Pages

La huida hacia Bitcoin

huida-Bitcoin

Image by cogdok

¿Qué tienen en común el principio de una era y el fin de una era?: que casi nadie los ve llegar. Cada generación pisa este planeta bajo la ilusión de que los grandes cambios ya han ocurrido; las grandes batallas ya se han librado; los grandes hombres ya están todos muertos; el menor de los males ya ha triunfado de una vez y para siempre, y ahora sólo resta acomodarse a las circunstancias y, de vez en cuando, tachar a los que no lo hagan de inadaptados, ilusos o, simplemente, idiotas.

Una vez más, esta peligrosa fantasía está a punto de chocar con la realidad, y – una vez más – son pocos – muy pocos – los que, como Robert Berry, han sabido identificar los signos que anuncian el fin de una era… y la génesis 😉 de otra.

Vía American Thinker

La huida hacia Bitcoin

De manera siniestra, y por primera vez en la historia, los bancos centrales de Estados Unidos, Japón, Europa y el Reino Unido están actuando en conjunto: todos están imprimiendo dinero agresivamente, creando así una ilusión de estabilidad – de una moneda en relación a las otras – , mientras que los consumidores se preguntan qué ha ocurrido con su poder adquisitivo. Esta, se nos dice, es la manera en que se resucitan las economías moribundas.

Pero los banqueros centrales podrían estar a punto de recibir un duro golpe. ¿Cómo iban a imaginar que algo tan misterioso como una cripto-moneda puede funcionar como un vehículo para la huida de todos aquellos que, de otro modo, habrían quedado atrapados dentro de su sistema?

Sin duda, existen otras alternativas, como el oro y la plata, pero los bitcoins tienen una gran ventaja: pueden moverse tan libremente como los emails. El dinero basado en commodities requiere, para funcionar adecuadamente, un depósito de metales y un emisor de vales, ya sean físicos o virtuales, que actúan como sustitutos de la moneda. Estos sistemas implican riesgo de contraparte, pérdida de privacidad y exposición a las decisiones arbitrarias de uno u otro gobierno, y conducen inevitablemente a estafas tales como la banca de reserva fraccionaria, la expansión artificial del crédito y la inflación de la moneda.

Dado que la base monetaria del sistema Bitcoin tiene un límite inflexible, es probable que el valor de cada bitcoin tienda a incrementarse, a medida que la riqueza abandona una moneda fiat herida de muerte tras otra. El surgimiento de Bitcoin como refugio de valor muy bien podría impulsar su condición de moneda de reserva mundial – no por decreto, sino por defecto.

Más allá de proporcionar una alternativa a un dinero estatal que se deprecia y se hace cada vez más difícil de usar sin infringir alguna regulación, Bitcoin facilita una vía de escape hacia una economía libre. La riqueza migrará hacia la nube, y, naturalmente, crecerán las perspectivas de ganarse la vida allí. La formación de capital resultante dará lugar a nuevas industrias, inimaginables hoy en día.

aquarius-huida

Por Rubén Mena – http://bitcoins-rubenmena.blogspot.com.ar/

La nueva moneda será imposible de regular por la fuerza. Aunque intenten controlar a los “transmisores de dinero” (sitios de intercambio en los que se convierten grandes cantidades de USD a BTC y viceversa), las transacciones de cantidades más pequeñas se hacen rutinariamente entre personas ubicadas en todas partes del mundo. A los burócratas les iría mejor tratando de regular la próxima versión del “World of Warcraft”.

La clase política haría bien en hacer de la necesidad virtud y dejar en paz a la economía Bitcoin. Al permitir que florezca, los ciudadanos tendrán un lugar adonde acudir cuando el dinero estatal sea reducido a papel picado.

Leer texto completo, en inglés

Ver también:

Bitcoin, al rescate de las víctimas de la inflación

El rol de Bitcoin en un mundo insolvente – Entrevista a Tuur Demeester

, ,