Pages

Bitcoin: el lenguaje del dinero

Bitcoin+lenguaje+español+dineroSospecho que recibirán muchos mensajes –de amor y de odio– en torno a este tema. Si nada más resulta de este experimento, al menos nos habrá invitado a todos a desafiar algunas “verdades” no examinadas con respecto a lo que creíamos saber del dinero…

Uno de los obstáculos mentales que encuentro en la comunidad del “hard money” (dinero sólido = metales preciosos) está relacionado con la naturaleza intangible de Bitcoin. Ven a esto, en principio, como algo negativo.

mano+dedosEl error consiste en confundir el concepto de “fiat” con “intangible”. Se asume que lo último es sinónimo de lo primero, pero no es el caso. Estamos frente a una clásica falacia deductiva: “todas las monedas fiat son intangibles, por lo tanto las monedas intangibles son fiat”. Como el viejo ejemplo de “todos los pulgares son dedos, por lo tanto todos los dedos son pulgares”.

Es incorrecto.

No todas las monedas intangibles son fiat, como lo demuestra Bitcoin. Fiat es aquella moneda que se supone que tiene valor por el mero hecho de que lo dice una autoridad (del latín “hágase”). Bitcoin no tiene nada que ver con eso; se basa únicamente en el valor subjetivo, es decir, el valor que le asignan los individuos luego de sopesar libremente sus características y determinar su utilidad como medio de intercambio en un determinado contexto (un contexto digital, por ejemplo). Es todo lo contrario al valor obtenido por decreto; todo lo contrario al “valor” que solo se sostiene mediante la violencia: es valor legítimamente adquirido.

Los adeptos al “dinero sólido” hacen bien al desconfiar del Estado, teniendo en cuenta su abominable historial de destrucción del poder adquisitivo por medio de la inflación. Pero se equivocan al echar por el desagüe el valor potencial de lo intangible junto con las pútridas aguas de lo fiat.

Hay muchos intangibles que consideramos de un valor inmenso: las matemáticas… el lenguaje… la lógica… las ideas… el amor… Estarás pensando ya en una docena más, estoy seguro…

bitcoin+lenguaje+español

La intangibilidad de Bitcoin, tal vez contra-intuitivamente, es considerada por muchos como uno de sus atributos más atractivos. Prácticamente elimina los costos, riegos y demoras del transporte y almacenamiento del dinero tangible, por dar un ejemplo. Y, a pesar de lo que dicen los agentes federales estadounidenses, es casi imposible de prohibir. Pueden escribir la ley, por supuesto, pero hacerla cumplir sería como hacer cumplir la prohibición del idioma inglés… del álgebra… o de los pensamientos “non sanctos” acerca de la mujer del vecino…

En gran medida, Bitcoin es como el “lenguaje del dinero”:

  • Es igualitario: al estar disponible de igual forma para todos y cualquiera (no existe una autoridad central que emita los bitcoins y se los reparta primero a sus camaradas… a diferencia, digamos, de lo que ocurre con todas y cada una de las monedas fiat en la Tierra).
  • Puede evolucionar y adaptarse: así lo permite su protocolo de código abierto.
  • Es democrático: ya que su precio es fijado por millones de individuos asociados libremente (el mercado)  que “votan” con sus monederos digitales. (Esto es algo refrescante, si lo comparamos con el falso precio del dinero determinado por fanfarrones con exceso de títulos en la Reserva Federal).
  • Es totalmente transparente: ya que cualquiera tiene acceso a todo el historial de transacciones… pero también es privado, en el sentido de que sus usuarios pueden, con bastante facilidad, proteger su identidad de las miradas indiscretas.

Se comporta como un lenguaje, comunicando información entre individuos conectados por una inmensa red. Es una moneda digital para la era digital.

Por supuesto, nadie sabe exactamente hacia dónde nos dirigimos… estamos aventurándonos en aguas desconocidas. Como alguien dijo recientemente: “El bitcoin valdrá cero… o bien muchos, muchos ceros”.

Citado en The Daily Reckoning (Ver texto original, en inglés).

Por Joel Bowman
Carta dirigida a los lectores de Bonner & Partners (mayoritariamente inversores con marcada inclinación hacia los metales preciosos). Escrita por Joel Bowman, cofundador de FreeMarketCafe.com y editor en jefe de The Daily Grind.

, , ,