Pages

La física y la economía aseguran la descentralización de la minería Bitcoin

De vez en cuando leo algo que me resulta inspirador. En esta ocasión llegó a mí en forma de post en Reddit escrito por alguien llamado foolish_austrian. Su área de experiencia y visión única acerca de cómo podría evolucionar la minería/el minado de bitcoins en el futuro realmente me cautivaron y creo que los lectores agradecerán su aporte a la discusión.

bitcoin-minería

Imagen por Marko Ahtisaari

Así que sin más por mi parte, éste es foolish_austrian:

“Como alguien que tiene formación en física y en ingeniería, no me preocupa la posibilidad de la centralización en la minería. La física asegura que será distribuida.

Me explico, creo que habrá fuertes flujos y reflujos mientras nos ponemos al día con la Ley de Moore. Durante los próximos años, el hardware se va a depreciar muy rápidamente.

Cerca del 2024 se espera que alcancemos el límite de la mecánica cuántica, que hablando a grandes rasgos significa que habremos perfeccionado el transistor de silicio hasta el nivel atómico. Si los hacemos más pequeños, se vuelven transparentes a la materia. (Casualmente, yo trabajo en reemplazos para transistores que usan el momento angular de los electrones para almacenar datos).

Según nos aproximamos a este límite, el hardware de minería se depreciará en cuestión de años en lugar de meses. Cuando esto ocurra, las dinámicas de inversión en minado cambiarán sustancialmente. Minar en Groenlandia en granjas con energía barata y un clima frío será en realidad más caro que las alternativas descentralizadas. De hecho, el beneficio de la minería será negativo; el minado en Groenlandia será imposible en su actual forma.

Lo que el minado hace es convertir electricidad en calor, pero no en cualquier calor… específicamente un calor entre 90 y 120 grados Celsius, o lo que es similar al punto de ebullición del agua. Esta temperatura es insuficiente para la mayoría de usos industriales, excepto posiblemente para cosas como la purificación de agua. No sirve para el fundido, procesos con semiconductores, ni nada que requiera una fuerte densidad de calor al menos sin una bomba de calor.

¿Qué haces entonces con una enorme capacidad para producir un calor cercano a 100ºC? Por el bien de la charla, voy a referirme a los calentadores de agua residenciales e industriales, aunque ustedes mismos pueden imaginar otros usos distribuidos similares para pequeñas cantidades de calor.

Me fui a la web de Sears y miré el gasto energético en calentadores de agua y encontré que daba una media de unos 300 dólares/año. De acuerdo al censo de USA hay aproximadamente 115 millones de hogares. Esto quiere decir que hay un mercado de 34.500 millones de dólares para la conversión de electricidad en calor solo en USA. Ya que los 100°C (temperatura de semiconductor) es perfecta para calentar agua a 55°C (uso doméstico), este es un mercado natural para el minado de Bitcoin.

También se podría argumentar vagamente que incluyendo usos industriales limitados y la expansión a nivel mundial, eso se podría multiplicar por 5 para estimar el mercado mundial. Lo cual deja el mercado total para la conversión de calor cerca de los 200.000 millones de dólares.

Ahora el argumento económico. En un mercado estable y predecible (por ejemplo, el posterior a un crecimiento superexponencial), el beneficio del minado va a estar capado por los costes de minado… SIEMPRE. Esto implica que cualquiera que pueda “reciclar” calor se podrá permitir minar con un costo marginal negativo (minar “a pérdida”). El beneficio del minado será negativo. Hablando claramente, con el minado de Bitcoin se puede producir calor por un valor aproximado de 200.000 millones de dólares, y venderse a los propietarios de casas para calentar el agua.

Si el coste marginal del minado para cualquiera que no recicle el calor es negativo, el beneficio total del minado se vuelve negativo. Como resultado de esto, la centralización que vemos en Groenlandia y los grandes data centers implicará un enorme coste sin un beneficio que lo justifique. Cualquier centralización del minado REQUERIRÁ el reciclado eficiente del calor, lo que pondrá límites a la expansión de los data centers dedicados a la minería.

Cabe imaginar, entonces, compañías eléctricas actuando como pools de minado. Sin embargo, la producción y distribución de electricidad es inherentemente una industria geográficamente localizada (no puedes transmitir electricidad de forma barata a través de largas distancias). Por lo tanto, el número de compañías eléctricas es probable que permanezca mucho más alto que el número de pools de minado a día de hoy. Además, dado que los estados-nación desconfían unos de otros, la mayoría quieren, de ser posible, su propia generación de energía. Esto produce, al menos, 196 divisiones naturales.

Afortunadamente, pequeñas cantidades de calor son necesarias en todo momento del año, en todo país, en todo hogar del mundo. En el futuro, el calor de los data centers será calor desperdiciado.”

Leer texto original, en inglés, en MineForeman.com