Una mañana (¿perdida?) en el banco

Image by Keith Bendis/Images.com/Corbis

¡Aleluya! Siendo las once y cuarenta y cinco de la mañana, la fila empieza a moverse. Lo hace lentamente, ya que de las tres cajas una sola está abierta. […]