Pages

¡Es el efecto de red, estúpido! (XIII)

hell-horsemanVer parte 12

*

Aclaración: el título de esta entrada hace referencia a la frase del estratega de la campaña presidencial de Bill Clinton en 1992, James Carville, luego popularizada como “¡Es la economía, estúpido!“.

*

No sabemos exactamente qué hay del otro lado del “Bit Bang”, pero si la Historia sirve de guía es razonable esperar que las cenizas de la pirámide fertilicen el suelo de un orden nuevo. Nuevo, en este caso, no por desconocido –nada más antiguo que el orden espontáneo–, sino por sostenible.

El supremo poder organizador de las instituciones descentralizadas no es algo que esté en discusión –los propios gobiernos acaban siempre reconociéndolo, aunque más no sea implícitamente o a regañadientes–. Lo que está por verse es si el sistema de incentivos que anima tales estructuras tiene hoy lo necesario para extender su influencia con la fatalidad de una mutación exitosa.

Y aquí es donde Bitcoin, el inesperado jinete de la destrucción creativa, entra en escena. Cuando el sustrato de la historia encuentra finalmente su gran catalizador, el tejido de la red vuelve a descubrirse en las grietas de la pirámide. Pero esta vez no habrá manera de esconderlo, y no habrá manera de atacar un punto sin al mismo tiempo fortalecer el conjunto. Los aparentes fracasos de la red seguirán siendo breves lecciones –oportunidades para aprender a adaptarse mejor a un entorno que aún es hostil–. La pirámide, en cambio, no puede darse el lujo de fracasar.

Los guardianes de la pirámide van a luchar contra la descentralización, la desintermediación y la libre asociación mientras el costo de hacerlo sea menor que el costo de permitir que el progreso tenga lugar. Y el costo de permitir que el progreso tenga lugar podría ser, a estas alturas, la desaparición de la pirámide –van a luchar, por lo tanto, como quien lucha por su propia vida–.

Los guardianes de la pirámide saben que es la masa crítica de adherentes lo que sostiene el antiguo orden, por lo que el adoctrinamiento debe ser constantemente reforzado puertas adentro. Para consolidar su adhesión a la pirámide, es necesario que las víctimas amen a sus victimarios, o al menos que teman las alternativas al poder coactivo –aunque tengan estas alternativas frente a sus ojos; aunque todo lo que aprecian sea obtenido por fuera de esa pirámide que, por convicción o miedo al ostracismo, veneran–.

El dominio de seres humanos, a diferencia del dominio de otros animales ganaderos, se logra mediante técnicas de manipulación mental más que física.

Ver parte 13

, ,

  • loquesea

    De nuevo no se comprende en que consiste la virtud de la criptomoneda.
    No es la herramienta la que realiza los cambios, sino los usuarios. La mejor herramienta del mundo no sirve para nada si los usuarios no tienen la voluntad y conciencia de aprovecharla.
    El oro no te hace rico por si solo, lo que te hace rico es el uso que hagas de el. Es mas, el valor del oro depende del consenso colectivo. Si la sociedad no percibe ningun valor en el, ya puedes tener todas las toneladas de oro que quieras que no te servira para nada.
    Las virtudes objetivas de esos bienes en si son evidentes. El oro tiene cualidades estructurales que lo hacen mas que admirable. Y las criptomonedas igual.
    Pero, el ser humano es el unico responsable de su destino. Ninguna fuerza externa va a salvar de su autocondena a la humanidad, es la humanidad la que decidide en todo momento seguir un camino u otro. Ya puede el sol brillar cuanto quiera, que si la humanidad elige ser topo, no le aguarda sino tiniebla.

    • Sísifo

      Me da que estás desorientado; que confundes el todo con la parte. La humanidad con el individuo. La humanidad no es más que una proyección del individuo y no tiene capacidad alguna para decidir el destino. Es el sueño de un humanista en todo caso.
      De todo lo que has manifestado hasta el momento, he llegado a la conclusión de que no has entendido bien lo que es Bitcoin y de qué manera incidiría en la libertad de las personas. Seguro que antaño alguien como tu cuestionó el paso del trueque al comercio en base a un sistema monetario alegando algún atisbo deshumanizador.
      Ya va siendo hora de que veas que la moneda que usas no es tuya, si no del Rey y es él quien decide si te la quedas o si te la quita. Si no ves en ello el germen de la esclavitud e inhumanidad es que estás ciego. Bitcoin viene a subvertir este orden que tiene al individuo sometido y esclavizado.
      En cuanto al aserto de que el valor depende del consenso colectivo decirle que no estoy de acuerdo; el valor depende del trabajo.

