Tecnócratas del siglo XXI

El prestigio intelectual de los planificadores de la economía cayó con el muro de Berlín. La caída de los tecnócratas del siglo XXI no llevará tanto tiempo, gracias en parte a la naturaleza de internet –que impide aislar a la gente de fuentes alternativas de información–, y en parte a la naturaleza de Bitcoin –que hace económicamente inviable la oposición al consenso Nakamoto–.