Pages

Que vivas una época interesante… y tengas la sabiduría para reconocerla

vivas-época-interesante-sabiduría

Fuente: realvirtualcurrency.com

Por Aaron Lasher

Traducido al español por majamalu

 

Si tienes 100 años o más, has estado en este planeta antes de que los automóviles modernos fueran algo común.

Si tienes 50 años o más, has estado aquí antes de que unos seres humanos caminaran sobre la Luna.

Si tienes 30 años o más, has estado aquí antes de que los videojuegos fueran de uso masivo.

Si tienes 20 años o más, has estado aquí antes de que los teléfonos móviles fueran populares.

Estamos en medio de una explosión tecnológica destellante. Muchos autores y futuristas, de Arthur C. Clarke a Ray Kurzweil, se han referido a los momentos de aceleración en la tecnología –los gráficos muestran “palos de hockey” que, luego de un punto de inflexión, avanzan casi verticalmente hasta que el mundo se vuelve prácticamente irreconocible–.

Y, sin embargo, a pesar de todos los increíbles avances de las últimas décadas, los seres humanos permanecen extrañamente… indiferentes. En lugar de quedarnos boquiabiertos mirando por la ventana del avión, maravillados por el hecho de que un tubo de acero pueda volar a 600 millas por hora cruzando el océano y sin matar a todos los pasajeros, nos quejamos de los asientos, de la comida, del servicio…

Todos somos culpables de esta rápida habituación. Tal vez sea una especie de atavismo, una tendencia que les permitió a los humanos prehistóricos adaptarse a nuevos entornos. Aun así, a veces las circunstancias nos dan la oportunidad de captar lo mágico que es el mundo en el que vivimos.

evolución-astronauta

Por ejemplo, entre 2006 y 2008 yo viví literalmente fuera de la civilización, navegando en un barco de 43 pies a través de los mares, escribiendo artículos educativos para niños en edad escolar. Cuando regresé, desnutrido y sin un centavo, me sorprendió ver a la gente accediendo rutinariamente a páginas web completas desde sus teléfonos móviles. La gente tenía internet en sus teléfonos. ¡La gente tenía internet en sus teléfonos! Por lo menos durante 5 minutos me sentí como si me hubieran teletransportado hacia el futuro. Por supuesto, ni bien se desvaneció esa sensación yo también me uní a los demás y empecé a quejarme de trivialidades tales como el tiempo de carga y el diseño de los iconos.

Gente de la Tierra, la moneda está evolucionando. Pero existe el riesgo de que ni siquiera lo noten una vez que haya cambiado por completo. Bitcoin multiplicó su valor aproximadamente por 100 veces en 2013, y ahora –aún después de una fuerte caída– se considera normal que un único bitcoin tenga un precio de 3 cifras en dólares. Así y todo, para muchos este cambio no se siente como algo monumental.

Tal vez nuestra capacidad para acostumbrarnos al cambio también se está acelerando. Tal vez ahora necesitamos no solo más y mejor, sino también un avance más rápido para que algo llame nuestra atención.

Recientemente le pregunté a Roger Ver cómo definiría el “éxito final de Bitcoin”. Su respuesta fue la siguiente: son muchas las batallas que se libran por el simple hecho de que pueden ser financiadas, y son muchas las guerras que pueden ser financiadas por el simple hecho de que el Estado controla la oferta monetaria. El control de la moneda (la inflación, la manipulación de las tasas de interés, el endeudamiento) le permite al Estado extraer la riqueza de los ciudadanos para financiar la destrucción, el daño y la muerte. En un mundo donde la gente utiliza Bitcoin, la catidad de dinero que el Estado puede expropiar es limitada, con lo cual es lícito concluir que Bitcoin puede traer paz a la humanidad.

roger ver

Roger Ver

“Bitcoin puede traer paz a la humanidad”. Créeme, sé que esta afirmación suena un poco ingenua. Pero Roger simplemente estaba describiendo uno de los potenciales de Bitcoin, algo que podría llegar a ocurrir bajo las condiciones adecuadas y, aún así, probablemente de forma gradual.

Me da una satisfacción inmensa saber que una herramienta como Bitcoin realmente puede hacer una gran diferencia, y a gran escala. Lo que me pregunto es si podrá correr lo suficientemente rápido como para superar nuestra indiferencia. Bitcoin puede cambiar el mundo en muchos más aspectos de los que podemos imaginar, pero… ¿seremos capaces de apreciarlo?

Espero que sí.

A modo de experimento, les propongo que se vayan a vivir bajo una roca durante algunos años, y que luego vuelvan y nos cuenten lo que tenemos delante de nuestras narices y no estamos notando. Vivimos una época interesante. Por eso, de vez en cuando deberíamos tomarnos un minuto para detenernos y mirar a nuestro alrededor.

Leer texto original, en inglés

,