Pages

¡Es el efecto de red, estúpido! (IX)

pyramid-9Ver parte 8

*
Aclaración: el título de esta entrada hace referencia a la frase del estratega de la campaña presidencial de Bill Clinton en 1992, James Carville, luego popularizada como “¡Es la economía, estúpido!“.

*

El error nuclear del socialismo (nuclear por su ubicación en el orden de los errores, pero también por sus catastróficas consecuencias) consiste en ubicar la inteligencia en el centro de la organización social, como si fuera posible reemplazar con las ocurrencias de un grupo de “especialistas” en planificar las vidas de otros el juicio de millones de seres humanos que toman decisiones e interactúan libremente. Con ello se corresponde la necesidad de renovar todo el sistema una y otra vez –los “inteligentes” siempre tienen ideas nuevas que el mundo aún no sabe apreciar–, y de educar y reeducar a los no iluminados para que aprendan a adaptarse a los rígidos dictados del politburó.

Como el lector atento seguramente ya sospecha, lo descrito en el párrafo anterior no es tanto una expresión de inteligencia como de autoritarismo, actitud esta que puede o no asociarse a un elevado coeficiente intelectual. Inteligente o no, solo un delirante puede sentirse cómodo exigiendo confianza ciega en su infinita sapiencia, y luego erigirla en principio en torno al cual debe organizarse una sociedad. Que el común de la gente no sienta una repulsión visceral por esta clase de sinsentido prueba la poderosa eficacia de las ilusiones que los magos del poder llevan milenios explotando.

La inteligencia no es una propiedad emergente de un grupo de iluminados, sino una facultad de cada individuo. La noción misma de que la sociedad puede ser de alguna manera dirigida por un comité de expertos es algo que en los siglos venideros será estudiado con la misma perplejidad que hoy nosotros estudiamos las creencias religiosas de ciertas tribus aisladas. ¿Cómo es posible –se preguntarán los investigadores en el futuro– conocer los frutos del arbol del progreso y, en lugar de promover su cultivo, dedicarse a envenenar sus raíces?

hitler_obama_leninLas atrocidades de los regímenes socialistas no son independientes de su ideario; son, de hecho, un resultado lógico e inevitable de lo que los teóricos del socialismo han propugnado: la destrucción de la propiedad privada. El socialismo –en cualquiera de sus variantes– no es tan solo un error; el socialismo es el marco en el cual se inscriben todos los errores que pueden cometerse a la hora de intentar influir en un orden social extenso.

¿Pero por qué hablamos de socialismo en un texto acerca del efecto de red? Porque para entender la red es necesario entender el modelo al que esta se opone: la pirámide.

Ver parte 10

,

  • Jamematen

    Siguiendo la lógica del autor, podríamos extenderla hacia otros ámbitos, por ejemplo las empresas.
    ¿Como pretende un reducido grupo de personas dirigir una empresa multinacional?¿Acaso creen ser mas inteligentes que sus miles de trabajadores?

    • seetao

      Muy bueno, si señor.
      La gente con dinero, ¿tienen derecho a decidir por encima de los que no lo tienen? por ejemplo.

    • ¿Tan difícil te resulta distinguir una relación libre y voluntaria de una basada en la coacción? ¿Es lo mismo ponerse de novio con una mujer que secuestrarla?

      • Jamematen

        Aquí hay una contradicción.
        La
        argumentación anaco-libertaria acierta
        en identificar la forma mas productiva de organización. La interacción
        horizontal de individuos egoístas (digo egoísta en el sentido biológico
        del termino, no peyorativo) llega de forma espontánea y emergente a un
        óptimo al que le es imposible llegar a una organización centralizada,
        por que ni dispone de toda la información necesaria, ni tiene la
        capacidad de procesarla. Eso es fácilmente verificable con solo fijarse
        en el ejemplo mas claro que tenemos a mano; la naturaleza. En ella los
        seres vivos son capaces de producir la exuberante variedad de
        aprovechamiento la energético sin ningún tipo de sistema centralizado.
        Tan solo mediante la interacción de los individuos (mejor dicho sus
        genomas) se van afinando los modelos y los mejor adaptados prosperan.
        Esto esta muy claro para mi, no se puede negar pero…..
        ¡En la
        naturaleza no hay propiedad privada! ¡Ni herencia! ¡Ni leyes que la protejan! ¿Por
        que habría de ser malo robar la propiedad de otro si con ello sobrevivo?
        ¿No demuestra esto mi adaptación? ¿No son acaso eso mismo los carnívoros, los parásitos e incluso los herbívoros?
        No
        parece que sea el deseo del hombre someterse al implacable juicio de la
        naturaleza, a esa especie de Darwinismo social a las que nos quieren
        abocar algunas ideologías.
        Tal vez algún día seamos capaces de
        encontrar la forma de desarrollar una forma eficiente de sociedad donde
        se respete la libertad individual al tiempo que se dirige entre todos la
        economía hacia un fin consecuente con lo que somos, seres vivos sobre
        un único planeta finito. Tal vez sea Bitcoin la herramienta que nos
        ayude.

