Pages

Ni gobierno mundial, ni criptomoneda estatal

world_government

Por Luis Rodríguez (@SomosPolvo)

Personalmente no soy fanático de las teorías conspirativas, y vaya que he leído sobre varias. En el presente artículo me referiré a una de ellas, que señala la existencia de una secta que desde el inicio de los tiempos ha monopolizado el control de la humanidad, y que tiene planes de implantar un gobierno mundial al servicio de un emperador capaz de someter al mundo a las más grandes penurias: los illuminati.

Quizás nunca has escuchado este tipo de cosas, quizás tienes un par de contactos en facebook que solo hablan de ello, o quizás eres un convencido y te tomas este artículo como una crítica directa. Cual sea el caso, siempre he querido tocar el tema desde una perspectiva que aunque no asuma estas cosas como ciertas, se anime a examinar algunos de sus enunciados.

Cuando escuchamos por primera vez hablar del “nuevo orden mundial” –la forma en la que se llama al sistema que teóricamente los illuminati quieren implantar–, es normal que sintamos cierta curiosidad por el discurso, un discurso aparentemente novedoso, capaz de enganchar por un rato a más de uno que haya logrado intuir que algo en este mundo está mal.

A continuación, me permitiré tocar algunos de los planteamientos que sostienen los teóricos del nuevo orden mundial, pero desde mi propia perspectiva:

No es cuestión de elección entre izquierdas y derechas

Los teóricos de la conspiración sostienen que los problemas del mundo no se solucionarán eligiendo entre partidos y candidatos de izquierda o derecha. En lo particular, esta es una idea con la que simpatizo, no porque crea que el verdadero problema son los masones (para los teóricos de la conspiración, una fachada de los malos) y que todo gobernante sirve a sus intereses, sino porque considero que en cuestiones políticas se nos suele presentar un falso dilema.

¿Qué significa izquierda y derecha en política? Definirlo resulta bastante difícil sin dedicarle su propio artículo al tema. Sin embargo, puedo decir que, en general, cabe asociar “izquierda” con posiciones que se consideran a sí mismas revolucionarias y que a menudo justifican la violencia para lograr cambios radicales. Por su parte, la “derecha” es asociada con posiciones más o menos conservadoras, generalmente en cuanto a algo que se considera parte del status quo. La concepción que solemos tener en la modernidad de estos lados asocia a los primeros con el socialismo y a los segundos con el capitalismo, cosa que no es del todo exacta pero nos permite más o menos entender por dónde van los tiros.

¿Cual es el falso dilema? Pues que solemos elegir entre izquierdas y derechas, pero difícilmente nos preocupamos por conocer qué ideas específicas defienden, cómo ven el mundo y cuáles son sus valores. Los líderes intelectuales de izuierda o derecha (al igual que muchos de nosotros) suelen compartir una inclinación por el estatismo; piensan que lo que necesita el mundo es más Estado, ya sea para regular a punta de pistola a “los avariciosos”, o el comportamiento y la vida privada de “los libertinos”. En resumen, los progresistas y socialistas se meten en tu bolsillo, los conservadores se meten en tu cama, pero ambos pretenden establecer tus prioridades.

La sociedad necesita despertar de una “matrix”

La segunda idea que no rechazo es la de que la sociedad necesita despertar de una especie de sueño. Sin embargo, no digo que este sea creado por una secta político-religiosa para mantener sometida a la población, “mientras los ciakar, amos del universo y supremos señores reptilianos, logran cruzar a este plano para devorar a los enclenques humanos”. Yo me refiero al pensamiento de masa y el marxismo cultural.

El colectivismo, es decir, la idea de que el colectivo –como si se tratase de un ente que piensa y siente– tiene derechos, y que estos “derechos” además están por encima de las libertades individuales, es parte del pensamiento dominante. Diariamente podemos escuchar cómo la mayoría de las personas, cuando tocan temas de política y organización social, sacan a relucir entidades imaginarias como “el pueblo”, “el país” o “la nación” y le asignan atributos como voluntad y sabiduría.

El problema, sin embargo, no es si de hecho existe el colectivo, sino que tendemos a olvidar nuestra individualidad y nos perdemos dentro del concepto. La afirmación de que todo colectivo está formado por individuos cuyos pensamientos, deseos e intereses son diferentes, que pueden sí agruparse en torno a fines e ideas que tienen en común, queda en general como un mero formulismo.

