Pages

¿Por qué no Bitcoin?

… se pregunta Alejandro Tagliavini* en El Nuevo Herald.

Después de repasar las consecuencias que tendría para Sudamérica un colapso financiero global, Alejandro Tagliavini presenta a Bitcoin como posible alternativa al sistema monetario vigente.

ALEJANDRO A. TAGLIAVINI: Crisis global, América Latina y una nueva moneda

En una entrevista publicada por el Weekend Australian, el presidente del Banco Mundial opina que las economías y los mercados afrontan una “nueva zona de peligro”, por la pérdida de confianza en el “liderazgo económico de países claves”, cuyos gobiernos agotaron su margen fiscal y la flexibilidad de su política monetaria. Por otro lado, calificó a los emergentes como una oportunidad ya que hoy aportan la mitad del crecimiento global, cuando en la década del 90 esta proporción era solamente de 20%.

China es hoy la segunda economía mundial después de EEUU, al que desplazó como el mayor socio comercial de Brasil. Además, fue el principal inversor en el país sudamericano, durante 2010, inyectando unos $30 mil millones, de los cuales la mitad se dedicaron a tecnología. Japón, tercera economía mundial, también busca materias primas y nuevos mercados, y el favorito es Brasil, que el año pasado registró un crecimiento de 7.5% y ya atrajo numerosas inversiones, y probablemente focalizará la atención del mundo porque, en 2014, será sede del Mundial de Fútbol y, en 2016, de los Juegos Olímpicos.

El año pasado, el país de la samba compró y vendió a China por $56,379 millones (el 70% fueron materias primas como soja o mineral de hierro). Mientras que de $13,858 millones fue el comercio chino con la Argentina, cuyas importaciones orientales, entre los primeros semestres de 2004 y 2011, pegaron un salto enorme, del 764%, mientras que las de Brasil saltaron algo menos, 590%. Lo que pone nerviosos a sus dirigentes que, en lugar de buscar mayor competitividad, están estudiando cómo frenar forzadamente las ventas que llegan desde el gigante asiático.

En Chile, la economía estaría creciendo entre 6.5% y 7% con una creación de empleo alta, más de 500 mil puestos creados desde comienzos de 2010 con salarios en aumento. Su ministro de Hacienda, Felipe Larraín, mientras se vislumbra una recaída económica global, destaca la fortaleza actual de América Latina ante el marco internacional, “la región está creciendo más que el resto del mundo desarrollado”, aunque alertó que “somos una economía muy globalizada, diversificada, y los precios de los productos que vendemos, especialmente los de los commodities, dependen muy fuerte del ciclo mundial”.

Por otro lado, el ministro descartó la posibilidad de una moneda única en la región. En el sistema monetario internacional, el dólar sí pierde peso, y algo de ese espacio lo ha ocupado el euro, pero lo más probable es que lo terminen ocupando monedas de emergentes y de países industrializados como Australia, Nueva Zelanda y Canadá. Probablemente, en el futuro exista un sistema de moneda de reserva, que no será única o dominante como ha sido el dólar, sino que tendría que competir con otras divisas.

¿Y por qué no los bitcoins? Una moneda electrónica, creada por un estudiante japonés, que permite realizar transacciones por internet. Según los expertos, es el futuro en comercio digital, una divisa ajena a controles gubernamentales o de bancos centrales, de las cuales ya circulan unos 6.5 millones y que crece, como toda moneda real, por demanda de las personas y no por imposición del burócrata. Y funciona como divisa digital, aceptada por comercios online –especialmente norteamericanos– y por usuarios que la utilizan para realizar transacciones, que puede ser negociada en los sitios de intercambios como Mtgox.com, o por dinero real.

*Miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California.

, , ,