        • La argumentación anarcolibertaria no respalda una determinada forma de organización. Todas son legítimas mientras no involucren el inicio del uso de la fuerza. (Es justo lo contrario a la ley del más fuerte que propugnan los estatistas).

        • Palamedes

          Que el hombre sea parte de la naturaleza no significa que sea como ella. los animales y las plantas no funcionan con la propiedad privada porque les falta inteligencia y conciencia para tan alto concepto. mejor les iría con él, pero no está a su alcance. los hombres, sin embargo, superamos a la salvaje naturaleza: cuidando de nuestros enfermos, amando a nuestros amigos, difiriendo el momento de la recompensa y disfrutando de la institución ancestral de la propiedad privada, acorde con nuestra naturaleza superior capaz de tener conciencia de sí misma y no proveniente de consenso ninguno, sino de nuestra exclusiva naturaleza. ¡no nos compares con los centollos, por favor!

        • Heberest

          “¡En la naturaleza no hay propiedad privada! ¡Ni herencia! ¡Ni leyes que la protejan!”

          —–Claro, por eso es naturaleza, y es esa diferencia (la inexistencia de la propiedad privada fuera de la sociedad humana) la que hace superior al ser humano, la que hace que el ser humano NO sea un animal intrascendente más de la naturaleza, pues hasta en los países más rabiosamente comunistas existe la propiedad privada (aunque NO con ese nombre) pues todo pertenece, en la práctica, al grupo de parásitos que lo gobiernan.

        • Jose Perez

          Sin propiedad privada en la naturaleza (empezando por la propiedad del propio cuerpo) no existiría ese equilibrio egoísta y eficiente. El concepto más avanzado de propiedad privada en humanos existe porque simplemente somos capaces de pensamiento abstracto y de planear el futuro. Y para parásitos que se han adaptado mediante el robo, etc. ahí tienes precisamente al Estado, la Iglesia, los padres… Todo sigue siendo muy natural; no somos ninguna excepción.

    • Heberest

      “¿Como pretende un reducido grupo de personas dirigir una empresa multinacional?¿Acaso creen ser mas inteligentes que sus miles de trabajadores?”
      —–Ese reducido grupo de personas dirigen a esa transnacional PORQUE SON DUEÑOS DE ESA TRANSNACIONAL, y son sus dueños porque ellos lo crearon invirtiendo su tiempo, su dinero y sus talentos para que esa transnacional exista y funcione lo mejor posible, en cambio Fidel Castro (por ejemplo) ¿creó al pueblo cubano, invirtió su tiempo y su dinero para que Cuba pueda existir? ¿acaso Cuba y los cubanos NO existían antes de los hnos. Castro?; Y los trabajadores de esa transnacional son unos de los primeros y mas grandes beneficiados con que sus dueños lo dirijan, y muchas personas tienen por objetivo en la vida ser trabajador de una transnacional dirigidos por sus dueños (“un reducido grupo de personas”) y de ninguna manera quisieran trabajar como funcionarios públicos (para el Estado).

  • loquesea

    El perverso y erroneo asimilar estructura piramidal y socialismo.
    Al igual que es perverso y erroneo hablar de inteligencia sin hablar de conciencia.
    El problema esta en el egoismo o no de las personas. Cuando no hay conciencia colectiva y las acciones buscan el beneficio individual, aparecen multitud de problemas como bien vemos.
    Si queremos salir de este infierno debemos organizarnos y estructurarnos de manera justa, leal y sostenible. Horizontalmente y responsablemente. El nucleo es el consenso y la conciencia de vivir en equilibrio y armonia, para lo cual es imprescindible transparencia y verdad en el comportamiento. Nada de esto puede establecerse por la fuerza. Asi pues el mundo mejor no va a caer del cielo, solo se hara realidad cuando la conciencia y voluntad de las personas comprenda los valores que son positivos y los que son dañinos y confluya en una etica impecable.