Un gobierno mundial no es algo deseable

Me gustaría comenzar definiendo a qué me refiero con “gobierno mundial”. Admito que no sé qué tan probable es que una única institución llegue a gobernar monopolicamente a todos los habitantes del planeta o qué tanta resistencia pueda enfrentar. No traigo estadísticas, ni mediciones; pero la idea de algo así me aterra, basándome en la visión que tengo del Estado y los monopolios.

En realidad, me da igual si un Estado así se inclina inicialmente hacia el socialismo, hacia el conservadurismo, o si desarrolla lo que para su tiempo sea el mejor sistema democrático o republicano conocido. No es deseable. El alcance de un gigante así dejaría al individuo desprotegido, y sometería al más duro positivismo jurídico a cada uno sin que haya margen de acción para defenderse.

Las criptomonedas estatales son un peligro para los individuos

En numerosas ocasiones he expuesto mi pensamiento en cuanto a la relación de las monedas con la política. He dicho sobre ellas que el mayor problema no son sus características, sino que nos obligan a usarlas; algo que conocemos hoy como “curso forzoso”.

Parafraseando un poco (no recuerdo a quien), “una buena moneda no necesita que nadie sea obligado a usarla”; las personas valoran subjetivamente qué forma de dinero quieren usar, y por lo general escogen bien. De todos modos, si no lo hacen es su problema.

Aunque se tratase de una moneda buena respaldada en oro o plata, la obligatoriedad es siempre perjudicial para el individuo que se precie de elegir por sí mismo. Debo decir que con la llegada de los criptomonedas el peligro ha aumentado, no porque la innovación que ha traído la cadena de bloques sea mala en sí misma, o porque haya sido diseñada para esto, sino porque aunque las tecnologías son neutrales, su uso no lo es, y las características de una moneda con estas potencialidades pueden derivar en distorsiones que solo el poder de los Estados puede implementar a gran escala.

Hace unos días leía sobre cómo en Ecuador ya se comienza a imponer a los bancos trabajar con la nueva moneda virtual del Estado; si no lo hacen, esto puede traducirse para ellos en fuertes sanciones o represalias. Considerando al individuo como la minoría más pequeña, ya debería entrever el lector por qué el tema llega a ser tan delicado. El poder de un Estado es en la práctica ilimitado (aunque en teoría pueda tener limitaciones que pueden mantenerse por un periodo de tiempo tal que haga los cambios imperceptibles entre generaciones), y el que tendría un Estado global sería suficiente para permitir el nacimiento de la tiranía más dura que haya visto la la humanidad, independientemente de las “buenas intenciones” e inteligencia de quien lidere.

Conclusiones

Si bien no soy fan de las teorías de la conspiración en general, suelo hallar cierto placer en leer entre líneas y examinar algunas ideas por separado cuando tengo la oportunidad, sobre todo porque aunque no pienso que toda idea sea válida solo por ser defendida por una persona, respeto bastante las preocupaciones de la gente y me gusta encontrar la raíz de ellas. Independientemente de qué tan viable sea la creación de un gobierno mundial, la preocupación por el impacto que semejante organización podría tener, o por la aplicación que puedan hacer los Estados (unificados o no) de tecnologías disruptivas como las relacionadas a las monedas digitales, es legítima.

Bitcoin pone en práctica el principio de no agresión al momento de aplicar sus reglas. No es una moneda cuyo uso sea forzoso, y aunque se fundamenta en el consenso, ningún nodo usa la fuerza contra otro para obligarlo a actuar de cierta manera; es una forma de anarquía que lleva a la práctica el principio del voluntarismo que algunos como yo defendemos.

Cambiar las características que hacen a esta moneda (la primera en su tipo) mejor que las monedas fiduciarias e incluso el dinero patrón, puede llevarnos a distorsionar la visión original de empoderamiento y protección de cada uno de los usuarios.

Siempre existirá el riesgo de que alguna organización desarrolle un clon relativamente exitoso que centralice su emisión, y que haga todo lo posible para lograr la erradicación de la privacidad. Pero siempre tendremos de nuestro lado la posibilidad de hacer un fork si alguien quisiera cambiar a Bitcoin para convertirlo en algo diferente, además de la justificación moral para desobedecer a cualquiera que intente controlar o violar la privacidad de sus usuarios, sin importar que se trate de un Estado nacional o de un gobierno mundial.

  • Conspiracionista

    Es cierto que hay mucha basura pululando en la Internet pero el que niega la conspiración es porque nunca ha leído un buen libro de Historia.

