Pages

El problema con el control de capitales

Fuente: Anthem Vault

Grecia sigue haciendo frente a un potencial default para fines de este mes, lo que llevó a muchos ciudadanos griegos a retirar sus ahorros de los bancos. Esto a su vez ha dado lugar a una intensificación de los controles al flujo de capitales. Los controles de capital son vistos como una acción necesaria por muchos bancos y ministros de finanzas de los gobiernos. Sin embargo, no son una solución para el problema de fondo y sólo crean más distorsiones y problemas económicos mientras permanecen vigentes.

greeceLos pagos al FMI vencen este mes, y si no llega a un acuerdo con sus acreedores probablemente Grecia entre en default. La posibilidad de incumplimiento o retirada de la zona euro ha hecho que muchos ciudadanos griegos retiren sus ahorros por temor a cierres de bancos o devaluaciones de la moneda.

Los griegos han sacado al menos el 20 por ciento de sus depósitos este año, con € 3.000.000.000 retirados esta última semana, entre el lunes y el jueves. Otros € 2 mil millones fueron retirados el viernes pasado y 1,6 mil millones el lunes. Por supuesto, cualquiera que esté familiarizado con el funcionamiento de la banca de reserva fraccionaria (o ha visto películas como It’s a Wonderful Life o Mary Poppins) sabe por qué este aumento de los retiros es un problema –los bancos no tienen el dinero de los depositantes en sus bóvedas–.

A finales de abril, los bancos griegos tenían aproximadamente 143 mil millones de euros en depósitos nacionales, pero sólo 2 mil millones de euros en efectivo disponibles –el resto está invertido en préstamos y otros activos bancarios–. Entonces, ¿de dónde sale el dinero para pagar a los depositantes que retiran su dinero? De la “Asistencia de Emergencia de Liquidez” del Banco Central Europeo. Esto se renueva semanalmente y el BCE podría detenerlo en cualquier momento.

Si dicha asistencia cesara, los bancos no tendrían dinero suficiente para cubrir las solicitudes, por eso es que ahora se está discutiendo la implementación de controles de capital. Los controles de capital son reglas establecidas para impedir que los depositantes accedan a su dinero y dispongan de él libremente.

cyprus_bankLos controles de capital pueden cobrar diversas formas. Una muy común es la de limitar la cantidad de dinero que puede ser retirado de un banco o cajero automático, y la cantidad que se puede transferir electrónicamente. Cuando los bancos de Chipre cerraron por semanas en 2013, volvieron a abrir con un límite de retiro de efectivo de 300 euros por día y de 5.000 euros para transferencias electrónicas. Otras formas que pueden adoptar los controles de capital son nuevos requisitos gubernamentales para transacciones con el exterior, e incluso puntos de control para prevenir que el efectivo u otros activos crucen la frontera. Y aunque técnicamente no es un control directo de capital, el gobierno también puede gravar fuertemente las transacciones.

Algunos de los problemas con los controles de capital son obvios, pero es útil analizar qué tan perjudiciales y paralizantes son para una economía. En primer lugar, ralentizan la actividad económica. Como el ex Gobernador del Banco Central de Chipre señaló, “las restricciones a los retiros erosionaron la capacidad de las empresas para llevar a cabo las transacciones normales del día a día y representan un torniquete de largo plazo sobre el comercio.”

En segundo lugar, socavan la confianza en el sistema bancario y el gobierno, deteriorando aún más el primero y minando el estado de derecho en general. En tercer lugar, distorsionan precios y tipos de cambio. Esto se puede ver claramente en el impresionante aumento de las ventas de automóviles de lujo en Grecia, que obviamente no se debe a que los ciudadanos griegos sean mucho más ricos, sino a que están tratando de encontrar algún tipo de activo real para comprar con todo ese dinero en efectivo que han retirado.

La Real Casa de la Moneda del Reino Unido también ha constatado un aumento en la demanda de monedas de oro por parte de los ciudadanos griegos. Esto también ilustra cómo los controles de divisas, en última instancia, no funcionan, ya que la gente encontrará caminos y soluciones para evitarlos. Los controles simplemente retrasan lo inevitable.

berlin-people-breaking-down-wallPor último, los controles de divisas impiden que los ciudadanos comunes puedan escapar de la devaluación de la moneda en caso de que se produzca. Si Grecia es dejado fuera de la eurozona e instaura una nueva moneda, los depositantes podrían ver sus ahorros convertidos a la nueva moneda de un día para el otro en el banco.

Esperemos que los ciudadanos griegos puedan retirar la mayor parte de sus ahorros antes de que ocurra algo como esto. Y esperemos que esto sea una lección sobre lo frágil que es el sistema bancario actual, y sobre la importancia de tener activos fuera del sistema bancario.

Ver texto original en inglés

,