Pages

Por qué los Padres Fundadores crearon su propia moneda

Fuente: Free-Man´s Perspective

Traducido al español por majamalu para elBitcoin.org

Por Paul Rosenberg

Es un hecho histórico interesante que las personas que participan en rebeliones tienden a acuñar su propia moneda – no cuando la rebelión concluye, sino en sus inicios.

Hay evidencia sólida de que los sheckels de plata como el de esta foto fueron acuñados en el Monte del Templo durante la rebelión judía contra Roma en el 66-70 dC.

moneda+antigua+sheckels

Y este caso no es único; muchas otras rebeliones célebres tuvieron su propia moneda. Este es un billete de Massachusetts de 1776, emitido a principios de la Guerra de Independencia de los EE.UU:

moneda+1776+estados unidos

La principal razón por la cual los rebeldes crean su propia moneda es que el control de la moneda es una prerrogativa mucho más poderosa de lo que la gente cree. El Barón Rothschild no estaba siendo extravagante cuando dijo: “Denme el control sobre la oferta monetaria de una nación, y no me importará quién haga sus leyes”. Ser capaz de manipular la oferta de dinero es un poder descomunal, que afecta a todos los sectores de una economía. Si sabes de antemano que la oferta de dinero va a aumentar (diluyendo su valor) o a contraerse (concentrando su valor), obtienes inmediatamente una enorme ventaja sobre todos los demás – y puedes usar esta ventaja para ayudar o perjudicar a casi cualquier grupo que elijas.

Debido a esto, puede decirse que un grupo rebelde ligado al dinero de su oponente ha perdido la batalla antes de empezar a luchar. Los rebeldes que se toman en serio su cometido aprenden esta lección rápidamente.

La rebelión moderna

La rebelión de la que somos parte no es una rebelión armada, sino una rebelión moral. Nuestra rebelión entendió muy pronto que el dinero ha sido un factor determinante de nuestra esclavitud.

Las raíces de nuestra rebelión se remontan al primer hombre oprimido que supo pensar con claridad acerca de la moral. En los tiempos modernos, sin embargo, podemos rastrear los inicios de nuestra rebelión hasta la década de 1940 – momento en el que Mises examinaba las bases de la moneda como institución, Hayek se interesaba en la competencia entre monedas, y Rand examinaba la moralidad de la moneda.

(Estoy omitiendo a muchos grandes autores; espero que sepan disculpar la brevedad).

Más cerca nuestro tenemos la obra de David Chaum dedicada al dinero en efectivo digital, el trabajo de Orlin Grabbe (tanto teórico como práctico), e-gold, Pecunix, redes de intercambio descentralizadas y, más recientemente, las cripto-monedas, empezando por Bitcoin. Nuestra rebelión moral no está desacelerándose.

Lo que une a todas estas monedas (y muchas más que no he mencionado) es que son todas “monedas rebeldes”. Cierto, algunos criminales han usado nuestras tecnologías, pero eso es inevitable. ¿Cuántos delincuentes utilizan el dinero del gobierno? (Respuesta: todos).

Moralidad rebelde

Creo que es importante hacer algunas observaciones acerca de esta, nuestra rebelión moral:

1. No se trata de atacar a nadie – ni siquiera de atacar a los sistemas actuales de opresión. Sí , todo individuo tiene derecho a la defensa propia, pero aquí no apuntamos contra tal o cual persona o grupo de personas; todo lo que queremos es que nos dejen en paz para vivir como deseamos.

2 . Debemos tratar a nuestros semejantes con respeto, incluso si están equivocados. Si pensamos que las personas se equivocan al elegir la servidumbre, debemos convencerlas de que hay alternativas mejores, pero no podemos obligarlas a vivir a nuestro modo y conservar nuestra autoridad moral.

Nuestras monedas rebeldes son el fruto de estos principios, y han hecho un buen trabajo. Los supuestos fracasos de estas monedas tuvieron menos que ver con problemas técnicos que con su capacidad para resistir ataques violentos. En otras palabras, funcionaron muy bien; sus “problemas” fueron en realidad los ataques lanzados por el status quo: un sistema de coerción y violencia disfrazado de justicia.

Lo que ahora estamos viendo es un despertar moral. Los jóvenes están cuestionando los sistemas que supuestamente los mantienen y los favorecen, pero en realidad los esclavizan.

Cuando la gente empieza a ver el mundo en términos morales, en seguida percibe la profunda inmoralidad del status quo – un sistema que se apoya en la coerción y el engaño. Esta es la raíz que alimentará el éxito del dinero rebelde.

Leer artículo original, en inglés

, ,