    • Tontista

      Los que detentan el verdadero poder global nunca dan la cara ni comunican sus ideas. A los que no pertenecemos a esa élite lo único que nos queda es especular e imaginarnos cosas. Hay una constante: siempre pagamos las consecuencias, somos carne de cañón.
      Alguien entiende por qué el control de Siria es geoestratégicamente importante? Por qué no se explica al contribuyente el porqué se está gastando ese dinero en el conflicto cuando la economía está por colapsar a causa de la deuda? La bolsa de valores sube, el oro baja, el bitcoin lo creó un desconocido. No, no creo en la conspiración.

      • Mark VR

        “La bolsa de valores sube, el oro baja, el bitcoin lo creó un desconocido. No, no creo en la conspiración.” Jaja… cierto :-/

      • Y hacer cosas como esta

  • Ramiro Prieto ن

    Estoy contigo, no se de Illuminatis ni de cosas de esas. No hay novedad en afirmar que las sociedades secretas existen y desconocemos tus motivaciones e intenciones.

    Pero que hay un proyecto globalista, no hay más que encender el telediario y pararse a escuchar 10 minutos para darse cuenta de ello. Un buen ensayo de esto es la propia Unión Europea, una burocracia que nadie ha elegido en unas elecciones democráticas que se permiten pasar por encima de la soberanía de los países y aplican de manera arbitraria una normativa que ellos se han sacado de la manga.

    Al contrario de la opinión del articulista, yo si creo que existen las naciones, no hay más que repasar la historia, si fuera un concepto inexistente habrían desaparecido en el devenir de los siglos, pero es de perogruyo que me unen lazos más fuertes con un cántabro o un gallego que con un danés… Creo que tan lógico que no hace falta que me extienda en esta idea.

    Pero vamos a la cuestión, a los bancos centrales, que no hacen más que decirnos lo poco que les interesa bitcoin (lógico porque con el bitcoin ellos no pintan nada), pero si la cadena de bloques, se les ha visto la patita, les encanta eso de un libro de contabilidad público y distribuido donde quede constancia de una manera feaciente por donde van circulando los capitales… Es el amanecer del Gran Hermano, se frotan las manos.

    • patapufete

      Te venden la “libertad”, el “anonimato” pero al final, ya sabemos, siempre es lo mismo.

    • Aclarando, para mi si existen naciones culturales, entendidas como aquellos lazos subjetivos que unen a personas en base a un origen, cultura, costumbres, etc. pero no existe la nación como un ente con voluntad propia, que pueda ser representado o evocado como algo concreto. Al igual que el Estado, las naciones existen en el mundo de las ideas. Otra cosa es que yo separo naciones culturales de Estados nacionales, no son lo mismo.

      • Ancap

        El Estado es un tipo de organización que un grupo de individuos ha adoptado por voluntad propia. Si después dentro de esa organización hay individuos que quieren vivr de otra manera, debería poder apartarse para formar su propia organización. Pero que existe el Estado, existe, como existe el grupo organizado y el individuo que no se quiere ajustar a ningún reglamento.
        Yo por ejemplo quisiera irme a vivir a Liberland. Si alguien sabe cuáles son las condiciones y si hay servicios básicos, agua potable, electricidad, Internet, etc. Le agradecería que informara. Gracias.

        • Es un tipo de organización que un grupo de individuos impone a los demás. “Si después dentro de esa organización hay individuos que quieren vivir de otra manera, debería poder apartarse para formar su propia organización.” en eso estoy de acuerdo, aunque el Estado no nos dejaría; los Estados reclaman para sí incluso los territorios no habitados.

          Yo también preferiría poderme ir a un país minarquista como liberland, es decir, en comparación con países con Estados expandidos, como es el caso de Venezuela, Estados Unidos, España, etc.

          Sin embargo, espero que más adelante, pueda uno simplemente apartarse en una comunidad autónoma, fuera del alcance de los Estados, que pueda organizarse como mejor le parezca sin la necesidad de fundar un nuevo Estado.

          • Morgana

            Supongo que aún puedes hacerlo Luis. Hay ciertos lugares en Canadá, América del Sur y Neozelanda donde el Estado no mete la mano. Son algunos territorios en estado natural, donde los lugareños viven principalmente de la caza y la pesca.

          • Morgana

            Corrijo: Nueva Zelanda.

          • En cuanto comienzas a producir, ya verás como comienzan a llegar los cobradores de impuestos, y como comienzan a aplicar la legislación de dichos países. Nosotros queremos ser dejados en paz, no escondernos o vivir en una sociedad tribal.

