Pages

Tutorial: Cómo minar bitcoins – Parte 12: Overclocking en Windows

Esta es la 12va parte de la serie “Cómo minar bitcoins”. Recomendamos a quienes aún no lo hayan hecho, leer las entregas anteriores antes de continuar.

¿Qué es el overclocking?

Overclock es un anglicismo de uso habitual en informática que literalmente significa sobre el reloj, es decir, aumentar la frecuencia de reloj de la CPU. La práctica conocida como overclocking (antiguamente undertiming) supone alcanzar una mayor velocidad de reloj para un componente electrónico (por encima de las especificaciones del fabricante). La idea es conseguir un rendimiento más alto, o superar las tasas de rendimiento, aunque esto pueda implicar una pérdida de estabilidad o acortar la vida útil del componente.– vía Wikipedia

Usamos el término “overclocking” para referirnos a la acción de “empujar” a un microprocesador más allá de los límites para los que está diseñado, probado y aprobado por su fabricante. El overclocking es una técnica utilizada para “exprimir” a nuestro sistema con el fin de obtener más rendimiento. Pero forzar a nuestra GPU para que trabaje más “rápido” de lo establecido por el fabricante conlleva riesgos tales como el sobre-calentamiento, así es que debes familiarizarte muy bien con todas las ventajas y desventajas del overclocking antes de poner manos a la obra.

Por lo general, al hacer overclocking uno modifica los siguientes parámetros:

  • Velocidad del Reloj
  • Uso de las memorias
  • Energía (voltaje)
  • Control de los ventiladores

¿Conviene hacer overclocking?

Overclockear” una GPU dentro de ciertos límites no suele traer problemas, y definitivamente uno obtiene un mayor rendimiento con esta práctica.

Por ejemplo, para una tarjeta gráfica AMD HD 6950, el poder de hasheo en “stock” (comúnmente se dice que una placa de video trabaja en “stock” cuando lo hace con la configuración predeterminada de fábrica) es en promedio de 300 MHash/s. Pero si se overclockea adecuadamente, la misma puede llegar a un rendimiento de 352 MHash/s, y aún más (ver tabla comparativa de tarjetas gráficas AMD).

Veamos un ejemplo:

Configuración por defecto de una ASUS ATI Radeon 6950:

  • Velocidad del reloj: 810MHz
  • Uso de las memorias: 1250MHz
  • Energía (voltaje): 110
  • Velocidad del ventilador: 50%

Luego de “overclockear:

  • Velocidad del reloj: 900MHz
  • Uso de las memorias: 800MHz
  • Energía (voltaje): 110
  • Velocidad del ventilador: 100%

Notarás que en el ejemplo se ha incrementado la velocidad del reloj, lo cual corresponde al rendimiento general, pero se disminuyó el uso de las memorias, ya que el uso elevado de las mismas no provee beneficio alguno para minar bitcoins. Además, disminuir la cantidad de memoria ayuda a bajar la temperatura de nuestra GPU. (Menor temperatura = mayor estabilidad y menor desgaste de la tarjeta a largo plazo). También notarás que se ha subido la velocidad del ventilador al 100%: este tema será cubierto en una próxima edición, cuando hablemos de enfriamiento.

¿Cómo overclockeo mis GPUs?

Esto depende del sistema operativo que utilices, pero ya sea que uses Windows o Linux debes tener el ATI Catalyst Control Center instalado.

Si estás usando Windows:

Asumiendo que ya has instalado el ATI Catalyst Control Center, debes dirigirte a la sección “overdrive“, checkear la casilla para habilitar el overdrive y ajustar la configuración de rendimiento.

Catalyst Control Center
Sección de overdrive del Catalyst Control Center

En nuestra próxima entrega explicaremos cómo hacer overclocking si estás usando Linux…

¡No desesperéis! Grimace

¡Hasta la próxima!

, , , , ,