La abolición del efectivo (¡vienen por nuestro dinero!)

Desde que los políticos descubrieron las ventajas (para ellos) de la bancarización forzosa, el efectivo pasó a ser blanco de sus ataques.