            Dicho de otra forma, si construimos una ciudad donde no hay nada, queremos que nadie nos moleste, siendo que no estamos molestando a nadie.

          • Morgana

            Tú lo has dicho: “en cuanto comiences a producir” ¿producir qué y para quién? Toma lo que necesites para vivir, deja el resto y vive en paz, como hacen los lugareños. Mientras uses para ti lo que siembres, crees, caces o pesques, no te pasará nada. Si llevas tu libre mercado, tus conceptos de productividad y beneficios y envenenas con ellos tu nuevo territorio, vas a tener los mismos problemas que hoy.
            Si quieres verdadera libertad, tienes que pensar correctamente. Si lo que buscas, en cambio, es ser rico, quédate dentro del sistema y encuentra la forma como otros ya hicieron. Tienes que decidir qué deseas.

          • Pienso que no he sido entendido. Pareciese que la extorsión se justifica porque la persona produce. Si la persona crea riqueza ¿Merece ser extorsionada? queremos ser dejados en paz, sin vivir de otros y sin que vivan de nosotros. No se cual es el problema con ello.

          • Morgana

            Yo también quiero vivir en paz tal y como estoy y los lugareños de los que hablábamos también quieren seguir con su sistema de vida. Espero que no sea un problema.
            Lo que tú llamas libertad para mí es esclavitud, lo que entiendes por riqueza para mí es saqueo de recursos, robo y abuso, lo que consideras extorsión es para mí el pago por la administración, los servicios y las estructuras que disfrutamos y nos pertenecen.
            Si quieres ser dejado en paz, abandona la ciudad, porque te guste o no, estás usando todo lo que ésta ofrece y tiene un costo que todos tenemos que cubrir.

          • Si abandono la ciudad, y, junto a un grupo de personas, edificamos una nueva, y luego viene el gobierno y nos exige lo mismo ¿Debo abandonar también esa?

          • Morgana

            Dudo que puedas edificar una ciudad próspera, segura y organizada con tu sistema, porque si te quejas por los impuestos ¿pagarás alegremente todo lo que se necesita más los beneficios de los privados que ofrezcan los servicios? No lo creo.
            No te ofendas, que mi intención no es ser impertinente. Te gusta el mercadeo y la idea de ser rico y crees que el Estado está bloqueando tus aspiraciones. Pretextos.
            ¿Cómo hicieron entonces los que hoy son ricos para serlo? ¿No estarás descuidando algo? ¿Es que no hay gente rica en tu país?
            ¿Por qué dejaste que te convencieran que no tienes opciones? ¿Qué tienen en común los “padres” de tus teorías?

          • No encuentro imposibilidad para ser rico hoy día. Mi posición no es una excusa, y yo no dije que no tenía opciones. Por favor, no pongas palabras en mi boca que no he dicho.

            En cuanto a irme y fundar una ciudad-comunidad sin Estado junto a otros liberales. Si me voy, estoy por mi cuenta, y si estaría dispuesto a pagar a los demás por sus productos y servicios. De hecho ya lo hago, y en cuanto a ello, debo decir que una parte de lo que pago se lo queda el gobierno, y no tengo opción, porque si evado y me descubren, voy tras las rejas, y si me resisto, pueden golpearme o matarme.

            Ahora bien, asumes que fracasare en ello, y es comprensible que lo pienses ya que has dejado claro que crees que un sistema así no puede funcionar. Pero mi planteamiento no a sido si va a funcionar o no, sino el siguiente: En caso de que funcione, y sea una comunidad-sociedad productiva. ¿Me dejarían en paz? yo pienso que no.

            ¿Que tienen en común los “padres” de “mis” teorías? no dan por sentado de donde vienen las cosas, y no solo han visto el lado utilitario de las cosas, se preocupan por si esta bien. Si dudaban de algo, investigaban y desarrollaban teorías que luego dejaban que otros pusieran a prueba; el hacer eso, independientemente de cuan erradas o no hayan sido esas ideas, aporto algo, porque fueron tomadas en cuenta por otros.

          • Ancap

            Un anarcocapitalista de casta tiene que aprovechar todos los beneficios de Estado, luego cuando haya amasado su fortuna gracias a éste, tiene que tratar de destruirlo para que no le venga a cobrar por sus servicios.
            Los pobres que odian el Estado están meando fuera del tarro.

          • Me he terminado de convencer de que lejos de ser inculto o estar confundido, eres un troll. No sabes NADA acerca de anarcocapitalismo. Los ancaps rechazamos todo privilegio del Estado… a quien sea.

