Pages

Cómo invertir dentro de un sistema comunista

Fuente: Liberty.me – Por Jeff Berwick  Traducido al español por majamalu

Además de lo que es una acción o un bono, y lo que son los dividendos o los rendimientos, lo más importante que debe contener un programa de estudios en el mundo actual, si pretende enseñar qué es lo que hace mover los mercados, es una “Introducción a la interpretación de los discursos de la Fed”. De hecho, la introducción sería tan solo el principio de una larga carrera que incluiría maestrías y doctorados.

YELLEN

Janet Yellen – Presidenta de la Fed

En este mundo loco de planificación centralizada en el que la mayoría de nosotros vivimos, lo más importante –y a veces lo único importante– es saber cómo interpretar lo que una vieja chiflada dice sobre los mercados.

Ella tiene un montón de pronósticos acerca de tal o cual sector, que “parece sobrevalorado”, o aquel otro que “parece estar en declive” –todo basado, por supuesto, en sus cero años de experiencia en inversiones o dirección empresarial–.

Pero lo más importante, con mucho, es ver si le quita o añade una palabra a su discurso guionado. ¡Todo el mundo financiero gira en torno esto!

La semana pasada, todos los grandes y pequeños inversores del mundo corrieron a sus televisores o sitios de streaming para ver lo que diría este extraordinario ser humano.

El rumor era que si la vieja delirante mantenía la palabra “paciencia” en el discurso durante la lectura de su teleprompter, ¡el mercado de valores subiría! En cambio, si su balbuceo no incluía la palabra “paciencia”, ¡a vender todo!

Yellen2Pero ella fue sagaz –como buena discípula del gran maestro Alan Greenspan–, y si bien quitó la palabra “paciencia”, luego cambió otras palabras para hacer que suene como que no iba a subir las tasas en el corto plazo. ¡Pandemónium! El mercado de valores se disparó, el dólar cayó bruscamente y los “expertos” en todo el mundo dedicaron miles de páginas a la interpretación de cada palabra del gran discurso, como si se tratara de uno de los rollos del mar muerto, intentando averiguar exactamente lo que la Fed iba a hacer.

Así funciona, por supuesto, el libre mercado y el capitalismo (alerta de sarcasmo): todo lo que hay que hacer es escuchar a un marxista soltando vagas insinuaciones acerca de si ha decidido continuar o no con la falsificación de dinero y la manipulación de las tasas de interés.

Hace años dije que la Reserva Federal jamás volvería a subir significativamente las tasas de interés. ¿La razón? El gobierno federal de Estados Unidos apenas acaba de abrirse paso a través de una deuda de US$ 18 billones (si, 18 millones de millones de dólares; y esto sin mencionar los pasivos no financiados que alcanzan ahora los US$ 100 billones). Así pues, si a las tasas de interés se les permitiera subir a su nivel de mercado, con toda la deuda y la mala asignación del capital que hay, alcanzarían como mínimo el 10%. Un 10% significaría US$ 1,8 billones solo destinados al pago de intereses de la deuda del gobierno federal, que viene a ser casi todo el ingreso basado en impuestos (léase robo) del gobierno de los Estados Unidos.

YesWeCan_StalinDurante los años 70 y 80 yo solía preguntarme cómo sería crecer en un país comunista como la URSS (en oposición a un país socialista como Canadá). Me preguntaba qué clase de disparates ocurrírían cuando se centraliza toda una economía. Bueno, ¡ahora lo sé!

Poco a poco, sin embargo, la gente está despertando. Pero todo indica que los estadounidenses serán los últimos en despertar, gracias al perfeccionamiento de sus campos de adoctrinamiento gubarnamentales (escuelas públicas), sus clases de economía casi exclusivamente basadas en el marxismo (keynesianismo) y su sistema de propaganda (medios masivos de comunicación) que habría sido la envidia del mismísimo Goebbels.

Nos estamos acercando al final del estatismo / colectivismo / centralización / comunismo en Occidente.

Llegará el día en que la economía del mundo entero no tenga que colgar de la palabra de un burócrata al estilo soviético; entonces tendremos un nivel de paz y prosperidad como nunca se ha conocido.

Pero antes habrá un período de transición muy feo, durante el cual la humanidad luchará por liberarse de sus cadenas.

amerikaNuestro consejo, como siempre, es que te desconectes tanto como te sea posible del sistema financiero y monetario occidental; que adquieras activos duros como metales preciosos y bienes raíces en países que puedan sobrevivir en buena forma al fin del sistema monetario tal como lo conocemos. Y que empieces a adentrarte en Bitcoin, la próxima ola del nuevo sistema monetario.

También sugerimos huir de Estados Unidos y Europa Occidental. Esta transición será más complicada en esos lugares.

El fascismo y el comunismo siempre terminan en lágrimas, y esta vez no será diferente en los EE.UU. y Europa en los próximos meses y años.

Leer texto original, en inglés

, ,