Pages

Bitcoin no sabe de muros financieros

Berlin-muros

Image by Jean Christophe Prunet

¿Por qué, a pesar de todas sus ventajas, hay quienes se oponen a Bitcoin? La respuesta es muy sencilla: Bitcoin no reconoce barreras artificiales ni privilegios injustos, y no hay nada más lucrativo para las clases parasitarias que las barreras artificiales al comercio y los privilegios defendidos con el monopolio de la violencia.

Sin estos impedimentos, la riqueza fluiría directamente hacia la población productiva – esté donde esté – , como explica este usuario de reddit.

El mundo de hoy está estructurado como una sociedad feudal, en la cual los ricos han construido muros para protegerse de la competencia de los pobres. Estos muros son tanto físicos (a los pobres no se les permite viajar a los países ricos a trabajar libremente) como abstractos (control de divisas, manipulación monetaria, derechos de importación, impuestos, regulaciones, coerción sindical).

La brecha entre ricos y pobres nunca ha sido mayor. Si estudias los distintos aspectos de la sociedad feudal en la Edad Media, encontrarás el mismo tipo de estructuras que hoy están en juego:

• En aquel entonces, los ricos vivían en el interior de castillos bien amurallados; hoy en día viven detrás de muros virtuales que sólo puedes cruzar con pasaporte. Si tu pasaporte tiene el color equivocado, te quedas afuera.

• En aquel entonces, los ricos controlaban los gremios, y así decidían quién podía dedicarse a cada tipo de trabajo, dejando afuera a los trabajadores no agremiados. Hoy tenemos a los sindicatos bendecidos por el Estado, que deciden quién puede y quién no puede trabajar, por cuánto dinero y bajo qué reglas.

• En aquel entonces, los ciudadanos tenían que pagar a los ricos para alquilar tierras donde vivir – la gente nacía endeudada y permanecía endeudada de por vida, dejando una herencia de deuda a sus hijos. Hoy nacemos ya cargando con el costo de las pensiones que han disfrutado generaciones previas, y tenemos que trabajar como esclavos – remando contra los impuestos y la inflación – para pagar esa deuda que se nos ha imputado.

Este sistema es antihumano, y como tal es insostenible.

Bitcoin va a tirar abajo muchos de los muros financieros que protegen a los ricos, y les dará poder a los pobres. Ahora mismo hay varias personas trabajando para mí a cambio de bitcoins desde distintos países en desarrollo. Puedo ignorar todas y cada una de las regulaciones arbitrarias, las imposiciones de los sindicatos, los impuestos al comercio, las leyes de salario mínimo, etc. El libre comercio, en su forma más pura, se hace realidad cuando una persona puede involucrarse en relaciones completamente voluntarias y mutuamente beneficiosas con cualquier otra persona. No se tú, pero yo huelo a victoria para la humanidad.

Aquí no se trata de regalar nada, sino de nivelar el campo de juego para que sea nuevamente la competencia la que decida a quién y cuánto se le paga, y no de qué lado del muro ha nacido.

Leer texto original, completo, en inglés