          • Bienvenido Luis
          • Morgana

            Me has hecho doblar de risa 😀 Besos.

      • Morgana

        Luis, se puede aplicar lo que dices también al libre mercado, del cual a veces hablas como si fuera un ente con voluntad. Creo que un poco de flexibilidad para entender no perjudica a nadie.

        • He aclarado a que me refiero cuando hablo del mercado. De todos modos, volveré a hacerlo. El concepto de mercado, es referente a los individuos intercambiando y eligiendo de forma pacífica y voluntaria. No necesariamente comerciando con dinero, puesto que puede hacerse con recursos (trueque),etc.

          Libre mercado, significa, el maximo grado de libertad individual aplicado a la interacción dentro del mismo. En pocas palabras, libertad de elegir entre todas las opciones posibles que pueda haber.

          Creemos que mientras más personas compiten para proveer un bien, los excesos de las mismas son regulados, ya que los intereses de los unos (su interacción, cosa que incluye incluso la abstención de una acción) se encuentran con los intereses de los otros. En cuanto a esto (regulación, también llamado auto-regulación), pensamos que el mercado es eficiente, y que el Estado al reemplazar las leyes naturales del mercado, impide que se lleguen a soluciones pacíficas más perfectas logradas gracias a la evolución de las relaciones, la creatividad y el orden espontáneo.

          El mercado no existe como ente concreto, con voluntad (son los individuos quienes lo conforman, los que tienen voluntad). Es una forma de llamar, si se quiere, a la acción humana, en el ambito económico.

          * En cuanto a la auto-regulación del mercado, también llamada “mano invisible” (expuesta por Adam Smith, expresión de la cual muchos se burlan), también podemos entenderla como “regulación dentro del mercado” (de los excesos de unos participantes, que tienen sus intereses, gracias a los intereses de los otros participantes)

          • No se hable más

            Ok, entendido. Solamente existen individuos (personas naturales), cuando éstos se agrupan (personas jurídicas), desaparecen.

          • Boom!

            Con ese mismo razonamiento, un empresario existe, pero su empresa es una entelequia, algo que existe en el mundo de las ideas.

          • Si. Las personas jurídicas (como las empresas) son un montón de papeles que simplemente formalizan y constituyen algo que solo existe en el mundo de las ideas, pero no son entes concretos.

          • cuentacuentos

            Y el bitcoin, existe? En todo caso es una representación de qué?
            No sería mejor utilizar como medio de intercambio algo concreto como el oro y evitar las fantasías y abstracciones que requieren mucha imaginación?

          • Si. Bitcoin existe; no es una idea, es una realidad. En cuanto al valor, el mismo es asignado de forma subjetiva, y esto se debe a la utilidad marginal que una persona encuentre en cada cosa. Si piensas que aprovecharía mejor usar oro o plata, esta bien… no digo que no se deba usar o acumular activos físicos, solo que hay una desventaja… son difíciles de transferir en grandes cantidades. Por cierto, he defendido la vuelta al dinero patrón en mis artículos.

          • Ramiro Prieto ن

            No, las empresas no están en el mundo de las ideas, están el registro mercantil y tienen sus derechos y sus obligaciones como las personas físicas… Fíjate si son reales, que hay gente que hasta trabaja en ellas…

          • Cartesiano

            De lo único que puedo estar seguro que existe es de la mente con la que pienso.

          • Mark VR

            Y ni siquiera eso segun el budismo.

          • Escéptico

            Antes del budismo está tu mente que lo ha pensado, y antes, mi mente que lo piensa a los dos.

          • No desaparecen los individuos, solo que se suele tomar al colectivo como si esos individuos juntaran los dedos y gritaran “fuuuuu-sion”, creando una nueva criatura con una voluntad y deseos homogeneos. Y no es así; todo colectivo (entiéndase, personas agrupadas) esta conformado por individuos con intereses diversos, que pueden tener cosas en común, pero no todo.

          • Morgana

            Querido Luis, vivir bien no implica siempre competir. Los mejores recuerdos que tengo de mi vida son momentos de complicidad, comunión, amistad y afecto. ¿Casualidad? La vida es una cadena de experiencias, no quiero convertir la mía en la historia de un mercadeo.

          • Tienes razón en que vivir no implica siempre competir. Sin embargo, la acción humana aplicada en economía se regula de esa forma, es decir, con la competencia entre oferentes y entre demandantes, y la interacción entre estos dos grupos.

          • naderias

            La vida de los seres humanos nace de la cooperacion mas que de la competencia porque no nos clonamos y un individuo solo se extingue.

