Pages

CEO de ZipZap: “Visto desde Argentina, Bitcoin luce estable”

Fuente: CoinDesk

ZipZAp es una compañía que se dedica a la venta de bitcoins a cambio de dinero en efectivo. Recientemente inició sus actividades en un país de gran importancia como es Brasil, siendo este el sexto país donde opera hasta el momento.

Con el objetivo de posicionarse en el mercado y promocionar su servicio, Zip Zap decidió llevar a cabo por sí misma el Know Your Costumer (identificación de clientes de acuerdo a las exigencias de las autoridades) y permitir a estos comprar bitcoins directamente, sin intermediarios.

Alan Safahi - CEO de ZipZap

Alan Safahi – CEO de ZipZap

Alan Safahi, CEO de la compañía, explica que los sitios de intercambio no suelen estar particularmente interesados en la búsqueda de nuevos mercados.

“Hablamos con varios exchanges y la gran mayoría de ellos no estaban interesados en América latina” aseguró. “Todos insisten con Europa y Asia”.

“Nosotros pondremos en marcha un plan agresivo para educar y conseguir nuevos clientes. Pensamos en Brasil como un mercado interesante ya que es un centro neurálgico en América Latina”.

Safahi ve un gran potencial en todo el continente latinoamericano.

“Es exactamente como sucede en Kenya y otros lugares donde no tienen teléfonos fijos pero sí tienen móviles. Les resultó más fácil saltar directamente a esta tecnología. Precisamente eso es lo que creo que sucederá en América Latina en relación a los servicios financieros”.

¿Qué volatilidad?

No tiene sentido advertir sobre los riesgos de la volatilidad del bitcoin a los latinoamericanos, quienes están acostumbrados a tolerar un alto grado de inestabilidad monetaria en casi toda la región.

“Vemos una gran demanda reprimida de bitcoins en la Argentina” dijo Safahi. “Hace tan solo unos meses estuve allí y la gente en las calles se te acerca e intenta cambiar tus dólares por bitcoins. Dicen ‘cambio, cambio’; ellos saben como hacer la conversión de divisas a bitcoins”. “Allí los taxistas saben lo que es Bitcoin” añadió. “Nunca estuve en un país donde la gente esté tan informada sobre los servicios financieros como lo está en la Argentina”.

Hay algunos países, como Venezuela y Nicaragua, que con una economía cerrada y controles financieros muy estrictos desalientan el comercio real y complican los pequeños emprendimientos.

“Esos son los mercados en los que la volatilidad del bitcoin no es vista como un gran problema”, dijo Safahi. “En la conferencia de Texas, la gente no dejaba de preguntarme, ‘¿qué podemos hacer con el problema de la volatilidad del bitcoin?’ y yo respondía, ‘lo que tienen que hacer es acercar a Bitcoin a los mercados donde su volatilidad no esté mal vista’”.

Envío de remesas y micropagos

Safahi le da mayor importancia a la utilización de Bitcoin para los envíos de remesas y micropagos que al comercio por Internet (e-commerce).

“Mientras todos se interesan por el e-commerce y se entusiasman – por ejemplo – con Overstock.com, nosotros estamos armando canales que podrían liberar a la gente de Moneygram y Western Union”.

zipzap

En el mundo se envían anualmente remesas por US$ 540.000 millones de dólares, de los cuales US$ 70.000 millones quedan en el camino en concepto de gastos de envío. Si pudiéramos deshacernos de esos gastos y hacer todo directamente a través de Bitcoin… habría US$ 70.000 millones de dólares más en manos de las personas que más los necesitan”, explicó Safahi.

También está el e-commerce a una escala pequeña pero internacional. Bitcoin lubrica este tipo de comercio facilitando el envío de pequeñas sumas de dinero a cualquier parte del mundo, casi sin costo. Esto puede beneficiar enormemente a cualquiera que, viviendo en un país subdesarrollado, tenga algo para vender, ya sea productos manufacturados, trabajos creativos o cualquier servicio que pueda ofrecerse por Internet. Para muchos, esta posibilidad puede significar la salida de la pobreza.

Con el fin de atender a esos mercados, “está entre los planes de ZipZap ofrecer también conversión de bitcoins a divisa local en más de 90 países”, aseguró Safahi.

Leer artículo original, en inglés

, , , ,