Pages

Los peligros del dinero estatal

Por José Antonio González

peligros-dinero-estatalHace poco me encontré con un pequeño documento de la CONDUSEF (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros) que se refería a Bitcoin, lo cual me sorprendió un poco porque aquí en México la moneda digital aún no ha tenido tanta difusión como en Argentina o España. Además, el gobierno usualmente está atrasado con respecto a los avances y reformas mundiales en unos 20-30 años. ¿Será que Bitcoin puede afectar los intereses de la élite gobernante? En el documento hay tres comentarios que contienen afirmaciones curiosas:

1- “Bitcoin se creó en 2009 como una alternativa a las monedas y billetes que utilizamos cotidianamente (dinero fiduciario que cuenta con el respaldo, en el caso de México, del Banco de México”).

2- “El mayor riesgo de Bitcoin es la incertidumbre de su futuro, ya que depende de la fluctuación del número de usuarios activos y de comerciantes que lo acepten; además no se le reconoce como medio de cambio oficial ni como depósito de valor u otra forma de inversión”.

3- “La adquisición y uso de ésta [moneda] conlleva un alto riesgo de depreciación y, por ende, de pérdidas monetarias. Las operaciones realizadas con esta moneda son irrevocables y no existen formas de reclamación para los usuarios que sospechan que son o han sido víctimas de fraude”.

El primer comentario sugiere que el dinero fiduciario cuenta con el respaldo del Banco de México, lo cual le otorgaría una “ventaja” sobre Bitcoin. A lo largo de la historia, sin embargo, el respaldo del Banco de México no ha significado mucho. Esto se puede apreciar en la siguiente tabla de devaluaciones que ha sufrido el peso desde 1934:

 Lázaro Cárdenas del Río, de $3,50 a $6,48.
 Manuel Ávila Camacho, $4,85 A 6,68
 Miguel Alemán Valdés, de $6,88 a $8,65
 Adolfo Ruiz Cortines, de $8,65 a $12,50
 Miguel de la Madrid, de $12,50 a $2.289,58.
 Salinas de Gortari va de $2.289,58 a $3.410.
 En el gobierno de Ernesto Zedillo de $3.410 al a $9.360
 Vicente Fox, pasó de $9.360 a $10.880.
 Felipe Calderón Hinojosa, de $10.900 a $11.350.

Desde 1910 al día de hoy, el peso se ha devaluado cerca de 7.500%.

En cuanto al segundo punto que menciona el artículo de la CONDUSEF, es verdad que el futuro de Bitcoin es incierto, pero la perspectiva del peso no es mucho mejor, a juzgar por su desempeño en los últimos 100 años.

El tercer punto menciona, en su segunda parte, que las operaciones en bitcoins son irrevocables y no existe forma de reclamación si has sido víctima de fraude. Más allá de que esto no es cierto (el arbitraje acordado por las partes es común en el mundo Bitcoin), se desprende del documento que es mejor dejar en manos del gobierno el resguardo de los intereses de los consumidores. Veamos tres ejemplos bien conocidos (la lista completa sería interminable) que contradicen esta afirmación:

En la crisis de 2008, el gobierno de Estados Unidos aprobó un rescate de 700 mil millones de dólares de dinero público para los bancos, en vez de darle ese dinero a los deudores que se vieron afectados por el aumento de las tasas de interés.

Argentina, año 2001: mediante el programa “Corralito y Corralón” se estableció un límite a la cantidad de dinero que las personas podían retirar de sus cuentas, y luego se pesificaron los depósitos en dólares. Es decir, el gobierno dictaminó cuanto podía retirar la gente y en qué moneda, mientras el peso se devaluaba rápidamente.

Uno de los ejemplos más recientes se dió durante la crisis de Chipre en 2013, donde una mañana cualquiera todos los ciudadanos de Chipre despertaron con un impuesto sorpresivo sobre sus ahorros en el banco, del 6,75% sobre los depósitos de hasta 100,000 euros y del 9,9% sobre los depósitos por encima de ese umbral.

En conclusión, los argumentos que emplea la CONDUSEF para desacreditar a Bitcoin en realidad se aplican al dinero que, se supone, los gobiernos tienen la misión de proteger.

¿En quién confías más para cuidar tu dinero? ¿En personas con los mismos intereses que tú, que se verían afectadas si aprobaran medidas que comprometen al sistema… o en tu gobierno?

Para mí la decisión es fácil.

,