      • loquesea

        Negar la capacidad de decision es negar el consenso.
        El individuo funciona en conjunto cuando tiene la conciencia y voluntad de hacerlo.
        El dinero-deuda evidentemente esta diseñado para explotar y tiranizar. Nadie dice lo contrario.
        La criptomoneda por si sola no es mas que una herramienta.
        Es muy curioso que le niegues la voluntad a la humanidad pero sin embargo pareces atribuirle voluntad a una criptomoneda.
        La llave no abre la puerta sin una mano que la utilice.
        Esto es tan estupido como el capitulo ese de los simpson donde homer se hace astronauta y a su regreso todos alaban a una inanimada barra de carbono.
        El trabajo da su fruto concreto con un valor intrinseco, ahora bien, para intercambiar eso se le pone un precio y ese precio es lo que depende totalmente del consenso. Depende de si lo que ofreces se percibe como deseable o no, como necesario o no, como valioso o no. El oro es un claro ejemplo. Las culturas americanas lo percibian de una manera y las culturas colonizadoras de otra muy diferente. Su utilidad y valor era muy distinta en un contexto y en el otro.

        • Morgana

          Las decisiones las toma el individuo. La voluntad es también individual. Si generalizas, cualquier cosa que quieras explicar, pierde fuerza y sentido.

          • loquesea

            Las decisiones individuales y las voluntades individuales cuando confluyen se llama consenso.
            Es esa coincidencia de proposito la que da lugar a que se formen las estructuras mediante las que se organiza la sociedad.
            La comunidad que opta por sacar provecho correctamente de una herramienta obtiene el beneficio que gracias a ella alcanza.
            Pero si la comunidad va en otra direccion, esta claro que esa herramienta ya puede estar todo lo bien diseñada que quieras, que ningun provecho va a sacar esa comunidad de ella.
            La responsabilidad funciona igual tanto si hablamos de manera individual que global. Decisiones correctas, consecuencias correctas. Decisiones erroneas, consecuencias erroneas.
            El problema de los individualistas es que oyen hablar de comunidad y ya les entra la paranoia de que eso equivale a tirania, anulacion de la personalidad y demas bobadas.

        • Sísifo

          Negar la capacidad de decisión a la humanidad no es negar el consenso. La humanidad, es un constructo que existe en las mentes elevadas pero que desaparece en la vida real y carece de voluntad. Alegar decisiones en nombre de la humanidad es una peligrosa religión. El consenso se da entre individuos próximos cuyos miembros intercambian bienes. Todo lo demás es imposición en nombre del bien colectivo. Temo que algunos hablan de consenso cuando en el fondo pretenden consentir o no.
          En cuanto a que la “llave no abre la puerta sin una mano que la utilice”, te responderé tal como se merece una persona tan inteligente. Quita la llave de la ecuación y luego nos cuentas cómo te has arreglado para abrirla.
          Algunos somos así de estúpidos.

      • error marxista

        Si el valor dependiera del trabajo, todo el mundo estaría trabajando en su casa, produciendo adefesios inservibles y a ver si les pagan por eso…

        • Sísifo

          Será por que lo dices tú? Hay que ser tonto para producir lo que no es útil.
          Nada posee valor intrínseco. Poco vale la tierra si no la trabajas así como cualesquiera de los elementos de la tabla de Mendeleiev. El precio del oro es lo que cuesta minarlo mientras que su valor depende de la escasez. Si las culturas americanas la “percibían” de otra manera fue debido probablemente al estadio en el que se encontraba el concepto del mercado. Pregúntales ahora cómo lo ven?
          En cuanto a tu nick, decirte que ilustra a la perfección el sesgo de la mayoría de los que critican Bitcoin. Vuestra religión os impide ver a la persona más allá del rebaño.

          • horror marxista

            Te has picado, jejeje. Esperemos a ver cuántos bitcoiners salen a defender eso de que el valor de las cosas depende del trabajo que cuesta producirlos.

            • Drogopinga

              Producirlas, zote!

          • Confucio inventó la confusión

            Me pregunto si el que te ha puesto el punto positivo estará igual de desorientado.

            • Sísifo

              Probablemente. Por eso nos defendemos de ortodoxias y de los lobos que se esconden en el rebaño. Trabaja y tendrás tus bitcoin honradamente.

              • me han hackeado

                Así los obtuviste tú?

          • oveja negra

            Lo que está dispuesto a pagar en promedio el “rebaño” es lo que determina el valor de las cosas.

            • Heberest

              “Lo que está dispuesto a pagar en promedio el “rebaño” es lo que determina el valor de las cosas.”
              —–¡FALSO! El rebaño quisiera todo regalado, y kilos de oro a un centavo, pero nunca es así, lo que pone el precio a las cosas es el mercado, que NO es el simple rebaño sino la puja entre la oferta y la demanda (Si todo el rebaño quiere que una casa cueste un dólar, basta que haya un individuo que pague dos dólares por esa casa para que el vendedor se la venda a él, o sea el rebaño no le puso precio a la casa sino la puja entre el vendedor y el comprador).