Pages

¿Qué hacer ante el derrumbe del Euro?

Nuevamente, el periodismo financiero “mainstream” contempla como una alternativa concreta la inversión en bitcoins. En un contexto casi ideal para la adopción de esta revolucionaria moneda, es interesante ver la lenta pero sostenida incorporación de este nuevo concepto en círculos cada vez más amplios.

Esta vez, OroyFinanzas.com nos plantea una pregunta que muchos ya se están haciendo: ¿Qué hacer ante el derrumbe del Euro? Es decir, qué hacer para cubrirse cuando una “moneda” diseñada para fracasar (como todo instrumento basado en la coacción) encuentra finalmente su destino…

Madrid, 7 Diciembre 2011 (OroyFinanzas /F.M.S) – Existe una importante posibilidad de que veamos la mayor reforma monetaria de los últimos 10 años en breve. No quiero perder el tiempo con la discusión sobre lo probable o improbable del hundimiento del Euro, ni discutiendo sobre las causas de su fragilidad que cualquiera que entienda nuestro sistema de dinero fiat conocerá.

Tampoco me entretendré intentando dilucidar si el euro estallará en una hiperinflación o se resquebrajará en una deflación entre quiebras bancarias y de los estados. Lo importante es que puede pasar y cualquier persona sensata debería tener un plan de emergencia. El cinturón de seguridad hay que ponérselo antes del accidente.

Así que vamos a lo concreto. Una caída del Euro (o del dólar) seguramente seguiría una serie de pasos que simplificaremos en:

1. Incertidumbre  2. Corralito  3. Reforma  4. Nuevo sistema.

Evidentemente si tuviésemos información perfecta sobre el resultado final, apostaríamos desde el principio por el neo-Deutsche Mark o el oro o los DEG y nos dejaríamos de tonterías, pero por desgracia el mundo no funciona así. En cada etapa habrá que tomar medidas distintas.

1. Incertidumbre
En esta etapa, ya comenzada la crisis, se vislumbra que puede cambiar el sistema, pero sin certeza. Lo lógico es hacerse un seguro. El oro, y la plata son los mejores seguros contra las crisis monetarias desde hace miles de años.

2. Corralito
Mientras negocian las reformas, los gobernantes bloquean las cuentas de los ciudadanos. Puede hacerse con distintas excusas y en distinto grado: desde un “bank holiday” total como el de Roosevelt en 1933, pasando por el Corralito Argentino de 2001 hasta un “corralito light” en el que se prohíban ciertas transacciones o se limite el uso de efectivo. Lo mejor en esta etapa es contar con efectivo, billetes, y dinero fuera de la zona del corralito, y evidentemente fuera del sistema bancario. Un medio de pago alternativo o un sistema de trueque también es indispensable.

3. Reforma
Cambia la moneda o cambia el sistema. Hay muchos tipos: devaluaciones, nuevas monedas, cambio de denominación. En el caso del Euro podemos imaginar varias combinaciones según que países se mantengan dentro del sistema. Lo importante en esta etapa es tener el mínimo absoluto posible de efectivo y activos financieros denominados en la moneda que está a punto de desaparecer. Los activos tangibles, metales preciosos,  divisas extranjeras y las monedas alternativas son la mejor apuesta.

4. Nuevo Sistema
Tras la reforma habrá una nueva moneda, o la misma con ciertos cambios. Aquí lo que hagamos dependerá de si esperamos que el nuevo sistema sea estable o se derrumbe otra vez al poco tiempo. Incluso si es estable, puede que la nueva moneda sea inflacionaria o vaya a devaluarse.

He intentado ser breve. Hay libros enteros sobre este tema y lo mejor que puedes hacer es leer, aprender sobre lo que ha ocurrido en el pasado y pensar en la mejor forma de prepararte y protegerte por tu cuenta. Argentina en 2001, Zimbabwe en 2009, Alemania en 1923 y los EEUU en 1933 son ejemplos dignos de estudiarse a fondo.

Recomiendo también estudiarse tres iniciativas de moneda alternativa que pueden ayudar:  OpenCurrencyBitcoin y GoldMoney.

Fuente:  oroyfinanzas.com

Ya es hora de elegir algo que no haya sido diseñado para el fracaso…

 

, , , , , ,