Pages

Bitcoin necesita un líder

Fuente: Bitcoin Reporter

Las empresas y los proyectos de software de código abierto tienen CEOs, desarrolladores principales, u otras formas de liderazgo. Y ese liderazgo no existe solo para proporcionar una cara visible, sino para tomar decisiones difíciles, incluso controversiales, cuando es necesario.

V-formationApple tiene una larga historia de introducción de cambios polémicos y disruptivos a su negocio. Desde su decisión de abandonar la línea de productos Apple II (en aquel entonces su “vaca lechera”) para centrarse en la Macintosh, hasta su transición desde la serie de procesadores Motorolla 68k a los chips PowerPC. Cada una de estas decisiones (hechas por una variedad de CEOs, pero sobre todo por Steve Jobs) fueron controvertidas en su momento, y generaron protestas por parte de usuarios y desarrolladores.

Apple no es la única; la decisión de IBM de delegar su negocio de PCs a Lenovo es otro ejemplo de una iniciativa, tomada por sus directivos, que cambió por completo a la empresa.

Mires donde mires, verás que las empresas exitosas tienen líderes que son capaces de abrirse paso y tomar decisiones controvertidas.

Eso se traduce al mundo del código abierto también: mientras que cualquier persona puede enviar código y parches para el kernel de Linux, ¡ay de quien envíe código que no es del agrado de Linus Torvalds! En última instancia, Linux (el núcleo) es su bebé; la gente puede hacer sus propias variantes si gusta, pero nadie puede dictar lo que Linux es o a dónde va, excepto Linus mismo.

linus-torvalds

Linus Benedict Torvalds

OpenBSD, creado por Theo De Raadt, es el fruto de un desacuerdo con el rumbo que NetBSD estaba tomando. Otro fork impulsado por Theo De Raadt es LibreSSL, un desprendimiento de OpenSSL.

Un ejemplo más: el creador de MySQL, Michael Widenius, había abandado el liderazgo de su proyecto solo para verlo consumido y descuidado por Oracle. Como reacción, Michael volvió, impulsó un fork y creó MariaDB.

Ahora, tomemos a Bitcoin como ejemplo. Cuando fue creado, era sin lugar a dudas el bebé de Satoshi Nakamoto. La gente ayudaba, contribuía, pero en última instancia, todo el mundo sabía que era el bebé de Satoshi y él tenía la palabra final. Antes de desaparecer de la escena, Satoshi entregó las riendas a Gavin para que lo reemplazara. Desafortunadamente para Gavin (y para la comunidad), al no ser el creador de Bitcoin, él no ha sido capaz de obtener el apoyo que Satoshi sí tenía. Nunca se convirtió en el líder o el árbitro final, sólo en su promotor en jefe.

¿A dónde lleva esto?

Al debate del tamaño del bloque, por supuesto.

Cuanto más tiempo esto sigue así, peor es para la credibilidad de Bitcoin. No importa cuál sea el resultado, lo que estamos viendo es el resultado de un liderazgo débil. Cuando las tareas son simples, o al menos no controversiales –como correcciones de errores, o mejorar el desempeño de funciones tales como la descarga de la cadena de bloques–, no hay problemas, el sistema de comité funciona. Pero cuando los cambios resultan polémicos comienzan los problemas.

NERD-FIGHTHay un grupo que insiste en prevenir los problemas que ocasionaría la persistencia del límite actual impuesto al tamaño de los bloques, y ​​ha presentado una solución que brinda el tiempo suficiente para que los cambios en el código se propaguen a los nodos y a los mineros, y para que los desarrolladores externos puedan actualizar su software, causando mínima disrupción.

Hay otro grupo que entiende que el límite actual al tamaño de los bloques supone un problema futuro, pero como todavía no nos está afectando quiere postergar los cambios.

Por último, hay otro grupo que ve el problema, pero considera que el aumento del tamaño de los bloques no es la solución, sino la creación de nuevas capas (como las cadenas laterales y la Lightning Network) de mayor complejidad montadas sobre el protocolo.

Y durante todas estas luchas internas, esperamos que más gente adopte Bitcoin, y que más empresas intenten integrar la cadena de bloques, como lo hacen los mercados privados de NASDAQ y el gobierno de Honduras. No puedo evitar pensar que muchas empresas que ya han anunciado este tipo de iniciativas, y muchas que lo están considerando, podrían ahora estar replanteándoselas.

La realidad es que si Satoshi estuviera presente, nunca se habría producido este debate. Bitcoin era su bebé, todo el mundo lo sabía y lo reconocía. El paso de la antorcha a Gavin fue un mero gesto simbólico; un gesto que claramente nadie tomó en serio.

Bitcoin necesita liderazgo ahora más que nunca, pero después de estar sin líder durante todos estos años, nadie está dispuesto a aceptar a alguien a cargo del timón. Lo cual probablemente resulte en detrimento de todos.

Leer original en inglés

, , ,