Pages

El despertar de Kim Dotcom

Cuando Tone Vays empezó a grabar su conversación con Kim Dotcom, no imaginó que el famoso emprendedor y activista contra la mafia de la “propiedad intelectual” iba a expresarse libremente, sin atender en lo más mínimo a la etiqueta de lo políticamente correcto dentro de los dominios de Blockstream / Core.

Acostumbrado al aplauso fácil, a ignorar todo argumento con impunidad, a huir del debate como si de la peste se tratara, y a insultar y bloquear a cualquiera que se atreve a desafiar el discurso oficial, Tone Vays asumió esta vez un rol para el que no estaba preparado. Sin el auxilio de su habitual tribuna de matones, y acorralado por la simple lógica que se desprende de las palabras de Kim Dotcom, al pobre se lo ve convertido en un manojo de nervios a punto de estallar.

Obsérvese la evidente incomodidad de Tone Vays, el esfuerzo descomunal que hace para eludir el contacto visual con su voluminoso y expansivo interlocutor, mientras este dice tranquilamente lo que venimos diciendo aquí desde hace muchos años, que no es ni más ni menos que lo que decía Satoshi Nakamoto y lo que decían –antes de la invasión de Blockstream– el 99% de los bitcoiners, a saber: que solo veremos la adopción masiva de Bitcoin si este mantiene su condición de efectivo electrónico p2p.