Pages

No es tarde

time

Fuente: Medium

Por Kevin Kelly

Traducido al español por majamalu para elBitcoin.org




Si tenemos en cuenta lo que hemos conseguido en el mundo online en los últimos 30 años, esta abundancia parece casi milagrosa. Tenemos: conexión instantánea con nuestros amigos y familiares desde cualquier lugar, un flujo personalizable de noticias cuando lo deseamos, mapas con zoom en 3D de la mayoría de las ciudades del mundo, una enciclopedia a la que podemos consultar hablándole en cualquier momento, películas que se pueden ver en una tablet, una tienda virtual que ofrece de todo y que nos entregará lo que pidamos al día siguiente – por nombrar sólo seis de los miles de logros que podrían mencionarse.

Pero, pero… esta es la cuestión. En cuanto a internet, todavía no ha pasado nada. Internet está todavía en los comienzos de sus comienzos. Si pudiéramos subir a una máquina del tiempo y viajar 30 años hacia el futuro, y desde ahí mirar hacia atrás hasta nuestros días, nos daríamos cuenta de que la mayoría de los productos de uso cotidiano en las vidas de los ciudadanos en el 2044 no fueron inventados hasta después del 2014. La gente en el futuro mirará sus holodecks, sus lentes de contacto de realidad virtual, sus avatares descargables, las interfaces de IA (inteligencia artificial) y dirá, oh, en realidad ustedes no tenían internet (o como sea que lo llamen) en aquel entonces.

Y tendrán razón. Miles de inventos milagrosos están esperando a que un loco, un visionario, un outsider con esa actitud de “nadie me dijo que esto era imposible” descubra esos frutos maduros y al alcance de la mano que los demás ignoran – el equivalente a los nombres punto com de 1984.

Porque aquí hay otra cosa que las barbas grises te dirán en 2044: ¿Te imaginas lo maravilloso que hubiera sido ser un empresario en el 2014? ¡No había fronteras! Podías elegir casi cualquier categoría X, añadirle un poco de AI y ponerla en la nube. Pocos dispositivos tenían más de uno o dos sensores, a diferencia de los de ahora que tienen cientos. Las expectativas y las barreras eran bajas. Era fácil ser el primero. Y tras un suspiro dirán, “Oh, ¡si tan sólo nos hubiéramos dado cuenta de todas las posibilidades que teníamos en aquel entonces!”

floating_city

La verdad es que ahora mismo, hoy, en el 2014, es el mejor momento para empezar algo en Internet. Nunca ha habido un mejor momento en toda la historia del mundo para inventar algo. Nunca ha habido un mejor momento, con más oportunidades, más apertura, barreras más bajas, mejor relación riesgo/beneficio, mejores rendimientos, mayor potencial, que ahora. Ahora mismo, en este mismo instante. Este es el momento que la gente en el futuro recordará y dirá, “¡Qué privilegio haber estado ahí!“.

Las creaciones de los últimos 30 años han dado lugar a un maravilloso punto de partida, una sólida plataforma para construir cosas verdaderamente grandiosas. Sin embargo, lo mejor todavía no se ha inventado: lo que vendrá no será más de lo mismo que existe hoy en día; en realidad ni siquiera va a ser simplemente “mejor” – será diferente, estará más allá de lo que hoy podemos imaginar. Pero eso ya lo sabías.

Lo que quizás no habías notado es que ahora mismo no hay fronteras; que este es el mejor momento en la historia de la humanidad para comenzar.

No es tarde.

Leer texto original, en inglés

,

  • Drogoteca

    Me ha hecho sonreír.
    Siempre lo logran los espíritus dispuestos a avanzar a toda costa.

    Equivocarse es un bonito derecho que ejercemos más a menudo de lo que creemos.
    Y es la otra cara del éxito.

    No creo que el 2014 sea el mejor momento, pero reconozco que en lo que dice tiene razón: vivimos un escenario espléndido para que la creatividad desborde las barreras que -hasta ahora- sufríamos.
    Estoy seguro que muchos en 30 años se preguntarán por qué no hicieron tal cosa o por qué no vieron a tiempo tal otra y Bitcoin será una de ellas.

    Bitcoin es. 🙂

  • Jose Perez

    Las innovaciones de las que habla el autor no son típicas de un “loco” o “visionario”, son cosas ya inventadas desde hace tiempo, que están en desarrollo, y que requieren de grandes inversiones y recursos (por ejemplo la nanotecnología). Las oportunidades que hay son en materia de software y emprendeduría en línea… que no veo cómo es nada revolucionario tampoco.

    • Heberest

      Las innovaciones de las que habla el autor SÍ son típicas de un “loco” o “visionario” (“loco” llaman a los creadores los mediocres sin imaginación, otros les dicen “visionarios”). Y en ninguna parte dice que los inventos que menciona serán creados en el futuro.