Pages

Noticias que fortalecen a Bitcoin (LXXXIV)

Por noticias como estas Bitcoin va a seguir despertando cada vez más interés:

Bolívar venezolano pierde el 29% por ciento de su valor en 9 días

Con el tipo de cambio del bolívar venezolano acercándose rápidamente a los 300 Bs. por cada dólar estadounidense, la nación va camino hacia la hiperinflación. “La presión sobre el bolívar se ha incrementado con la caída del precio del petróleo, el aumento de la incertidumbre política y el temor a un default”, escribió el economista Steve Hanke, director del proyecto “Monedas en problemas” del Cato Institute.

Ucrania: la inflación alcanza el 272 %  anual

La inflación en Ucrania es oficialmente del 28,5 %, pero según el profesor de la Universidad Johns Hopkins Steve Hanke, en realidad ya ha alcanzado el 272 %, y se está acelerando. De hecho, la tasa de inflación mensual es de 64,5 %, lo que anualizado se traduciría en un 39.000 % –más que suficiente para entrar en la categoría de hiperinflación–.

Bancos centrales envilecen las monedas que usa más del 50% de la población mundial

Los datos económicos y las acciones de los bancos centrales insisten en contradecir las voces que proclaman el fin de la crisis financiera. Con rendimientos globales ya en mínimos históricos, 21 bancos centrales han recortado las tasas (o implementado políticas de flexibilización) en las últimas semanas –cubriendo entre todos más del 50% de la población mundial–. Los últimos en hacerlo fueron los gobiernos de Israel e India.

Grecia podría necesitar un tercer rescate

Valdis Dombrovskis, el vicepresidente de la Comisión Europea, dijo que Grecia podría necesitar un tercer acuerdo de rescate en junio, cuando expire su actual programa, porque los mercados no estarían dispuestos a conceder préstamos a su gobierno aún con una línea de crédito de la zona del euro.

Se acelera la inflación en Brasil

Al perder un 7 % frente al dólar en una semana, la moneda brasileña se debilitó más allá de la barrera psicológica de las 3 unidades por dólar, luego de que un plan de austeridad que presentó el Gobierno brasileño fuera rechazado en el Senado, en un revés político para la mandataria Dilma Rousseff. Datos oficiales mostraron que en febrero la inflación de Brasil alcanzó su máxima aceleración en casi 10 años.