo hayan hecho, leer las entregas anteriores antes de continuar.

La refrigeración de nuestros rigs no es un tema menor; por el contrario, suele ser una gran preocupación entre quienes se inician en el mundo de la minería bitcoin con GPUs (en especial durante el verano).

Las tarjetas gráficas pueden levantar mucha temperatura (90ºC, y aún más) cuando se las exige. Esto es equivalente a tener una estufa en nuestra habitación, oficina o donde sea que estemos minando. No tener en cuenta este factor antes de iniciarse en la minería es hacer caso omiso a un potencial problema.

En invierno estamos felices; nuestra estufa nos paga por ser usada. =P

El primer paso para mantener frescos a nuestros rigs es regular la temperatura de la habitación donde éstos se encuentren. Lo ideal sería lograr que la temperatura de la habitación ronde los 21ºC, y en lo posible que no supere los 27ºC.

Aire Acondicionado: Esperamos que esto sea algo con lo que ya cuentes. Si no, nuestra simpatía para contigo y tus mineros :D.  Lo cierto es que puedes minar con altas temperaturas sin arruinar tus tarjetas gráficas, pero deberás moderar tus expectativas de rendimiento. El sótano de una casa con aire acondicionado y ventilación sería un lugar ideal.

Ventiladores: Los ventiladores, sobre todo los oscilantes, son muy útiles a la hora de circular grandes cantidades de aire en una habitación, previniendo que el aire se vicie.

Extractores: Si vas a tener varios rigs en una habitación cerrada, va a ser muy complicado mantener la temperatura de la misma dentro de los límites establecidos. Para evitar una batalla constante entre el aire acondicionado y el aire caliente que expelan tus rigs las 24 horas, un extractor de aire puede ser una buena solución. Siempre es mejor tener tus rigs en una habitación con ventanas, de ser posible.

Recuerda que si es invierno y tienes las ventanas de la habitación siempre abiertas, debes estar atento a las condiciones climáticas. La humedad suele ser un factor determinante para la vida útil de tu hardware. La lluvia puede acabar con tus rigs en cuestión de segundos.

¿Cómo medir la temperatura de la habitación?

Lo más fácil es conseguir un termómetro digital.

Si no estás en el lugar y quieres controlar la temperatura de forma remota, puedes conseguir uno de estos sensores de temperatura USB. Son dispositivos de medición que usan un puerto USB para conectarse a un ordenador u otras máquinas. Aquí tienes una captura:

¿Qué tanto pueden calentar mis GPUs?

Funcionando al 100%, ¡tus GPUs van a calentarse! eek

Hemos visto GPUs pasar los 90ºC. La temperatura ideal para las placas suele ser de 73ºC o menos, aunque esto dependerá del modelo que utilices (los últimos modelos – AMD 6970 y 6990, por ejemplo – toleran mejor las altas temperaturas).

Las GPUs pueden sobrecalentarse. Por eso es importante que mantengas baja la temperatura de la habitación y de tus rigs. GPUs más fríos tendrán más vida útil y, por lo tanto, rendirán más.

Un problema común con las tarjetas gráficas, si usas más de una por rig, es que están muy cerca unas de otras. Si vas a colocar 3 o más tarjetas en un rig, puede ser conveniente el uso de raisers (ver imagen en la parte 7 de este tutorial) para poder tener las tarjetas separadas y con mejor flujo de aire entre las mismas.

¿Cómo puedo cambiar la velocidad de los ventiladores de mir tarjetas gráficas?

Esto depende de tu sistema operativo. Ya sea que uses Windows o Linux, debes tener el programa AMD Catalyst instalado.

Si estás usando Windows: Asumiento que ya tienes el AMD Catalyst Control Center instalado, puedes ir a la sección de Overdrive y ajustar la velocidad de los ventiladores para cada GPU. De ser necesario, y si el ruido no es un problema para tí, puedes ponerlo en 100% para un mejor control de la temperatura.

Si estás usando Linux: Puedes emplear los siguientes comandos para incrementar la velocidad de tus ventiladores. En el ejemplo de abajo estableceremos la velocidad del ventilador de la primera GPU disponible al 100%:

DISPLAY=:0.0 aticonfig –pplib-cmd “set fanspeed 0 100”

Nota que esta primera GPU está identificada como: 0.0

Si quisieras hacer lo mismo para una segunda y tercera tarjeta puedes hacerlo así:

DISPLAY=:0.1 aticonfig –pplib-cmd “set fanspeed 0 100”
DISPLAY=:0.2 aticonfig –pplib-cmd “set fanspeed 0 100”

¿Cómo mido las temperaturas de mis GPUs?

En Windows: Medir la temperatura de tus GPUs es relativamente fácil. Si tienes el AMD Catalyst instalado (si no, haz click aquí), puedes revisar la temperatura en la sección “overdrive” de este programa. Recuerda que el overclocking elevará la temperatura de tu GPU.

Otra forma de checkear la temperatura de tus GPUs, en Windows 7, es a través del GPU Observer, que es un gadget de escritorio que puedes descargar y tener a la vista en tu pantalla. Muestra las temperaturas, la velocidad de los ventiladores y el uso de las memorias.

En Linux: Puedes correr el siguiente comando para obtener la temperatura de todos los GPUs de tu sistema:

DISPLAY=:0.0 aticonfig –odgt –adapter=all

Te dará un resultado como el siguiente:

Como ven, nos informa la temperatura de las 3 GPUs: la primera a 70ºC, la segunda a 66ºC y la tercera a 57,5ºC.

Hay muchas más formas de lograr una refrigeración adecuada, y abundan los trucos aplicables a los casos particulares. El límite estará dado por nuestra imaginación, nuestras ganas, nuestro tiempo y nuestros recursos.

El objetivo de esta entrega es ayudarte a obtener el máximo rendimiento de tus rigs, preservando al mismo tiempo su vida útil.

Hasta la próxima!

, , , , , ,