Pages

Ataque especulativo – cómo triunfa el buen dinero

joker-burning-moneyPor Pierre Rochard

Fuente: Satoshi Nakamoto Institute

Los detractores1 de Bitcoin siempre se frotan las manos con la idea de que Bitcoin no podrá llegar a hacerse popular. Se regocijan en la preocupación de que Bitcoin no cruzará el abismo de la innovación porque:

  • Es demasiado complicado.
  • No tiene la estructura directiva correcta2.
  • Es demasiado difícil acertar con el tema de la seguridad.
  • Los sistemas de pago con dinero fiat existentes y por venir son, o serán, superiores.
  • Es demasiado volátil.
  • El gobierno lo prohibirá.
  • No escalará.

La respuesta de la comunidad Bitcoin suele ser discutir sobre esos puntos3 hasta el cansancio, o bien encontrar su propio Jonás4 interno:

  • No es Bitcoin como moneda lo que me importa, sino Bitcoin como tecnología.
  • Sería mejor si bancos y gobiernos usaran la tecnología de la cadena de bloques.
  • Bitcoin debería continuar siendo una tecnología de nicho para los bit-curiosos; es sólo un experimento.
  • El dinero fiduciario y Bitcoin coexistirán, vivirán felices y comerán perdices.
  • Bitcoin es el Myspace de las monedas virtuales.

Cada uno de estos sofismas se merece su propio artículo, aunque sea para analizar el arquetipo psico-social del papagayo en cuestión.

Algunas de las críticas mencionadas son correctas, si bien auténticos non sequitur. Bitcoin no será adoptado alegremente por las masas, sino forzosamente. Forzoso entendido como “obligado por la realidad económica”. La gente será forzada a pagar en bitcoins, no por “la tecnología”, sino porque nadie aceptará su devaluado dinero estatal como medio de pago. Al contrario de lo que popularmente se cree, el buen dinero desaloja al mal dinero. Este “desalojamiento” ha comenzado como un pequeño “sangrado” de dinero fiduciario, que rápidamente empeorará y pasará a hemorragia de clase IV debido a los ataques especulativos sobre las monedas más débiles. El resultado final será la hiperbitcoinización, o sea: “tu dinero ya no vale aquí”.

BitCoin_Logo_With_US_Dollar

La ley de Thier: el buen dinero desaloja al mal dinero

“Históricamente han sido buenas monedas las que han desalojado a las monedas malas y débiles. Durante milenios, las monedas fuertes han dominado y expulsado a las débiles en todo el mundo. El ‘daric’ persa, el ‘tetradracma’ griego, el ‘stater’ macedonio y el denario romano no se conviertieron en monedas dominantes en el pasado porque fuesen “malas” o “débiles”. Los florines, ducados y cequís de las ciudades-estado italianas no se conviertieron en “dólares de la edad media” porque fuesen malos; eran unas de las mejores monedas jamás acuñadas. La libra esterlina en el siglo XIX y el dólar en el siglo XX no se convirtieron en el dinero dominante de su tiempo porque fuesen débiles. Consistencia, estabilidad y alta calidad han sido siempre los atributos de las grandes monedas que han ganado la competencia para su uso como dinero internacional.” –  Robert Mundell, “Uses and Abuses of Gresham’s Law in the History of Money”

Bitcoin no es sólo buen dinero; es el mejor dinero5. La red Bitcoin tiene la mejor política monetaria6 y la mejor marca7. Deberíamos entonces esperar que los bitcoins desalojen a las monedas malas y débiles8. ¿Según qué proceso Bitcoin se convertirá en el dinero dominante? ¿Qué monedas fiduciarias serán las primeras en desaparecer? Estas son las preguntas interesantes del momento, puesto que las premisas subyacentes a estas preguntas ya son verdades establecidas9.

