Pages

El inconfesable secreto de los bancos, y por qué Bitcoin lo cambiará todo

secretos-bancos-transacciones-online-bitcoin

Image by Combined Media/Flickr

Cuando decimos que Bitcoin es al actual sistema financiero lo que un auto fórmula 1 es a un carro tirado por caballos, hay quienes dicen que exageramos. Y quizás tengan razón: para los que enviamos y recibimos bitcoins de manera cotidiana, el sistema de transferencias bancarias internacionales se parece más bien a un carro tirado por bueyes – en una pista de carreras. Gonzague Gay-Bouchery nos explica cómo funciona esta reliquia de un pasado que los miembros de la próxima generación encontrarán inverosímil.

Imaginemos por un momento que eres un ciudadano europeo que desea comprarle un producto a un comerciante de Taiwán. La moneda de elección será muy probablemente el dólar estadounidense (USD). Ocurre que el USD no existe realmente fuera de los EE.UU., lo que significa que tu banco debe poseer una cuenta bancaria en otro banco (un banco estadounidense) para poder operar con USD, al igual que el banco del comerciante al que intentarás enviarle dinero.

Así es como funciona el sistema:

Tu banco (A) envia dos mensajes, uno al banco del comerciante (B) y otro a su banco en los EE.UU. (C), que guarda los USD en cuestión. Si tienes suerte, el banco de EE.UU. (C) posee cuentas en USD de tu banco (A) y también del banco del comerciante (B). Entonces el banco C transfiere tu dinero, menos una comisión, de la cuenta del banco A a la cuenta del banco B (localmente).

Una vez realizada la transacción, el banco C informa el hecho tanto al banco B como al banco A. Esto puede complicarse aún más si el banco A y el banco B trabajan con diferentes bancos estadounidenses (digamos banco C y banco D) para manejar sus cuentas en USD.

Este proceso tan complicado es, sin embargo, totalmente autónomo e instantáneo para el banco C. Aún así, el banco C cobra, por transferir dinero internamente de una cuenta a otra, una tarifa que va desde los USD 25 a los USD 100.

Puedes ver que utilizar el sistema de transferencias bancarias internacionales es una de las formas más complicadas, ineficientes y costosas de enviar dinero. De Bitcoin cabe decir todo lo contrario.

Bitcoin es, indudablemente, la manera más eficiente de enviar dinero desde el punto A al punto B sin necesidad de que un tercero (banco C en nuestro ejemplo) participe del intercambio. Si quieres comprarle algo a un comerciante en el extranjero, lo único que necesitas es su dirección Bitcoin. El monto a pagar será enviado instantánea y directamente al comerciante a través de una red súper-segura.

Por otra parte, al utilizar el sistema tradicional de transferencias bancarias corres el riesgo de ser monitoreado por el gobierno, y de que este interfiera en la operación sin tu conocimiento ni tu expreso consentimiento. Si, como en el ejemplo anterior, realizas una transacción internacional desde Europa a Taiwán en USD, el gobierno de EE.UU. puede vigilar el movimiento de fondos, demorarlo, bloquearlo, rastrear el origen del dinero, recopilar datos relativos a las partes involucradas – aún si jamás han pisado suelo estadounidense – , etc. Con Bitcoin, nada de esto sucede.

Ver texto original, en inglés, en el blog de la Bitcoin Foundation

Ver también La buena moneda en la era de Internet

, , , , , , , , ,