Pages

Bitcoiners hambrientos de juguetes: una población desatendida

Por Rick Falkvinge

Vía falkvinge.net

Durante 2010 y 2011, un montón de frikis adquirieron algo llamado bitcoin. Se trata de una innovadora  moneda que rompe con todas las reglas vigentes y redefine las divisas tal y como las conocemos. En 2011, el valor de un bitcoin apenas alcanzaba la paridad con el dólar. Hoy, esa misma unidad cotiza alrededor de 900 dólares, y esos frikis de nuevo cuño tienen hambre de juguetes, pero prácticamente nadie está vendiéndoselos.


Hay una gran cantidad de frikis sentados sobre montañas de dinero, un dinero que se ha apreciado lo suficiente como para permitirles tachar de su lista de juguetes deseados casi todos los artículos de una vez, como si fuera navidad, con tan solo un 1% de su riqueza
.

¿El problema?

Muy pocas tiendas están prestando atención. Tienes un grupo de frikis multimillonarios hambrientos –no, ¡muertos de hambre!– de juguetes, y las tiendas de juguetes les están mandando a paseo porque no aceptan sus bitcoins.

Esto es, de algún modo, comprensible. Toda desviación de una manera establecida de hacer las cosas en un negocio –incluyendo a los minoristas– implica trabajo extra, y en particular a nadie le gusta meterse con el flujo de pagos. Ni hablemos de aceptar una nueva moneda: eso no solo supone mucho trabajo, también mucho riesgo, incluso ante un mercado multimillonario desatendido.

Ahora bien, el dinero que tiene esta gente es real. Lo puedes aceptar más fácilmente de lo que aceptas tarjetas de crédito, con un costo mucho más bajo, y puedes retirarlo de tu cuenta corriente al día siguiente (en vez de la semana o el mes siguiente, como ocurre con las tarjetas).  Además, no existe la posibilidad de que un pago sea revertido –el sistema está diseñado para que todos los pagos sean definitivos–. Bitpay es una de las compañías que se dedica a procesar esos pagos, convirtiéndo los bitcoins a la moneda local y depositando el dinero al día siguiente. Por dicho servicio cobra el 1% de cada transacción, o bien 30$ mensuales sin costo por transacción. ¿Cuánto te cobra tu procesador de pagos por el acceso a mercados multimillonarios?

Insisto: estamos hablando de dinero real. Se trata de un tipo de dinero poco común, pero existen intermediarios capaces de resolver los problemas de acceso a este mercado.

Que TigerDirect haya empezado a aceptar bitcoins es una gran noticia –cada uno de estos pioneros tiene la chance de capturar un nicho de este enorme mercado, pero es un mercado que aún se halla absurdamente desatendido. Los frikis no existen solo en Estados Unidos; yo me encuentro en Europa y quiero comprar en tiendas que funcionan dentro del ámbito de la Unión Europea, porque odio los trámites aduaneros y los recargos del 30%.

¿Qué quieren los frikis? Yo, sin ir más lejos, ahora mismo estoy buscando servidores. Estoy cansado del ruido de mi Dell PowerEdges; quiero servidores OctoCore de 128 ó 256Mb en rack, que no emitan ni un susurro, silenciados mediante enormes disipadores Noctua o similares. Esto es un ejemplo de algo “fuera de catálogo” pero que alguien podría buscar. Para ilustraros, pregunté en EndPCNoise.com si aceptaban bitcons para construir el servidor y ni siquiera recibí una respuesta. Lo cual me sorprende, y a la vez resulta ilustrativo de la situación general.



Esto ocurre también más allá de los juguetes tecnológicos. Los bitcoiners multimillonarios son seres humanos, con la misma diversidad de intereses que el resto de los seres humanos –de hecho, tienden a exhibir más diversidad que el promedio, en ocasiones hasta el punto de la excentricidad–. De nuevo, he estado buscando calzado de trekking que pudiera pagar con bitcoins dentro de la UE, sin éxito.


El primero que se anime a dar el paso correrá con una gran ventaja.
 Si un portal como Ebay empezara a aceptar pagos en bitcoins, pasaría a dominar buena parte del mercado, al tener la capacidad de satisfacer hasta los caprichos más extravagantes. Pero no estamos en ese punto. Existen multimillonarios ahí afuera que desean comprar tus productos, en EEUU, la UE y en cualquier sitio, y están pidiéndote que aceptes su dinero. ¿Qué estás esperando?

Leer texto original, en inglés

, , , , , , ,