Pages

Bitcoin podría impulsar la verdadera neutralidad de la red

Fuente: WIREDTraducido al español por majamalu

La reciente victoria de la “neutralidad de la red” en la FCC (Comisión Federal de Comunicaciones) no es una bala de plata. Cabe esperar costosas impugnaciones judiciales, enormes dificultades a la hora de aplicar las normas, y todos los riesgos que implica encomendar a una gran burocracia gubernamental la gestión de un problema tecnológico. La verdadera solución pasa por la competencia, y es ahí donde Bitcoin podría ayudar.

net-neutrality

Como Marc Andreessen dijo recientemente a The Washington Post, “La respuesta definitiva al problema sería tener tres, cuatro o cinco proveedores de banda ancha por cada hogar”. En un mundo así, explicó Andreessen, “la neutralidad de la red pasa a ser una cuestión menor, porque si tienes competencia, cuando uno de tus proveedores te falla simplemente cambias de proveedor”.

Pero, ¿cómo lograr más competencia entre quienes proveen conexión a los hogares?

“Imagínate un mundo en el que hay cinco posibles proveedores de banda ancha por cada hogar: empresas de telecomunicaciones, de cable, Google Fiber, operadores móviles, y espectro sin licencia”, dijo Andressen.

Esto último –el uso del espectro sin licencia– ha sido un hueso duro de roer. Lo cual es en realidad bastante extraño, ya que estamos inundados de conectividad a Internet a través de bandas de espectro sin licencia. Me refiero a los routers Wi-Fi que hay en las casas, apartamentos, cafeterías y oficinas de todo el país, que nos rodean en todo momento. El problema, por supuesto, es que las rampas de acceso a todas estas redes están bloqueadas.

Alguien que paga por banda en su propia casa no quiere que su vecino hambriento de torrents le estropee una noche confortable con Netflix y una copa de vino, especialmente si no hay manera de hacer que los costes se compartan. Y un vecino que utiliza el Wi-Fi del dueño de casa, sea o no un gorrón, no quiere que otros vean lo que está leyendo o viendo. Por lo tanto, el servicio de ancho de banda al consumidor permanece en gran medida no utilizado.

Pero los micropagos y el cifrado podrían proporcionar una salida; una salida que hasta hace poco estaba clausurada, porque los micropagos eficientes no eran posibles antes de la invención de Bitcoin.

mesh-red-mallaHay tres pasos necesarios para habilitar esta infraestructura de servicio al consumidor a partir del espectro sin licencia: en primer lugar, cifrar el tráfico de la red para que compartir la conexión no signifique ver las actividades del vecino. En segundo lugar, cobrar a quienes envian tráfico a través de un dispositivo que acepta micropagos. En tercer lugar, programa estos routers abiertos para que busquen la conexión más rápida a Internet, no sólo a través de sus propias conexiones, sino también a través de las de sus pares más cercanos. El conjunto de todos estos dispositivos así conectados nos da una red en malla.

En esta infraestructura compartida, las personas se ven incentivadas por los micropagos a mantener e incluso mejorar sus vínculos en la red en malla. Y el software puede direccionar el tráfico inteligentemente a través de nodos intermedios que ofrecen la mejor conexión posible para lo que el usuario está dispuesto a pagar.

Quienes participan en la red mallada con buenas conexiones a destinos de Internet deseables ganarán más en micropagos, ya que sus pares buscarán conectarse a través de sus routers. Estos participantes que tienen las mejores conexiones pueden luego utilizar parte de ese ingreso para pagar planes que les permitan manejar volúmenes de datos más grandes o acceso aún más rápido.

Digamos, por ejemplo, que eres el dueño del apartamento del barrio que tiene una conexión súper rápida con los servidores de Netflix. Tal vez tienes una suscripción premium de una compañía de telecomunicaciones que no ha limitado el tráfico de Netflix, o aún mejor, tal vez has negociado una conexión de fibra mayorista con una red de nivel 1 para tu negocio. Al ser la conexión más rápida a un servidor deseado, ganarás más en micropagos provenientes de tus vecinos.

bitcoin-mesh-red-malla

El dinero que ganas es tu ingreso por ser una parte valiosa de la malla. Eres libre de embolsarte algunos bitcoins y usar otros para pagar por la conexión a la internet amplia, o para invertir en una conexión más rápida y mejor hardware de enrutamiento. Eventualmente, si estás tratando con un proveedor mayorista o una empresa de telecomunicaciones particularmente visionaria, el pago de tu enlace podría también ser medido y denominado en bitcoins, y el tráfico que viaja a través de ti desde la red en malla podría pagar directamente a tu proveedor a través de un módem inteligente que acepte Bitcoin.

Este esquema es mucho mejor que tener a un grupo de vecinos compartiendo Wi-Fi. Una red en malla podría servir a cientos o incluso miles de personas en un área determinada. Tomada en su conjunto, la red en malla reduce la granularidad en las conexiones: es un barrio entero que busca eficientemente conexiones, no un montón de clientes individuales. Esto significa que un proveedor de infraestructura externa sólo tiene que traer una tubería a la plaza del pueblo, en lugar de a cada una de las casas. Sin la costosa necesidad de duplicar los esfuerzos de otro proveedor para llegar a cada hogar, podemos esperar más competidores ofreciendo conexiones a cualquier red en malla.

La compañías de telecomunicaciones podrían quejarse de este esquema potencialmente disruptivo, que las obligaría a cambiar su modelo de ingresos basado en servicios de entretenimiento para el consumidor final por uno de utilidades con márgenes mucho más estrechos, basado en el suministro de conexión a todo un barrio. En caso de que esas compañías se nieguen a conectarse con redes en malla, los proveedores de Internet por mayor, anteriormente sólo disponibles para grandes clientes empresariales, con todo gusto pueden llenar el vacío. Que comprar a granel suele convenir no es menos cierto en el mercado de datos, y las redes en malla combinadas con los micropagos pueden llevar esos beneficios propios de una mayor escala a cada usuario.

Bitcoin y los bajos costos de transacción que los micropagos automatizados pueden proporcionar son las claves para la construcción de mejores mercados, y son estos mercados en última instancia los que van a desbloquear la neutralidad de la red.

Leer texto original, en inglés

, ,