Pages

El ahorro de bitcoins cumple una función

Fuente: Reddit – Autor: SpicySteak

¿Cuántas veces has escuchado algo similar a la siguiente frase?

“Cuando las personas acumulan bitcoins no hacen nada por la economía. Simplemente impulsan el precio hacia arriba porque hay mayor escasez”.

bitcoin-acumul

Es cierto que el ahorrar bitcoins aumenta la escasez de la moneda y contribuye a elevar el precio. Pero uno debe preguntarse: “¿Por qué querría alguien ahorrar bitcoins?”.

Por supuesto que puede haber muchas razones, pero en general lo hacemos porque creemos que en el futuro van a valer más o menos lo mismo que hoy, o sustancialmente más. Ahorramos bitcoins porque sirven como depósito de valor.

Y cada segundo que la moneda Bitcoin almacena el valor de alguien, está cumpliendo un propósito, no queda en desuso.

Las personas que ahorran bitcoins afectan su precio, ya que disminuyen la oferta de los mismos. Lo que dicen con su acción es: “Hey, en este momento quiero bitcoins porque me son más útiles que cualquier otro bien, servicio o divisa”.

Lo contrario ocurre cuando gastamos bitcoins. Lo que estamos diciendo entonces es: “Bueno, en este momento prefiero este bien, servicio o divisa antes que un bitcoin; por el momento valoro esta otra cosa más que lo que valoro la cripto-moneda.”.

¿Notas lo que realmente está pasando aquí? Cuando la gente gasta bitcoins hay un cambio en su escala de preferencias. El valor del bitcoin baja y el valor de lo que están comprando sube.

Para las personas involucradas en la transacción esto es bueno, porque sabemos que después de este intercambio voluntario van a estar mejor. ¡Genial! Para Bitcoin, sin embargo, significa que ha perdido un poco de valor. La oferta y la demanda no es otra cosa que una representación de desplazamientos y cambios en la escala de preferencias y percepción de valor de las personas.

En conclusión:

  • El ahorro de bitcoins cumple un propósito activo. Su precio no depende de la cantidad de gente que los utiliza, sino de la cantidad de gente que los valora más que otros servicios, productos y monedas que con ellos pueden adquirirse.

Por ejemplo, si todo el mundo prefiriese tener un grano de arena en lugar de un bitcoin, no importaría cuánta gente haya oído hablar de la moneda, ya que todavía su valor sería inferior al de un grano de arena. Esa sería su preferencia: 1 grano de arena > 1 bitcoin.

  • En el largo plazo el precio del bitcoin no está directamente determinado por la cantidad de comerciantes que lo aceptan o por la cantidad de buenas noticias.

Nos hemos acostumbrado a la idea de asociar una buena noticia con un aumento del precio. Esto sucede porque los especuladores tratan de predecir los movimientos del mercado, pero no importa cuántos especuladores haya, al final ellos son responsables sólo del descubrimiento de precios, no de la fijación de los mismos. Son los consumidores, tú y yo, los que acaban fijando el precio al tomar decisiones sobre lo que valoramos más:

“¿Prefiero tener bitcoins o estos créditos de Microsoft?”

“¿Valoro más esta silla de Overstock o esta cantidad de bits?”

El precio del bitcoin es determinado por las decisiones de la gente y me gustaría argumentar que el ahorro de bitcoins es una opción tan legítima como cualquier otra.

Ver texto original en inglés

,