Pages

Cannabis, conejos y Bitcoin

-Alicia: Ay, Dina. Si sólo es un conejo vestido — ¡y con reloj!

+Conejo blanco: Ya se me hizo tarde. ¡Me voy, me voy, me voy!

-Alicia: Qué raro. ¿Por qué se le puede hacer tarde a un conejo? ¡Señor Conejo!

+Conejo blanco: Lo ves, lo ves. Ya son más de la tres. Me voy, me voy ¿qué tal? Adiós. Me voy, me voy, me voy.

Alicia en el País de las Maravillas”, película de 1951 sobre obra homónima.

Hace pocos días, podíamos escuchar –a raíz de la intención de Utah de permitir el cannabis para ciertos fines– a un agente de la siempre estupenda DEA advertirnos de un nuevo peligro desconocido hasta ahora en la guerra contra esa lacra de drogas y estupefacientes: los conejos dopados.

conejoSí amigos, conejos dopados que podrían atacar ciudades y zonas donde se hubiera establecido el cultivo de cannabis, y donde ellos –que todos sabemos que todos los conejos son unos putos viciosos– hubieran desarrollado un especial gusto por “la yerba”. ¿Os imagináis el ataque de los conejos dopados? Pues ni imagináis nada nuevo, ni tampoco la DEA.

La imagen de un conejo dopado –fumeta o mariguano– que se colocase comiendo cannabis fresco es imposible técnicamente (el cannabis ha de secarse para tener efecto) pero aunque fuera posible… ¿cómo cóños te da miedo un conejo dopado de marihuana? ¿Miedo a que te asalte la nevera y se coma tus donuts?

Hace años, en un alarde de clarividencia, los Monty Python previeron el peligro de los conejos y no los subestimaron (bueno, al principio un poco) demasiado.

No han sido los únicos.

Hasta The Guardian no ha resistido la tentación de encabezar las imágenes de la noticia con un fotograma de la escena del conejo asesino de los Monty Python.

rabbitY si más que añadir, les dejamos con una traducción sobre cannabis y Bitcoin.

Los conejos aún no han llegado aquí. 🙂


Fuente: The Cointelegraph

La victoria de la legalización del cannabis en Washington es una victoria para Bitcoin

Un gran hito se lograba el 26 de febrero de 2015, cuando Washington DC legalizaba oficialmente el cannabis para uso recreativo. ¿Podría esta histórica decisión en la capital de USA impulsar otra industria disruptiva como la de las criptomonedas?

La prohibición se hace humo

La alcalde Muriel Bowser implementó la iniciativa de la legalización del cannabis, que fue aprobada por casi el 70% de los votantes allá por noviembre de 2014, a pesar de las amenazas de recortes en presupuestos, acciones legales e incluso amenazas de prisión desde el propio congreso.

Ahora, la capital se une al grupo de Colorado, Washington (estado), Oregon y Alaska, que han legalizado todos el uso recreativo del cannabis a raíz de un dramático cambio en la opinión pública en los últimos años, de acuerdo al Instituto Brookings.

La nueva ley, Iniciativa 71, permite a adultos mayores de 21 años de edad poseer, cultivar, fumar y “compartir” marihuana. Los residentes en la capiptal y los visitantes pueden poseer hasta 56 gramos de la droga, y pueden cultivar hasta 6 plantas con no más de 3 plantas en maduración en un momento concreto. Fumar cannabis en áreas públicas sigue siendo ilegal.

legaliz

Las leyes federales y locales chocan de frente

Este paso adelante marca otra importante victoria en la ruta de dar la vuelta a la prohibición federal del cannabis y su clasificación como droga en la Lista I [Nota del traductor: la lista más restrictiva de la Convención de Viena para “drogas no admisibles para uso en humanos” como el cannabis, la heroína, el éxtasis o la LSD]. La batalla en desarrollo pone en evidencia el reto que enfrenta la capital de USA, una jurisdicción donde leyes estatales y federales entran en conflicto generando consecuencias confusas.

“La constante pelea entre el congreso y el gobierno de la capital es algo esperable” dijo a CoinTelegraph Matt McKibbin, organizador del Encuentro Bitcoin en DC. “La gente votó por una aplastante mayoría de un 70% legalizar la posesión para uso personal de marihuana dentro de la propiedad privada. Los republicanos están azuzando a sus bases con amenazas huecas y continúan estando en el lado equivocado durante el final de la guerra contra las drogas.”

