Pages

Bitcoin y Cuba

Cuba-Bitcoin
Que tarde o temprano Bitcoin encontrará la manera de permear Cuba y ser adoptado masivamente por los castigados habitantes de la isla es algo contra lo que yo no apostaría. Para el poder coactivo, la libertad es como la maleza: rebelde y pertinaz, tiende a crecer en los intersticios de un sistema empeñado en negarla y suprimirla, especialmente allí donde los uniformados no alcanzan a ver.


Ya en 2009 la bloguera cubana Yoani Sánchez anticipaba lo que hoy parece confirmarse:

El efecto de esta revolución tecnológica durará más que cincuenta años; para impedirla o controlarla poco pueden hacer los ministerios, los filtros electrónicos o las promesas de acceso que no se materializan. Incluso hoy, mientras a puertas cerradas se clausura el evento Informática 2009, ya en algún lugar se abre una nueva brecha por donde pasaremos sin permiso.

Aún en el más totalitario de los regímenes la vigilancia tiene un límite: esto los cubanos lo saben muy bien, acostumbrados como están a resistir cotidianamente la opresión gubernamental.

Así se las ingeniaba Yoani para bloguear desde La Habana en 2011:

yoani-sanchez-cuba-bitcoin

Yoani Sanchez

Sentada en los butacones de un hotel abro mi laptop, noto el lento parpadeo del emisor de WiFi y veo el rostro adusto de los custodios. Este podría ser un día más tratando de entrar con un proxy anónimo a mi propio blog y saltando la censura con algunos trucos que me permiten asomarme a lo prohibido. En el borde inferior de la pantalla un cartel anuncia que estoy navegando a 41 kilobytes por segundo. Ironizo con una amiga y le advierto que mejor aguantarse el pelo para no despeinarnos ante tanta “velocidad”.


En Cuba, la propia supervivencia depende de la capacidad de ignorar los mandatos oficiales con la suficiente destreza como para salvar el pellejo. Y es que la biología misma parece rebelarse contra el despotismo: al fin y al cabo, si por obedecer un mandato uno se condena a sí mismo, la necesidad de infringirlo será tan natural como la necesidad de esquivar un explosivo en un campo minado.

¿Pero acaso hay tierra más fértil para Bitcoin que la de un campo minado?

“Felicitémonos”, dice Antonio Escohotado, “porque quienes aspiran a vivir y dejar vivir tienen medios de resistencia pasiva cada vez más eficaces, que trastornan los planes del ingeniero social y ponen en peligro a salvapatrias seniles o adolescentes, como los instalados en La Habana y Pyongyang”.

¿Cuáles pueden ser hoy en día esos medios, dado el atraso tecnológico en el que el gobierno mantiene sumida a la población de Cuba?

Randy Brito intenta dar una respuesta a esta pregunta.

Bitcoin permite el libre comercio entre dos partes. Un individuo puede pagar a otro sin la necesidad de un tercero de confianza que de validez a la transacción o evite el fraude; por lo que también se protege de la intervención de un ente regulador u opresor que quiera interferir en dicha transacción.

De ser usado Bitcoin dentro de Cuba, podrían canalizarse transacciones que necesitan de cierta privacidad, abriendo de esta manera la posibilidad de recibir dinero del exterior por otras vías de forma segura, en lugar de las vías actuales.

En Cuba los sueldos y pensiones son pagados en CUP (Peso Cubano). Esta moneda cotiza actualmente en 0.0377 USD. Por otro lado los trabajadores del sector turístico pueden ganar CUC (Peso Cubano Convertible) que tiene el mismo valor que un Dólar Estadounidense y las personas que reciben dinero de familiares en el extranjero también.

Con 2,5 millones de usuarios de teléfonos móviles lo lógico sería pensar que las carteras Bitcoin para móviles son la solución para Cuba. Nada más alejado de la realidad. Esto equivale a 1 teléfono móvil por cada 5 habitantes, una de las tasas más bajas de Suramérica. Las carteras Bitcoin para móviles inteligentes necesitan una conexión a internet, que por suerte ya se ofrece en la isla con un coste de 1 CUC por megabyte de conexión a internet consumido, es decir 1 USD/MB, con un consumo medio de 250MB el coste sería de 250 CUC (250 Dólares) al mes, un precio desorbitado – en otros países 1 MB cuesta 0.049USD o menos.

Las carteras que permiten envíos por email pueden ser otra opción, al no necesitar de mucha conexión de datos para realizarlas, pero los correos electrónicos son ofrecidos, activados y controlados por el estado en los teléfonos de los usuarios.

Las carteras SMS, como 37coins, podrían ser la solución al difícil acceso a internet existente, pero hay que recordar que los mensajes de texto SMS pasan por el control de las autoridades, por lo que pueden ser censurados, y el gateway (equipo Android que hace de puente entre la red SMS y la red Bitcoin en internet) ha de estar activo todo el tiempo, con SMS y MB ilimitados. El gateway es de fácil identificación y es un punto débil, además de la misma red de SMS.

Todo esto nos deja en una situación muy complicada. ¿Cómo podría entonces usarse Bitcoin bajo estas condiciones? (…)

Seguir leyendo en misescuba.org

Imagen por geralt