Pages

Bitcoin, erguido frente a todo


Fuente:
Free Market Cafe

Por Joel Bowman


A los inversores no les queda más remedio que asistir, impotentes, al espectáculo que un comentarista describió como el “torbellino de la muerte” de Mt.Gox.

Y, sin embargo, todo este acontecimiento tiene a no pocos entusiastas de Bitcoin más optimistas que nunca. ¿Cómo puede ser? ¿Cómo puede la desaparición de Mt.Gox resultar en un beneficio neto para el experimento Bitcoin?

Gox no recibió ningún tratamiento especial. No le fueron concedidos generosos subsidios, ni le fue otorgado un solo Satoshi en fondos de rescate, y tampoco fue apuntalado gracias a sus conexiones con quienes pueden hacerlo “en interés de todos”. Por lo tanto, la pésima gestión de Gox fue traída a la luz del día, donde otras empresas pueden aprender de sus errores y actuar en consecuencia. De esta manera, toda la red se sometió – y se somete a diario – a la prueba de estrés más relevante de todas: la prueba del mercado.

Dejados en paz, los mercados son sistemas antifrágiles: se hacen más fuertes cuando se someten a factores de estrés, y se adaptan creativamente en respuesta a las presiones, volviéndose entidades cada vez más dinámicas y robustas.

Las llamadas “fallas del mercado” son en realidad funciones muy sanas del propio mercado. Cada “fracaso” es, en realidad, una lección muy valiosa. En cierto modo, los fracasos son como faros, que guían a otros negocios lejos de las peligrosas rocas de la ineficiencia y la mala gestión y hacia la rentabilidad y el progreso. Cuando el Estado interviene para “salvarnos” de las “fallas del mercado”, lo que realmente está haciendo es apagar las luces y dejar a las empresas a la deriva, preguntándose cuál será la dirección correcta a tomar.

Mt.Gox no es “demasiado grande para caer”, como no lo es ninguno de los organismos que habitan el ecosistema Bitcoin. Y debido a ello el experimento es tanto más resiliente.

Bienvenidos al Mercado Libre.

Leer texto completo, en inglés

, ,