Pages

Ransomware: consejos para no ser una víctima

ransomwareLa amenaza del ransomware, una de las principales herramientas de los delincuentes cibernéticos para extraer un beneficio rápido, ha venido creciendo lentamente desde que Bitcoin superó el precio de la onza de plata a principios de 2013. En vista de que el ransomware se ha convertido en un fenómeno común, que ha llegado a ser tratado en una columna de consejos del New York Post, ya es hora de que Qntra ofrezca algunos consejos para evitar los dolores que puede infligir. He aquí algunas medidas que se pueden tomar:

Fuente: Qntra

Mantener actualizadas las copias de seguridad de tus archivos y datos importantes. El tipo de copia de seguridad debe ajustarse al tipo de información que se resguarda. Para cosas como claves privadas o documentos sensibles, soluciones de backup “en la nube” quedan fuera de toda consideración. Lo ideal sería que tus copias de seguridad no estén conectadas constantemente a tu ordenador, expuestas al ransomware con el resto del sistema.

Puedes considerar mantener múltiples máquinas con diferentes propósitos. Si vas a descargar un montón de herramientas gratuitas puedes ponerlas en cuarentena en un mismo sistema, al margen del equipo con una conexión a internet que usas para trabajar. En este equipo de trabajo no cargas anuncios, Flash, Javascript ni ninguna otra basura.

Para información realmente crítica, una máquina aislada completamente y separada de cualquier red es una opción saludable. Impresoras, escáneres y reconocimiento óptico de caracteres (ROC) son cosas a tener en cuenta para cuando llegue el momento de pasar información entre la misma y un equipo en red. Por unos pocos cientos de dólares se puede comprar una máquina usada para destinar a estación de trabajo en la que puedes confiar por una o dos décadas.

Si ya no lo has hecho, aléjate de Windows como sistema operativo de trabajo. Si vas a jugar juegos que sólo se ejecutan, o se ejecutan mejor, en Windows, está bien. Trata a esa máquina como un juguete y sepárala de los sistemas que funcionan. En algún momento, en un futuro muy cercano, el sistema operativo de Apple podría requerir un tratamiento similar. Si estás obligado a usar Windows por necesitar el Microsoft Office, repiensa tus opciones y pon esa máquina en cuarentena, como si la hubieras sacado del parque infantil en el que jugaba un niño recién recuperado de rotavirus.

Como mínimo, una persona con limitados recursos debe tratar de evitar la exposición a gran parte de la basura que arruina a Internet, impidiendo que su navegador corra cualquier código que nos quieran hacer ejecutar. Esto implica, por ejemplo, asegurarse de que Yahoo no pueda pedir a tu máquina que ejecute código (la red de publicidad de Yahoo ha esparcido ransomware en el pasado). También evitar freeware que no sea de código abierto, porque si no puedes permitirte un ordenador “para sacrificar”, tampoco puedes permitirte el lujo de perder el ordenador que estés utilizando.

En el peor de los casos, si eres víctima del ransomware, no pagues como lo hicieron estos idiotas. El hacerlo fomenta la producción de más ransomware. Pagar a extorsionadores establece un mal precedente, y es difícil estar seguro de que quienes están detrás del ransomware no están atentos a la gente que paga para eventualmente atacarla con otra ronda de extorsión.

Leer texto original, en inglés

,