Pages

Mt.Gox, Bitcoin y el libre mercado en acción


Por Eduardo Martínez Narváez



El sistema Bitcoin se asienta, entre otros principios, sobre la plena libertad por parte de sus usuarios para operar a voluntad dentro del mismo, sin más restricciones ni normas que las establecidas en el algoritmo informático correspondiente.


Esa filosofía también determina, por el carácter distribuido de la cadena de bloques y descentralizado de la generación de los bitcoins, la responsabilidad personal  en el manejo, custodia y administración de los activos. No hay bancos centrales, ministerios ni órganos estatales que dicten tasas de interés, cotizaciones monetarias ni coeficientes obligatorios de reserva. Tampoco existen fondos de garantía de depósitos con cargo al dinero de los contribuyentes, ni rescates financieros que terminarán pagando las siguientes generaciones de ciudadanos. Es el libre mercado, la acción espontánea y autónoma de las personas, lo que expresa en cada momento la dinámica del sistema.

Pero, ¿cómo opera en la práctica esa capacidad de auto-ajuste del sistema Bitcoin? En estos últimos días lo hemos podido observar.

Esta semana, una de las plataformas de exchange más veteranas, Mt.Gox, ha sido puesta contra la pared por sus usuarios después de acumular numerosos fallos en los servicios que ofrece. Retrasos en las transferencias de moneda fiat, tardanza en el registro de nuevos clientes y problemas de seguridad en la custodia de las criptomonedas han sido algunos de los fallos acumulados, convirtiéndose esta semana la suspensión casi total de operaciones de reintegro de bitcoins y moneda fiat, en la gota que ha colmado el vaso. Las solicitudes de baja, contadas por miles y miles de sus clientes, han ocasionado como efecto principal que la cotización en MtGox haya caído por debajo de la que ofrecen otros operadores como Bitstamp o BTC-e por primera vez en su historia.

Estos acontecimientos han exacerbado, por enésima ocasión, las críticas de quienes presumiblemente no terminan de comprender lo que significa operar con su dinero dentro de una red descentralizada, distribuida y basada en la responsabilidad de las personas que la constituyen. Muchos de los afectados por el bloqueo de sus fondos en Mt.Gox (e incluso personas que no forman parte de la red bitcoin) claman porque “alguien intervenga”, piden que “alguien haga algo” y solicitan que si se produce un cierre total “alguien les devuelva sus fondos depositados”. De más está decir que ese “alguien” es el Estado a través de los gobiernos, manejados estos por nuestros estimados políticos. Con dinero de nuestros impuestos, claro. Más de lo mismo, y justo lo que Satoshi Nakamoto repudió en su momento.

Siempre es lamentable que alguno de nuestros amigos o conocidos se vea afectado por eventos de este tipo, eso es así. Pero no es menos cierto que si existe al día de hoy un sistema transparente, abierto, auditable, que ofrece información en tiempo real, siendo accesible el mismo de forma inmediata por cualquier persona alrededor del mundo, ese es Bitcoin. La libertad que este sistema nos proporciona debe conllevar inseparablemente responsabilidad por nuestras decisiones. Nunca nos cansaremos de repetirlo: el sistema Bitcoin se encuentra en fase de implantación, es aún inmaduro, volátil, y quienes operan dentro del mismo, empresas y particulares, corren un riesgo relativamente elevado de sufrir pérdidas. Pero también cuentan con interesantísimas oportunidades para obtener beneficios o ventajas en caso de adoptar su uso u ofrecer servicios relacionados con el mismo.

En conclusión, no sería en absoluto aventurado afirmar que lo ocurrido con Mt.Gox deja un balance positivo, incluso para aquellos inicialmente afectados a título personal: 1) La caída en la cotización incentivará la entrada de personas que hasta la fecha venían adquiriendo altcoins influidos por el “efecto unidad”, y ello ampliará la base de usuarios, 2) Se acumulará una nueva evidencia de la fortaleza del sistema Bitcoin y de su capacidad de auto-regulación por parte de quienes lo integran, 3) Si Mt.Gox logra solventar sus problemas operativos, sus clientes se verán beneficiados ya que es esperable un reforzamiento de esta empresa, poseedora de una gran experiencia en el sector, 4) Se seguirá dando cobertura noticiosa al bitcoin, con los indudables beneficios promocionales que ello ocasiona, y 5) Crecerán los incentivos y alicientes para quienes están intentando desarrollar plataformas de intercambio descentralizadas, basadas en la esencia peer-to-peer del sistema bitcoin.

Larga vida al bitcoin.

, ,