Pages

Mi nueva vida Bitcoin – por Jeffrey Tucker

Por Jeffrey Tucker (@jeffreyatucker) – Traducido del inglés

Vía Laissez Faire Club Blog:

Anoche, luego de la cena, estábamos tomando unos tragos y pagué la cuenta de alguien, y él me pagó a mí con bitcoins. ¿Cómo fue eso posible? Yo había descargado una aplicación para mi smart phone, la cual me sirve como monedero; él escaneó mi código de barras y envió los bitcoins. Llegaron en un instante.

cajero+automatico+bitcoin+atmHoy me topé con un cajero automático de Bitcoin. Podría haberlo usado con mi monedero para retirar el efectivo [N. del T.: en dólares]. En cambio, deposité efectivo y agregué más bitcoins a mi monedero. Pero más tarde vi unos dulces que quería, así que los pagué con bitcoins. Luego se me ocurrió adquirir algo de plata, de Shire Silver…. Todo este dinero cambiando de manos, ¡y en una moneda que no existía hace cinco años!

Increíble, ¿no es así? Lo es para mí. Mucha gente piensa en el dólar como moneda, y en nada más. Sin embargo, en la mayoría de épocas y lugares, las distintas monedas han circulado en forma paralela. Por lo tanto, el que lo hagan el Dólar y el Bitcoin no es nada inusual. Además, los bitcoins pueden convertirse a cualquier otra moneda al instante.

Lo que hace diferente a Bitcoin es que es totalmente digital, la cantidad circulante es limitada, y su creación, a través de los mineros, es más segura cuanto mayor sea la demanda. Ya es posible, hoy en día, satisfacer muchas de las necesidades diarias con Bitcoin, y la idea se está propagando.

Para ser franco, no importa cuánto se lea al respecto, nada iguala a la experiencia de tener y usar bitcoins para entender su significado. Ese es el momento en el que se encienden las luces: no he tenido bitcoins por más de 24 horas, y mi mente ya no deja de pensar acerca de su gran potencial.

La fotografía del Cajero Automático de Bitcoin fue tomada en el Liberty Forum, en New Hampshire, donde hablé esta mañana (22 de febrero de 2013). Por supuesto, es mucho más fácil usar Bitcoin en este micro-cosmos de jóvenes emprendedores, pero así ocurre con todos los bienes económicos: empiezan como ideas descabelladas, son probados por algunos, la mayoría se burla, y luego, un día, todos los dan por sentado.

¿Cómo ocurrirá en este caso? Puede que no tome mucho tiempo.

Leer artículo en su idioma original

, ,