Pages

Del fuego a Bitcoin

moneda-ptolomeo IV-historia-bitcoin

Moneda de Ptolomeo IV (217 A.C.) – Image by Rob Weir/Flickr

 

Antes de la irrupción de Bitcoin hubo un sólo gran descubrimiento monetario: el de los metales preciosos. Todas las innovaciones posteriores no fueron más que representaciones – eventualmente redimibles – de estos raros elementos.

 

Bitcoin representa un verdadero cambio de paradigma. Para situarlo en la historia – y entender por qué su expansión es inevitable – hoy nos apoyamos en las sugestivas reflexiones de Severian.

Hace aproximadamente medio millón de años, o más, un grupo de seres humanos aprendió, en algún lugar, a utilizar el fuego en beneficio propio. La idea parece haber alcanzado gran popularidad.

Hace unos 10.000 años, otro grupo de seres humanos aprendió, tal vez en lo que ahora es Turquía, a utilizar el fuego para extraer el metal de los minerales. La idea también parece haber tenido mucho éxito.

metal-fundido-acuñar-moneda

Image by Rajesh_India/Flickr

Las monedas fabricadas a partir del metal fundido por el fuego aparecieron por primera vez hace tres o cuatro mil años. Plata, oro, electrum, hierro y cobre fueron convertidos en monedas por quienes tenían el conocimiento y las herramientas para hacerlo. La idea parece haber tenido tanto éxito que la acuñación de monedas siguió practicándose durante siglos.

Utilizando el metal fundido por el fuego, en los últimos 50 años se han creado y perfeccionado los circuitos integrados. Gracias a dicho invento, usted está leyendo ahora estas divagaciones. Y bien, parece que el concepto de los circuitos integrados también ha llegado para quedarse.

Algunas ideas, como el fuego, las monedas y los circuitos integrados, son a la vez útiles y universales. Otras ideas, como la banca de reserva fraccionaria, sólo son útiles para un pequeño porcentaje de la población. Pero las malas ideas están destinadas a ser reemplazadas cuando los medios para reemplazarlas estén disponibles.

Esta red, la red Bitcoin, va a seguir existiendo al menos tanto tiempo como Internet. Al igual que las monedas fabricadas con el metal fundido por el fuego, Bitcoin es una idea inspirada en los materiales que nos rodean; materiales que sirvieron a otros propósitos antes de sostener a un sistema monetario digital y descentralizado.

dracma-griego-antiguo-plata-400 AC

Dracma griego de plata (400 A.C.) – Image by public.resource.org/Flickr

Así como el fuego y el metal fueron utilizados mucho antes de que a alguien se le ocurriera combinarlos para hacer monedas, los hashes criptográficos y las redes informáticas peer-to-peer sirvieron a otros fines antes de que a Satoshi Nakamoto se le ocurriera combinarlos para generar bitcoins – que existirán mientras haya paquetes TCP / IP moviéndose a través de los cables.

.

No hay una autoridad regulatoria capaz de eliminar por completo Internet, por la misma razón que nadie puede eliminar el uso del fuego. Si el año que viene, o dentro de  10 años, usted logra de alguna manera acceder a Internet, usted podrá utilizar sus bitcoins, y estos probablemente habrán conservado – sino aumentado – su poder adquisitivo. Está por verse lo que quedará entonces del poder adquisitivo en términos de dinero estatal.

Mal que le pese a una minoría privilegiada, las malas ideas fracasan en el largo plazo, mientras que las buenas ideas nunca mueren: de una forma u otra, estas permanecen.

Ver texto completo, en inglés

Ver El lugar de Bitcoin en la historia

, , , , , , ,