Pages

Bitcoin podría resolver el dilema de Triffin

dilemaAunque las unidades monetarias emitidas por la Reserva Federal de los USA conllevan muchas ventajas para el comercio y sirven de moneda de reserva mundial, su existencia no está exenta de imperfecciones. Una de las principales debilidades del USD (dólar estadounidense) es el Dilema de Triffin: un problema que surge cuando el país emisor de una moneda de reserva mundial debe lidiar con objetivos de corto plazo en la economía doméstica a la par que con objetivos de largo plazo en la internacional.

Semejante dilema lleva a déficits comerciales cuando se tiene que satisfacer la demanda internacional de moneda. Allí donde el USD fracasa debido al Dilema de Triffin, la característica apátrida de Bitcoin puede resultar una promesa para resolver este fallo monetario internacional y para proveer la infraestructura para una economía global más independiente.

El economista Robert Triffin fue el primero en llamar la atención sobre esta cuestión. Los países emisores de una moneda reserva internacional que otras naciones desean poseer deben estar dispuestos a emitir un stock de moneda extra para satisfacer la demanda global. Tal situación conduce inevitablemente al déficit comercial.

En marzo del 2009, en mitad de la reciente Gran Recesión, el director del Banco del Pueblo de China, Zhou Xiaochuan expresó su descontento con el actual estado de la moneda de reserva mundial. Conocido por sus tendencias reformistas, Xiaochuan dejó clara la necesidad de crear “una moneda de reserva mundial que esté desconectada de las naciones individuales”. Semejante moneda de reserva internacional, insistió, debería ser emitida en función de reglas fijas y podría proveer un valor estable.

La propuesta de Zhou Xiaochuan pasó ampliamente desapercibida, y desde entonces no se ha propuesto ninguna solución. Aunque ¿tal vez sea posible que dicha moneda de reserva internacional no estatal haya estado circulando ya desde 2009? ¿Es posible que el bitcoin, la moneda digital descentralizada, pueda servir de moneda internacional desconectada de las naciones individuales, y de esa forma resolver el Dilema de Triffin?

John Nash y el Dilema de Triffin

John Forbes Nash, el fallecido matemático que algunos creen que es uno de quienes contribuyeron a la invención de Bitcoin, era también un partidario de la reforma monetaria para resolver el Dilema de Triffin. El objetivo deseable, en la mente de Nash, era crear un instrumento de reserva internacional capaz de funcionar de forma independiente a las naciones individuales y permanecer estable en el largo plazo, remediando las deficiencias propias del dinero basado en el crédito.

Semejante moneda debería ser capaz de facilitar el ahorro nacional mientras funciona de forma autónoma en un mundo globalizado. Con una concentración obsesiva en la criptografía y el dinero ideal, la introducción de Bitcoin lleva las huellas de John Nash.

¿Puede Bitcoin resolver el Dilema de Triffin?

El Dilema de Triffin, en el cual los países emisores de monedas de reserva intentan a la vez manejar los niveles de ahorro nacionales y la necesaria liquidez internacional, permanece, hasta este día, como una barrera al crecimiento económico. En cualquier caso, ¿pudiera ser que la introducción de Bitcoin traiga consigo una solución viable al Dilema de Triffin?

Si asumimos que los pre-requisitos para una moneda capaz de resolver el Dilema de Triffin son los siguientes, podemos argumentar que Bitcoin es la solución perfecta.

Valor estable.
Emisión basada en reglas fijas.
Emisión predeterminada y conocida por todos.

En un reciente análisis de la volatilidad del precio del bitcoin, Eli Dourado estima que la estabilidad del bitcoin podría alcanzar la del Euro dentro de unos 15 años. En gran medida, como consecuencia del aumento del número de usuarios activos –la Junta Directiva de la Reserva Federal de Washington estima que la base de usuarios de Bitcoin se duplica aproximadamente cada 8 meses–.

La emisión basada en reglas fijas es tal vez el más interesante de los aspectos de la economía Bitcoin. Aquí tenemos un cambio de paradigma en el manejo de la política monetaria. Donde los bancos centrales y la decisión humana fueron el catalizador de la política monetaria del siglo XX, ese rol se ve ahora tomado por un algoritmo que determina la emisión en el tiempo.

Por último, la emisión programada de bitcoins es relativamente rígida comparada con las formas tradicionales de dinero. Podemos saber con un alto grado de precisión el número de bitcoins en cualquier punto temporal del pasado o del futuro. Peter Surda, un economista de Viena, Austria, argumenta que la emisión predecible de bitcoins podría resultar en una reducción del ciclo económico a nivel doméstico. Este tipo de emisión monetaria podría permitir tanto a gobiernos como a negocios anticipar cambios con un mayor nivel de precisión y, por lo tanto, podría mitigar la destructiva naturaleza del ciclo económico.