McKibbin, por supuesto, se refería a las críticas contra el movimiento como las del representante de Utah, Jason Chaffetz, presidente republicano del Comité de Supervisión y Reforma Gubernamental de la Cámara de Representantes [N.d.T: el principal y más duro órgano investigador del la Cámara de Representantes nacido en el siglo XIX]. Él dijo que la capital se sitúa en una “clara violación de la ley” mientras amenazaba al alcalde a través del Washington Post con la cárcel al decirle: “Puedes ir a prisión por esto. Aquí no estamos jugando.”

De todas formas, el alcalde Bowser anunció de forma desafiante los planes de la ciudad en cuanto a seguir adelante con la legalización y su iniciativa mientras criticaba a aquellos que intentaban intimidar a la capital o a sus representantes. “Creemos que actuamos de acuerdo con la ley”, dijo Bowser.

Cripto y cannabis

Con el humo despejándose en torno al asunto del cannabis en la capital de USA, otra industria disruptiva está en ciernes y a la espera. “Necesitamos una saludable, estable y boyante economía Bitcoin” dijo Stephen Shearin de American Green President en una reciente entrevista con CoinTelegraph. “Apoyaremos y promoveremos y educaremos para impulsar la adopción [de Bitcoin] ya que creemos que es seguro, efectivo y eficiente.”

expendedora-cannabis

Máquina expendedora de cannabis que acepta Bitcoin

Debido a la posición del gobierno federal contra el cannabis, la floreciente industria está enfrentando muchos problemas con las transferencias de fondos y los servicios bancarios, y es que muchos de los grandes bancos se niegan a trabajar con negocios de cannabis en estados como Colorado. “No se permite a los negocios de cannabis usar servicios bancarios tradicionales, incluyendo el uso de tarjetas de crédito, lo que supone otro gran reto,” explicó Shearin.

Aquí es donde las criptomonedas como Bitcoin pueden brillar, especialmente con la ayuda de cajeros Bitcoin o procesadores de pagos como Coinbase o Bitpay que convierten bitcoins a dólares y viceversa, removiendo el riesgo de la volatilidad para el mercader cannábico.

McKibbin explicó: “creo que veremos al bitcoin cada vez más usado en aquellos estados donde es legal vender cannabis para fines recreativos, ya que los bancos y las compañías de tarjetas de crédito se niegan a establecer negocios con los dispensarios de cannabis. Esto deja un amplio campo abierto para cajeros Bitcoin que reduzcan el riesgo de portar y almacenar grandes cantidades de metálico.”

Las criptomonedas pueden ofrecer una solución real, no sólo como una opción extra de pago para los compradores sino también una forma para transferir fondos de forma segura, junto con los demás beneficios del dinero descentralizado.

Por qué importa Washington DC

La última victoria en la capital de la nación ilumina el gran momento que vive el movimiento de la legalización del cannabis, según más y más gente se va dando cuenta que de que rechazar 78 años de prohibición no es una cuestión de “¿y si lo hacemos?” sino de “¿cuándo lo hacemos?”

“Somos la capital de la nación, y creo que [la prohibición] tiene a la gente inquieta,” dijo Ellen Bloom, una residente de 24 años de edad que votó a favor de la legalización del cannabis pero que no fumaba porros, según aseguró a LA Times. “Tal vez sea el inicio para el resto del país si la capital lo legaliza.”

Más aún, la legalizacion en la capital de USA podría no sólo tener un efecto de reverberación y galvanización a lo largo de todo el país sino también a lo largo de todo el mundo, ya que fue USA quien impuso su «Guerra contras las Drogas» de forma global, allá en los años 70.

Mientras que el Gobierno Federal y la mayoría de los bancos están todavía rascándose las cabeza frente al asunto del cannabis, las criptomonedas pueden ser la tecnología perfecta para llenar un gran vacío para en una industria naciente que ya está rindiendo millones en impuestos.

McKibbin concluye:

“Han habido también dos enmiendas presentadas al Congreso, que regularían federalmente y legalizarían el uso de cannabis de forma similar al alcohol. Nadie que tenga ojos en la cara puede seguir creyendo que la prohibición del cannabis es responsable, efectiva en sus costes, o moral a día de hoy”.

, , ,