          • Están formalizadas en los papeles y existen en el mundo de las ideas, son una abstracción. No hay contradicción. Sino, muestrame una entrevista a Venezuela y otra a General Motors, donde sean ellas en primera persona quienes hablen, y no un ser humano de carne y hueso, en representación suya. No existe un ente por cada empresa, al igual que no existen fronteras entre países fuera de las delimitadas por la mente humana (y asentadas también en papel)

            2016-10-20 17:55 GMT-04:00, Disqus :

          • Estoy de acuerdo en que en la vida, no todo es competencia, sino cooperación. Pero la competencia es el mejor mecanismo regulador de la economía, y la cooperación, es el mejor mecanismo que tenemos para sobrevivir, para “ser y durar”; nos repartimos el trabajo, colaboramos y no abusamos porque no somos los únicos que ofrecen algo a quienes lo necesitan.

  • Heberest

    “No es cuestión de elección entre izquierdas y derechas”
    ¡Claro! como yo siempre he dicho: LA IZQUIERDA Y LA DERECHA SON LA MISMA PORQUERÍA, SON LAS DOS CARAS DE UNA MISMA MONEDA: LA MONEDA CADA VEZ MAS FALSA DEL INDUSTRIALISMO.

    • Sin gritar

      Con ese cuento nos han controlado y han muerto millones de inocentes. No caigamos de nuevo con las nuevas versiones: Estado-Mercado, Dinero fiat-criptodivisas, Demócratas-Republicanos…

      • Heberest

        A eso se llama tener cerebro dicotómico, blanco/negro, malo/bueno, izquierda/derecha, etc. El dicotomismo es la forma de pensar de los mediocres y subnormales, todo lo ven simple pues su cerebro mismo es simple.

        • Ecumenista

          Efectivamente. Hay que utilizar lo mejor que ofece el mundo, sin polarizarnos, sin tomar partido por nada. El Estado y el mercado pueden convivir en equilibrio.

          • Heberest

            Al menos hasta donde dé ese equilibrio, que cada vez está más desequilibrado a favor del mercado.

          • Juntos como hermanos

            Pues, con tu ayuda lo podemos equilibrar si es que no has tomado posición dentro de algún bando.
            Saludos.

          • Heberest

            ¡¡¡VIVA EL ANARCOCAPITALISMO!!! ¡¡¡GLORIA ETERNA AL DIOS MERCADO!!! ¡¡¡MUERTE A LOS IZQUIERDISTAS Y DEMÁS ESTATISTAS DE TODA CALAÑA!!!

          • Ecumenista

            Vaya, volvemos a foja cero.

          • Heberest

            Volverás tú, yo sigo adelante.

          • “¡Gloria eterna al Dios mercado!”, los anarcocapitalistas no pensamos así. Eso es el equivalente a decir “¡Gloria al Dios sociedad humana organizada!”

          • Vamos con tutti

            Ahora entiendo por qué el mercado no es un ente concreto, claro porque es DIOS.

          • hurra!
          • Si, claro, porque lo que se ha expandido ha sido el mercado (?)

    • La moneda cada vez más falsa del poder político. Todo privilegio corporativo se deriva del poder concentrado que hay en manos del Estado.

  • Heberest

    “Un gobierno mundial no es algo deseable”
    ____NO SE PREOCUPEN, LAS TECNOLOGÍAS (ESPECIALLY LAS P2P) ESTÁN HACIENDO CADA VEZ MÁS INVIABLE A LOS ESTADOS Y GOBIERNOS, MÁXIME A ALGÚN ESTADO O GOBIERNO MUNDIAL.

    • Ancap

      “Un gobierno” no es algo deseable.

  • Heberest

    Conspiraciones y proyectos globalistas siempre han habido y habrá pero NUNCA han sido tan poderosos como algunos creen pues se paran estrellando de muelas contra los conspiradores de bandos y/o intereses contrarios, contra las leyes naturales que rigen la historia y, sobre todo, contra los designios de Dios Todopoderoso.

    • Job

      En el espectro político podemos decir que Dios Todopoderoso se encuentra a la derecha de la tiranía más absolutista.

      • Heberest

        Eso dices por tener pensamiento dicotómico: “lo que no es izquierda entonces es derecha”

  • El buen salvaje

    Si queremos que la situación cambie necesitamos una reeducación moral severa. Empecemos !
    https://youtu.be/mAyGxd77RVc
    https://youtu.be/_S-2OT42MIs