Pages

Google Wallet, un arma de doble filo

Como no se cansa de repetir Jon Matonis, si el dinero electrónico puede ser utilizado como un medio para identificarnos y escudriñarnos, pues estamos mejor sin dinero electrónico.

Google Wallet es un servicio de pagos móviles totalmente centralizado, atado al actual sistema bancario; es decir que se basa en dinero de curso forzoso. Y el dinero de curso forzoso, cuando es digital, es también dinero de curso rastreable.

Si bien Google Wallet se halla en las antípodas de Bitcoin, su adopción masiva podría sentar las bases para la amplia aceptación de nuevos medios de intercambio – tales como Bitcoin.

Así presentan en BitsCloud a este nuevo servicio de Google:

Google Wallet ya está disponible

19/SEP/11 06:09. AUTOR: BYRON MAYORGA

Ya habíamos hablado anteriormente de Google Wallet, el servicio de págos móviles que se anunció en mayo pasado. Google ha liberado este servicio que ya puede ser usado por quienes tengan un teléfono Nexus S 4G. Inicialmente podrá usarse en San Francisco y Nueva York.

La tecnología NFC, usada por Wallet, permite que el teléfono realice ciertas acciones cuando se acerca físicamente a un área determinada. En este caso las terminales lectoras del sistema PayPass de MasterCard.

Google Wallet utiliza la tarjeta de crédito Citi Mastercard. Para quienes no tienen esta tarjeta, pueden usar una alternativa que ofrece Google: la tarjeta Google Prepaid Card (tarjeta prepagada, no de crédito). En esta tarjeta se puede cargar valores desde cualquier otra tarjeta de crédito. Hay una promoción en donde te acreditan un bono de $10 a la tarjeta Google Prepaid Card si la solicitas antes de fin de año.

MasterCard PayPass es el servicio que funciona como pasarela de pagos. Al comprar en un establecimiento con PayPass debes acercar el teléfono con NFC al terminal lector. Si no has ingresado tu clave en varios días, el sistema te pedirá que la ingreses y luego acercas otra vez el teléfono al terminal.

Son pocos los establecimientos que ofrecen este servicio. Esto y la limitación en equipos disponibles hace que este lanzamiento sea bastante reducido. O, desde otro punto de vista, se trata del desarrollo incremental que se usa con frecuencia al lanzar productos y servicios “beta”.

Sin embargo, ya Google ha anunciado que irá agregando otros modelos de teléfonos a este servicio y que ya ha licenciado las especificaciones de Google Wallet a American Express, Visa y Discover, con lo que prácticamente alcanzaría el universo de tarjetas de crédito en el mundo.

Estamos ante el inicio de un nuevo servicio. Algo que transformará la manera en que realizamos transacciones comerciales: los pagos móviles. Aunque ya existen varias técnicas en prueba o en uso en ciertos segmentos, como pagos SMS, aplicaciones web móviles, incluso en nuestro país está en desarrollo el proyecto de “billetera móvil” del Banco Central. Pero ninguno ha logrado aún convertirse en un servicio masivo. Es por ello que una empresa tan importante en innovadora como Google atrae la atención con su proyecto.

Una de las razones que dificultan la adopción masiva de un sistema es que para completar el círculo del proceso de pagos móviles, deben intervenir muchas empresas: el establecimiento, la tarjeta de crédito, la pasarela de pagos, el banco, el fabricante del equipo móvil, etc.

, , , ,