Pages

Reducción de daños a cambio de bitcoins

Por Symposion

La ONG española Energy Control lanza un servicio de análisis de drogas enfocado a los usuarios residentes en el extranjero. El servicio ofrece detección de distintas sustancias y cuantificación de la muestra usando técnicas de cromatografía de gases y espectometría de masas (entre otras) y permite el envío anónimo de muestras. Una vez acreditado el pago en bitcoins de una tarifa -destinada a sostener dicho servicio- equivalente a 50 euros, se procede a estudiar la muestra y luego los resultados son comunicados vía email.

Reducción-daños-bitcoinsEl servicio es esencialmente el mismo que dicha ONG presta de forma gratuita a los consumidores de drogas en España y que realiza desde el año 1997, ampliando las sustancias que pueden ser analizadas y cuantificadas. Todo esto se engloba dentro de las acciones basadas en las políticas de reducción de riesgos asociados al consumo de drogas, siendo un elemento clave en la detección e información sobre partidas de drogas que resultan especialmente tóxicas por sus adulterantes.

Con el envío de una pequeña muestra por correo -de menos de 100 miligramos de sustancia- o de un comprimido o dosis si es otra la presentación, se cuantifican drogas como la anfetamina, metanfetamina, LSD, MDMA y sus derivados, heroína, morfina, cocaína, 2C-B, DMT y diversos ‘research chemicals’ que se usan en sustitución de la droga que pretenden ser.

50 euros y 100 miligramos de una sustancia resulta un coste menor cuando se trata de tener la certeza -mediante análisis químicos- de que no vamos a consumir el producto equivocado o que lo hagamos en una dosis equivocada.

Puede sonar extraño a algunas personas que aquellos que consumen drogas no sean suicidas que consumen sustancias desconocidas, pero la reducción de riesgos y el análisis de drogas se impuso hace tiempo entre los consumidores de sustancias recreativas como forma de evitar las muertes y daños por las consecuencias de la prohibición de las drogas y su gestión desde el mercado negro.

Cuando alguien busca consumir una sustancia no lo hace buscando morir (en la mayoría de los casos) y este servicio a nivel internacional -acompañado del pago con con bitcoins- abre las puertas a muchas personas que no disponían de esta opción de forma anónima por ser inexistente en su país o incluso estar prohibida.

Más información aquí o bien aquí (si el anterior link no funciona).

,