Según Bitcoin gana nuevos usuarios en la forma de individuos aprendiendo sobre la criptomoneda, haciendo transacciones con ella, y cruzando la barrera psicológica de aceptarla como una forma válida de pago, se acerca mucho más al lugar que le corresponde como instrumento de reserva mundial. Dicho instrumento contendría el tremendo potencial de resolver el viejo Dilema de Triffin.

Por Travis Patron  Leer texto original, en inglés

Imagen por Héctor García

AvatarBTC
  • Morgana

    ¿Bastarían 21millones de Bitcoins para satisfacer la demanda global?

    • Jamematen

      Depende en cuantas unidades los subdividas.
      Por cierto, me gusto tu libro.

      • Morgana

        ¿Cuál de ellos?

        • Jamematen

          Nada esta perdido.

          • Heberest

            Si te refieres al libro “Nada Está Perdido” de Susana Martín Belmonte, no lo he leído todo todavía pero veo que empieza diciendo “Si el mundo está en manos del poder financiero…”, lo cual es FALSO, el mundo NO está en manos del poder financiero, el mundo está en manos de dos clases, o castas, parásitas: Políticos y Burocracia, el sistema financiero sólo trata de adecuarse a los parámetros impuestos por los parásitos, y si éstos le dan prebendas y monopolios a aquellos, simplemente lo aprovechan como haría cualquier persona.

    • Heberest

      ¡¡MIL MILLONES DE BITCOINS TOTALMENTE RECICLABLES, YAAAAAAAAA!!

      • Heriberto

        Jodido nazipanchito.

      • Morgana

        ¿Bitcoins reciclables? ¿De qué hablas Heberest?

        • Heberest

          Yo digo que si se podría crear un fork con criptomonedas que al no detectarse algún movimiento (pago, cobro) durante varios años o décadas en algún wallet, ese wallet y el dinero contenido en él desaparecen, se borran, se elimina del sistema para volver a ser minados y así siempre haya buena cantidad de dinero para los mineros, de paso que se elimina muchísimo las desigualdades económicas (y sociales).

          • Morgana

            Si eso fuera posible, Bitcoin no tendría sentido y yo sería la primera en abandonarlo.

          • Heberest

            ¿Porqué no habría de tener sentido? sin la camisa de fuerza (que es el Estado y sus leyes encaminadas sobre todo a mantener y agrandar constantemente el poder de las castas parásitas dueñas de ese Estado) la creación de riqueza aumentará casi (o literalmente) infinitamente, por lo cual la cantidad de riqueza habida y por haber sería suficiente para una constante y saludable deflación del BTC, y éste NO necesitaría de la pérdida de BTC para eso (constante y saludable deflación).

          • Morgana

            Pareces convencido de lo que dices. Si crees que vale la pena intentarlo, puedes crear tu fork. Eso sí, no cuentes conmigo, que yo me quedo donde estoy.

          • Sísifo

            Veo que estás atrapado en una idea obsesiva. 21 millones de Bitcoin te parecen pocos y las unidades que vayan desapareciendo por pérdida de carteras te parece inaceptable y esto te lleva a plantear ideas contrarias a la naturaleza de buen dinero, de dinero deflaccionario. Planteas para ello soluciones inflacionarias como minar dos veces la misma moneda y las presentas además como si fueran deflaccionarias.
            Me da la impresión que estás atrapado en la lógica de la multiplicación; como si todo se tuviera que solucionar multiplicando y se te ha olvidad que también existe su inversa; la división.
            Es más; pienso que el sistema bitcoin funcionaría con la misma eficacia si se perdieran los 21 millones de Bitcoin menos un satoshi y dividiésemos éste por un número de ocho ceros, lo cual darían lugar de nuevo a 21 millones de unidades que si te parece bien le podríamos poner a dicha unidad el nombre Heberest en tu honor.

          • Heberest

            Ya se que la falta de dinero NUNCA es problema en el btc actual pues se puede dividir indefinidamente como dices, la razón por lo cual me parece necesario lo que digo es la reciclabilidad que permitiría una mejor redistribución del dinero sin quitar nada a nadie (impuestos) sino recuperándolo de los btc perdidos lo cual NO generaría inflación porque la cantidad sería siempre la misma (21 millones, ó mil millones, ó etc.) pero en fin, lo que dice Morgana es cierto: no me queda otra que hacerlo yo mismo, ya sea con un fork del btc, creando mi propio blockchain o como una moneda de un mundo virtual, pero todavía lo haré de aquí en varias décadas, así que le doy tiempo a que otro lo haga primero, yo doy la idea que es excelente.