Sangrado fiat

La tendencia actual de Bitcoin es la de incrementar su valor en una línea de tendencia exponencial con cada ola de nuevos usuarios. Hay dos factores que motivan esto:

  1. Reducción en asimetría de información – la gente está aprendiendo sobre Bitcoin y se están dando cuenta de que es realmente el mejor dinero. Posibles motivos que se superponen a esto: trastorno de atención deficiente e hiperactividad, TADH (fetichismo compulsivo por las novedades en nuestra cultura consumista de posguerra y/o procesos biológicos innatos); miedo a “perder el tren” (ver Regret Theory y los ingroups), en otras palabras, la avaricia y búsqueda de estatus; trastorno post-internet, o sea, el interés por la “ruptura”, “la nueva gran cosa”, “el internet del dinero”.
  2. Liquidez creciente – comprar bitcoins es hoy más conveniente y libre de comisiones de lo que era hace un año. Uno puede razonablmente predecir que este también será el caso dentro de un año. ¿Por qué? Porque vender bitcoins es un negocio rentable y competitivo. ¿Por qué? Porque la gente quiere bitcoins (ver punto de arriba).

Debido a la psicología de grupo, estos recién llegados se aproximan en olas. Las olas tienen un efecto desestabilizador en el tipo de cambio: los especuladores no están seguros de la amplitud y longitud de la última onda de adopción, y los amateurs se dejan abrumar por su propia excitación y, posteriormente, por el miedo. A pesar de eso, toda vez que la ola se retira – sacudiendo a las “manos débiles” – el precio resulta varias veces superior al de antes de la ola. Este lento “sangrado” es el modelo de adopción ahora mismo, y los comentaristas generalmente asumen una de las siguientes ideas:

  1. El sangrado lento nunca sucedió; es una ficción basada en datos erróneos.
  2. El sangrado lento se ha detenido; los motivos antes mencionados sólo afectan a esos ridículos libertarios y a adolescentes enfadados.
  3. El proceso irá frenándose, pues ahora los super entendidos de la tecnología se están subiendo al tren.

Mi predicción es que el sangrado lento ha estado acelerándose, y que este es sólo el primer paso. El segundo paso serán los ataques especulativos que usan bitcoins como plataforma. El tercer y útlimo paso será la hiperbitcoinización. (…)

Leer segunda parte

1
¡En serio! Hay gente en internet que pasa un tiempo nada despreciable escribiendo sobre una moneda que creen que va a fallar, y que sin embargo continúa sobrepasando todas las expectativas. Su alegría malsana me da alegría malsana. Concedido, a algunos de ellos les pagan para escribir cebos de clics controversiales y/o trolling disfrazado de “preocupación” – ambas actividades que respeto y entiendo.

2
Esto es dicho generalmente por la gente de “fuera” que fantasea sobre estar “dentro” mediante la política o el pedigrí, en lugar de procesos económico-meritorios. Demográficamente, seguramente están en el mismo grupo que los seguidores de “El Secreto”. Económicamente, son malversadores de fondos.

3
Bitcoin ha entrado en su Septiembre Eterno, donde cada persona nueva en el tema cree tener una comprensión única que todo el mundo debería escuchar. Hay un flujo interminable de novatos que están “preocupados” por tal y cual problema con Bitcoin. La comunidad Bitcoin, por su parte, le hace un flaco favor a estos recién llegados al tomarles en serio y no decirles simplemente: “lean más”.

4
El opuesto del Jesús de Bitcoin, el Jonás de Bitcoin es un perdedor, un autosaboteador y tímido “hombre” en una misión permanente cuyo objetivo es confirmar la debilidad de Bitcoin.

5
Bitcoin es la mejor unidad de cuenta, por Daniel Krawisz.

6
The Bitcoin Central Bank’s Perfect Monetary Policy, by Pierre Rochard.

7
Bitcoin Has No Image Problem, by Daniel Krawisz.

8
Hyperbitcoinización, por Daniel Krawisz.

9
Si no estás de acuerdo, o no has estado aprendiendo, o no has estado participando en el debate, vuelve a la primera casilla.

, , ,