Pages

El regreso del Profesor Palau



Por Eduardo Martínez Narváez


El pasado viernes 28 de febrero tuvimos la oportunidad de escuchar al Profesor de ESADE Jesús Palau Montañana en el programa radial “El Món”, transmitido por la emisora RAC 1 de la ciudad de Barcelona, hablando sobre el sistema Bitcoin.


No es la primera aparición pública del académico para abordar este tema. En octubre de 2013 nos sentimos obligados a dirigirle una réplica al artículo de su autoría publicado en el blog que ESADE mantiene en el diario español “El País” y donde expresaba datos inexactos y afirmaciones inciertas sobre el sistema Bitcoin. Pensábamos que con aquellas aclaraciones impulsaríamos al docente a ahondar en las características y peculiaridades de Bitcoin.

Pero desafortunadamente el profesor Palau insiste en repetir los mismos errores conceptuales que ya mostraba en su artículo del año pasado. Veamos.

Dice Palau: “Hay dos maneras de obtener bitcoins: una es la manera honrada, a través de la resolución de algoritmos, por parte de los llamados “miners”, y la otra una manera más sencilla que es ir y comprarlos, que es legal”.

La verdad no se entiende demasiado bien lo que pretende transmitir el entrevistado. ¿Sólo hay dos maneras de hacerse con bitcoins? ¿Dónde quedan entonces el intercambio de bienes y servicios, es decir, las transacciones comerciales denominadas en bitcoins? ¿Manera honrada? ¿Cuál será entonces la que no lo es?

Continúa el profesor: “la mayoría de la gente que puede tener bitcoins no es experta en algoritmos, por lo tanto hay una asimetría de información importante entre los que tienen conocimientos de cómo funciona este mecanismo de creación y los que no lo tienen, por lo tanto aquí hay un primer problema”.

¿Asimetría de información? Si alguna cualidad posee el sistema Bitcoin es precisamente que garantiza la total transparencia en su funcionamiento: algoritmo implementado en código libre, que puede ser revisado por cualquier usuario que así lo desee, cadena de bloques/transacciones de acceso público, número de bitcoins definido de antemano y conocido por todos los usuarios… No se comprende de cuál asimetría de información habla Palau.


Prosigue el catedrático: “Hace cuatro años estaba a seis dólares el bitcoin, de estos seis dólares el bitcoin hemos pasado a doscientos dólares el bitcoin, y hemos llegado a mil dólares el bitcoin porque yo creo que es un producto meramente especulativo”. Ante la mención que hace otro participante en la tertulia Palau tercia: “Ya veremos si no es una estafa, porque no tiene por qué serlo, pero como decía muy bien mi compañero tú eres responsable de la seguridad de tu wallet, entonces si tú pierdes tu wallet, el archivo este donde guardas el dinero, tú has perdido el dinero”.


Vaya confusión la del señor Palau. Nos impulsa a repetirle lo que ya escribimos en su momento:

Exactamente igual que si deja un billete de cien Euros en el bolsillo de su camisa o pantalón y lo mete a la lavadora. Ese aspecto de la seguridad en el almacenamiento de los bitcoins está plenamente resuelto mediante monederos electrónicos off line, sin posibilidad de acceso a los mismos desde Internet sin el expreso consentimiento de su propietario, así como por servicios de monedero electrónico “en la nube” los cuales se responsabilizan, al igual que los bancos tradicionales, por los bitcoins dejados en depósito. El sitio francés Bitcoin-Central, dedicado a la intermediación en la compra-venta de esta moneda, que sufrió un ataque de hackers en el mes de abril pasado, devolvió a sus clientes la totalidad de los bitcoins sustraídos y acaba de volver a operar, esta vez reforzado en su operativa e integrado dentro del sistema financiero francés.

Por último, decir que el sistema Bitcoin utiliza el algoritmo criptográfico SHA256, el más seguro de los existentes y que usan bancos, agencias de seguridad estatales, emisoras de tarjetas de crédito, organismos militares y de inteligencia, etc. para cifrar sus operaciones.

Está muy bien que alguien no comparta la utilidad del bitcoin como moneda o piense que es desaconsejable adoptar esta moneda en alguna de sus variantes de uso, pero lo que resulta muy poco riguroso, y más viniendo de un profesor universitario, es presentar argumentos tan inconsistentes como ha hecho el señor Palau.

Sería de agradecer que el profesor Palau revisara a fondo la información que maneja sobre el sistema Bitcoin, sobre todo si tiene pensado continuar participando en entrevistas, tertulias o actividades similares que lo pongan en situación de tener que explicar en qué consiste y cómo funciona el mismo.

También sugeriríamos a los periodistas y medios de comunicación que verifiquen las credenciales de los invitados que entrevistan o llevan a sus programas para hablar sobre el sistema Bitcoin – eso si es que desean informar con rigor y llevar al público datos realmente ajustados al funcionamiento de la criptomoneda. ¿Se le ocurriría al productor de un programa de radio o de TV invitar a Justin Bieber, por ejemplo, para que exponga detalles sobre física cuántica?

, , ,