          • Sísifo

            Dividir indefinidamente!!! Redistribución del dinero por reciclabilidad del Bitcoin!!! Tú no eres el verdadero Heberest. Le estás suplantando, no?
            El genuino tiene otra instrucción independientemente de su sesgo fascista.
            Sigue intentándolo.

          • Heberest

            ¡¡YO SOY HEBEREST, EL ÚNICO!!

          • Heriberto

            Tú no eres Heriberto, el nazipanchito….

            Hueles menos mal. No puedes ser ello.

          • Herbito

            Sin embargo tú, drogoteca sigues cantando igual aunque te cambies de nick.

          • Sísifo

            Demasiado inocente para que seas el gran Heverest!
            Por la boca muere el pez, amigo.

  • Palamedes

    El siglo XX ha sido excesivamente político, y enfrascados como estábamos en la Guerra Fría, no vimos que el gigante vencedor usaba el “privilegio exorbitante” (De Gaulle dixit) de su moneda universal para captar tributos del mundo entero, aunque Triffin nos lo advirtiera. los dólares inflacionarios con los que los useños compran bienes y activos en el extranjero, al tiempo que llenan el mundo de dólares-reserva de valor (haciendo las delicias de los extranjeros), provocan un déficit de su balanza comercial, déficit que no es más que la expresión comercial de recaudación de tributos al mundo entero, de la misma forma que los territorios del Imperio llenaban los almacenes de Roma de trigo y aceite y ella ponía sus legiones al servicio del orden. parece una aplicación particular de la inflación del fiat ventisecular.

    Se atreve a decir Ferdinand Lips que la creación del euro no es más que el intento de Europa de montarse su propio negocio a semejanza del de la Usa. yendo más lejos aún y citando a William Clark, conjetura que la Usa quería evitar a cualquier precio que la OPEP utilizara el euro como moneda alternativa para transacciones y reserva, y por eso tenía que poner sus pies en Irak, cuyo mandatario, además, aquel Sadam Husein, estaba ya mirando al euro.

    Ferdinand Lips explica todo esto para convencernos de que con el patrón no estaría ocurriendo. como ya hemos hablado otras veces de las semejanzas y diferencias entre el bitcóin y el oro, el resto del razonamiento hacedlo vosotros.

    • Drogoteca

      Me gusta mucho el uso de vocablos que dejen claro que americano no significa “de los USA”.

      ¿Useños?
      Yo suelo usar “usanos”. En mi caso el neologismo creo que lo creó J.Ott, un personaje muy particular -un excelente químico entre otras cosas- que naciendo en USA ha acabado viviendo en México.

      ¿El tuyo?

      • Palamedes

        Los neologismos molan si son útiles y tienen justificación, como creo que es el caso. además de una mayor precisión, evitamos aquel “estadounidense” insufrible de nuestra infancia y juventud.

        Yo no puedo decir “usanos” porque recuerda a “gusanos”, y, siendo Palamedes, no puedo ofender al personal gratuitamente. entre todos aquellos 300 millones de seres debe de haber muy buenas personas.

        No sé quién fue el primero. yo lo leí en Pío Moa, si no recuerdo mal.

        • Drogoteca

          JAJJJAJAJAJAAJJJAJAJAJAJAJA!!!!

          No he querido decirlo, pero el segundo motivo por el que uso usanos es el que te hace a ti evitarlo.
          😉

  • lalalalo

    Vaya, vaya…

    “Desde el punto de vista estatal, sea lo que sea el Estado, una moneda digital tiene muchas ventajas. Permite ejercer un control total y directo sobre la política monetaria del banco central (con el banco central o sin el mismo), hace todas las transacciones rastreables y elimina cualquier elemento de privacidad que existe todavía con el dinero físico y permite potencialmente la confiscación o la automatización del cobro de impuestos según las necesidades del Estado. La cuestión al final es quién servirá a quién y a quién representará ese Estado que dice representar a los ciudadanos.”

    Señor drogoteca, esta gente no se entera. Vaya usted a decirles q bitcoin es anónimo.

    Son la gente de oroyfinanzas.com, unos aficionadillos.

    • Vivo en la Ignorancia

      Creo que tu no las leído bien amigo, ellos se refieren a una moneda estatal osea un “libracoin o eurocoin” no a bitcoin como tal.

      Esta en el subtitulo
      “Eliminación del dinero en efectivo a través de la emisión de criptomonedas centralizadas”

      • Drogoteca

        Gochi, el día que consigas -a pesar de todo tu esfuerzo ya invertido- poner correctamente la tilde a tú, serás irreconocible.

        O casi.

        xD

        • Justiciero

          Gochina, eres una maleducada, y viendo el trato despectivo que usas , seguro también una acomplejada. Gocho acomplejado maleducado.

        • Vivo en la Ignorancia

          No sé qué es “gochi”, pero te agradezco la lección de ortografía.