Pages

Descentralización: la última fiebre marxista

DescentralizaciónHay quien habla de Bitcoin como la semilla de un sistema descentralizado de democracia directa – como si las “mayorías” no fueran centros – de contratos “inteligentes”, servicios y demás basura espacial orbitando la centralidad de mi computadora. La criptomoneda es para ellos sólo el comienzo del camino hacia la utopía de robots marxistas de Peter Joseph y Jaques Fresco: el ‘proyecto Venus’ – ¡las mujeres como siempre inspirando a los ejércitos emprendedores!

¿Cuáles son los argumentos contra esta visión infantilista, por la cual debemos subordinar nuestras decisiones económicas a un sistema automático de administración de recursos terráqueos?

Uno es que, claramente, el sistema estará construído y mantenido por seres humanos, con capacidad de modificarlo, alterarlo o crear otro nuevo que compita con él. De la misma manera que ellos creen que algo como Ethereum puede reemplazar a Bitcoin “porque es más útil”, cualquier otro esfuerzo de empollones podría destruir o alterar el delicado balance en que hayan puesto a su “madre tierra”.

En fin, como si al planeta le importara…

Otro argumento tiene su efecto visible en el colapso de los experimentos comunistas del siglo veinte. El cálculo del valor de las cosas está centrado en el individuo, y por tanto cualquier desplazamiento de este hacia centros abstractos a modo de “anticentros” – que no son sino que otros individuos muy cabroncetes – va a terminar en desastre. Si una moneda fuerte saliera de algo como Ethereum, ¿también iban a descentralizar su precio? ¿Entregarían el control del valor de las cosas a un algoritmo-nube con tal de que los individuos no puedan ser tan egoístas como para querer centralizar sus propias decisiones económicas?

marxismo

Esta gente no sabe lo que es la descentralización, ni su utilidad real, no porque no entiendan de informática; sino porque no saben, ni quieren saber, lo que es la anarquía. Huyen de cualquier cosa que parezca un centro como huyen de su propio centro – su razón –  como perro de Pávlov. Bastante organización centralizada se da ya en la naturaleza, donde no existen fuerzas coercitivas ni gobiernos: la autoridad real del líder de una manada de lobos, la prioridad de una hormiga reina, el sistema nervioso central… Centralizadas o descentralizadas, en la naturaleza poco importa qué tipo de estructuras se imponen, porque sus leyes garantizan la eficiencia y la autosostenibilidad. Así, lo que estos programadores compulsivos y sus seguidores quieren hacer es – lo adivinaste: crear un nuevo tipo de centralización irreal, forzoso y antinatural como aquel en que se basan los gobiernos.

Mientras el mundo desarrollado ya se va desembarazando de la idea de que la iniciación de la fuerza y el amenazar a los niños pueda ser algo remotamente justo, las ilusiones de poder parental se van transfiriendo a dominios cada vez más fantasiosos – como hacen los amigos de “Anonymous”, del “Zeitgeist Movement”, del “Occupy Wall Street”

Como quienes se identifican ideológicamente con el anonimato, la desconfianza que muestran los descentralizadores no es otra que la desconfianza en sí mismos: su falta de integridad ética. De ahí que hablen de descentralizar los contenidos hasta de Youtube, aduciendo motivos como posible abuso de poder, ¡al tiempo que creen en la bondad de monopolios violentos como los gobiernos! La misma incoherencia descarada muestran por el lado de las ganancias: está bien para ellos especular en [insertar_arbitrariedad_cultural]coins, pero no está bien que Google venda información. Y por el lado de la privacidad: Facebook debe siempre respetar la privacidad de los usuarios – incluso aunque ellos mismos hayan vendido sus datos personales en el contrato – pero los usuarios no tienen nunca que respetar la privacidad de Facebook para hacer lo que quiera con la información que legítimamente le pertenece. No, Facebook “tiene” que hacernos saber exactamente lo que hizo con la foto de mis flirteos – que son unos flirteos tan “especiales” – pero no nos preocupemos porque pronto tendremos todo eso bien encriptado y descentralizado (!)

robot-Marx

¿Exactamente qué es lo que van a descentralizarme? ¿Las calabazas, los tomates, el vino tinto? ¿Van a hacerme unas copias de las alpargatas y distribuirlas por ahí para mejor conveniencia y resistencia al abuso de los centros de almacenaje capitalista? ¿Van a sustituir las panaderías por impresoras de panes, o las charcuterías por impresoras de chorizos?

¿Qué significa realmente “descentralizar”? ¿Acaso tiene algún sentido fuera de la virtualidad de los bienes informáticos?… Espera, sí, que tiene un sentido: quiere decir que así somos “todos iguales” y nadie podrá nunca dominar a nadie y…

¿Y nunca hemos oído esto antes? ¿DE VERAS NUNCA HEMOS OÍDO ESTO ANTES?

 

Imagen por José Hermenegildo Alvarez Martínez

, ,