    • Heberest

      “Cuando no hay conciencia colectiva y las acciones buscan el beneficio individual, aparecen multitud de problemas como bien vemos”
      _____La conciencia colectiva es una consciencia básica de los animales y de las civilizaciones humanas más primitivas, en cambio la individualidad (o individualismo), que NO debemos confundir con egoísmo, es un gran salto de garrocha en la especie humana, que permitió que existiera propiedad privada, economía y civilización. CUANDO EL SER HUMANO SUPERÓ SU CONCIENCIA COLECTIVA Y SE DIÓ CUENTA PLENA DE SU EXISTENCIA, DESEOS Y DEBERES INDIVIDUALES FUÉ CUANDO SUPERÓ SU ANIMALIDAD Y SE CONVIRTIÓ EN UN SER HUMANO, y la conciencia de esa individualidad fué la que le hizo posible la existencia de la propiedad privada y, por lo tanto, del comercio, de la economía, las artes, la ciencia, etc. QUE NO HUBIERAN EXISTIDO SIN INDIVIDUALISMO (que NO debemos confundir con egoísmo).
      Sin individualidad NO es posible la propiedad privada, sin propiedad privada NO existe la economía, la civilización ni la cultura, o sea: SIN INDIVIDUALIDAD SÓLO HAY ANIMALIDAD.
      Y en cuanto a la aparición de problemas: es bueno que haya problemas pues los problemas indican que se está superando un nivel determinado de la vida para ascender a un nivel superior, siempre que esos problemas surjan naturalmente (por ejemplo que surjan de la aparición de la individualidad, que significó superar la animalidad y entrar a la fase de humanidad) y NO surjan de gente obtusa y egoísta, como los líderes políticos que queriendo hacer el bien se creen iluminados enviados del destino y obliguen a todo un pueblo a vivir según alguna iluminada ideología salida de las trasnochadas conferencias de líderes políticos y de sus asesores burócratas.

      • Heberest

        A propósito ¿se dan cuenta que los dictadores y tiranos siempre han hecho y hacen hincapié en el bien común, en la colectividad, en ahogar la individualidad (“egoísmo” le llaman ellos astutamente)? ¿NO será porque instintivamente (o muy racionalmente) saben que al rebaño se le maneja mejor que al individuo (como dicen los sicólogos)?

    • Heberest

      “El nucleo es el consenso y la conciencia de vivir en equilibrio y
      armonia, para lo cual es imprescindible transparencia y verdad en el
      comportamiento”
      —–El consenso que permite vivir en equilibrio y
      armonia es sólo posible cuando hay individualidad, de lo contrario sólo hay decretos, órdenes y leyes dados por una camarilla gobernante (países socialista, for example).

    • Heberest

      “…debemos organizarnos y estructurarnos de manera justa, leal y sostenible. Horizontalmente y responsablemente”
      _____Eso es la escencia del anarcocapitalismo, absolutamente contrario al socialismo que es piramidal (con el líder todopoderoso en la punta de la pirámide, la burocracia en medio y el pueblo (rebaño) en la base) e irresponsable (¿a quién rinde cuentas Fidel Castro, Kim Jon Un o Nicolás Maduro?).

  • Palamedes

    Dijo Tucídides que, por naturaleza, el hombre siempre desea más de lo que tiene; dijo también que los poderosos siempre tienden a abusar de aquellos sobre los que tienen poder, pero que estos últimos tenderán a rebelarse, con frecuencia violentamente. pero Tucídides no conoció la fórmula perversa del socialismo (una exacerbación de la demagogia, que él sí conoció): halagar las ambiciones del individuo sin mencionarlas, como si fueran malas, pregonando argumentos de bienestar colectivo. de esta manera cada persona, egoísta por naturaleza, entiende el mensaje oculto y puede esperar íntimamente para sí, de parte del poder coactivo, una mejora para su caso personal mientras se le brindan los argumentos de interés colectivo para disfrazar tanto interés personal indecente: “quiero para mí lo bueno de los demás; de sus penalidades para conseguirlo no quiero saber nada”.

    Me di cuenta de estas maniobras perversas hace años cuando noté la imposibilidad de frases como estas:
    -Es una injusticia que yo tenga tanto poder.
    -Tengo que repartir lo que tengo entre los que no lo tienen.
    -Me parece bien que los demás descansen mientras yo trabajo.
    -Me encanta que la gente se meta en mis cosas.

    Veamos lo bien que nos suenan las contrarias:
    -No es justo que los lobbys tengan tanto poder.
    -No es justo que el muy poco por ciento de la población posea el mucho por ciento de la riqueza mundial.
    -O todos moros o todos cristianos (esta está a punto de sonar mal por otras razones históricas de fobia a la religión).
    -La tierra para el que la trabaje; ¡autogestión!

    Tocqueville no es nada optimista sobre la deriva de tanta demagogia y tanto egoísmo disfrazado de filantropía socialdemócrata. no le falta razón, pienso yo, en el sentido de que ese mecanismo fomenta la parte más mediocre de cada uno e impide que las potencias personales afloren, porque, como denuncia el artículo, unos pocos toman decisiones en lo es de muchos y esos muchos se limitan a confiar en que con ellos se sea generoso. pero al igual que Tucídides no conoció el socialismo totalitario, tampoco Tocqueville conoció el efecto de red horizontal que pueden tener algunos inventos para impedir que las pirámides crezcan.

