Pages

Jeffrey Tucker: La belleza brota en ausencia de control


Por Jeffrey Tucker


Fuente: Bitcoin Magazine


Traducido por majamalu para elBitcoin.org



Ninguno de nuestros contemporáneos estaba ahí en la época en que el dinero existía al margen de la gestión pública. En efecto, todos los gobiernos del mundo han convertido al dinero en un bien socializado por la fuerza. ¿Y cuál ha sido el resultado? Se ha vuelto una herramienta de la política; su calidad ha disminuido; ha perdido cada vez más poder de compra. En la práctica, el dinero estatal es el principal medio de financiamiento para la expansión del poder a expensas de la libertad.

El surgimiento de la criptomoneda rompe por completo con ese paradigma. Satoshi Nakamoto nunca pidió permiso a nadie para lanzar su modelo de moneda ideal basada en código. No presentó el paper ante la Oficina Nacional de Investigación Económica, ni se reunió con economistas de la Reserva Federal, ni testificó ante el Comité Bancario del Senado, ni buscó la aprobación del presidente de la Fed. Se dirigió directamente al público.

Satoshi pasó por alto toda la estructura del poder coactivo y liberó a Bitcoin como una red distribuida. Invitó al mundo a participar. En otras palabras, él no propuso la implementación de un nuevo sistema – una reforma monetaria impuesta desde arriba. Durante los últimos cien años hemos visto surgir montones – miles y miles – de esos sistemas. Ninguno ha llegado a nada. Puedes decir lo que quieras acerca de regulaciones, reformas políticas, auditorías, tipos de cambio, etc., pero esta es la cruda realidad: el gobierno es dueño del dinero, y lo utilizará para servir a sus propios fines.

Es por eso que era necesario un enfoque totalmente distinto: el mercado libre. El mercado libre no es un sistema, no es una política dictada por alguien, no es algo que se implementa desde Washington; no existe en ninguna legislación, ley, proyecto de ley, reglamento o libro. Es lo que obtienes cuando la gente actúa de manera independiente, sin una dirección centralizada, con lo que es suyo, en el marco de asociaciones creadas libremente y en interés de sus miembros. Es la belleza que solo puede brotar en ausencia de control.

Leer texto completo, en inglés

, , , , , ,