    Confiemos en esa red que halaga nuestra libertad y la fomenta, y no nuestra vanidad y egoísmo, cuya naturaleza, ya lo vio Tucídides, no se puede cambiar con educación y adoctrinamiento colectivo porque es la que es y punto: fisis o nomos, ¡qué viejo dilema!

    Saludos.

    • Nada más viejo que el mito del “hombre nuevo”…

      • Palamedes

        Cierto. no sé cuánto de viejo será, me faltan conocimientos, pero está claro que se invoca para arramblar con la tradición humanística, la propiedad privada, la sabiduría de nuestros padres y la libertad del individuo, posible sólo con sus defectos.

        • La popularidad de las teorías que requieren un “hombre nuevo” precede a la matanza de hombres reales. Es un síntoma de que la humanidad se halla estancada en su infancia moral.

          • Palamedes

            Efectivamente, se me olvidó añadir que también se invoca para arramblar con el propio hombre físico.
            Aunque estamos de acuerdo en muchas cosas, creo que en la segunda parte no. primero, porque la moral hace tiempo que dejó de interesarme más que otras cosas, como ya he dicho alguna vez; segundo, porque no espero novedades de la pasta moral del hombre, ni creo que las vean mis hijos cuando yo me muera. yo, a la buena ventura, lo reconozco, atribuiría ese afán por el hombre nuevo, de fatales consecuencias, al ansia por conseguir nuevos objetivos fruto de la insatisfacción permanente. también a la vanidad, que nos hace pensar lo dichoso que sería el mundo si la gente fuera como cada uno de nosotros. pero, ahora que caigo, yo mismo me voy encontrando con los razonamientos según voy escribiendo: ¿no es esa vanidad propia de los niños?

          • Al igual que el progreso científico, el progreso moral tiene lugar cuando somos capaces de aplicar universalmente las conclusiones a las nos llevan las teorías válidas.

            Una vez que comprendemos que los gases se expanden al calentarse, también comprendemos que eso ocurre tanto en en China como en la Isla de Pascua, y tanto en las noches de luna llena como en los días nublados. Asimismo, una vez que comprendemos la naturaleza inmoral del asesinato, también comprendemos que asesinar no puede ser moralmente aceptable en otro país, o cuando el asesino viste un determinado uniforme.

          • Palamedes

            Expuesto así, te doy la razón, aunque me quedan inquietudes respecto a si el progreso moral se alimenta a sí mismo o las circunstancias materiales lo han traído de rebote y entonces se lo puedan llevar.

            Grecia y Roma acabaron con los sacrificios humanos rituales (púnicos y galos los practicaban, por ejemplo); Roma, además, expandió su derecho al derecho de gentes (extensión a los extranjeros de las bondades romanas); el cristianismo occidental, la conclusión de Grecia y Roma, erradicó del mundo entero el canibalismo e infanticio. ecumenismo moral. de acuerdo.

            Pero ahora me voy yo también a la física, como tú. al igual que nos parece a la vista que el sol gira alrededor de la tierra y en realidad es al contrario, ¿no estarán esos alcances morales sostenidos por el progreso y comodidades materiales y se disiparán aquéllos si se pierden éstos?

            Hemos visto en la guerra de Bosnia a gente hacer cola para comprar el pan junto al cadáver de un hombre muerto, sin inmutarse; en mi país el aborto está más permitido hoy que ayer, y a un ministro que pretendía lo contrario le costó la dimisión, y eso que era un animal político capaz, se decía, de llegar a lo más alto y con muy buena posición.

            Leí hace tiempo la obra de Glover (“Humanidad e inhumanidad, una historia moral del XX”, algo así, cito de memoria), que te recomiendo, aunque supongo que la conocerás. es cierto que tiene buenos ejemplos pero, al final de ellos, no fui capaz de despejar mis dudas en un sentido ni en otro.

          • Yo no diría que las circunstancias materiales han traído de rebote el progreso moral. Sí que lo han favorecido, pero una vez dado el salto –y hemos dado saltos, aunque sigamos moralmente en el medioevo– ya no hay vuelta atrás. Aunque puede haber tropezones, no creo que sea posible un retroceso sostenido. Como ejemplo de “tropezón” se me ocurre justamente el baño de sangre del siglo XX: los totalitarismos en su expresión más extrema desencadenaron holocaustos, pero no han restablecido la legitimidad de la esclavitud como institución.

          • Palamedes

            Aceptable conclusión la de los logros sin vuelta atrás en la dialéctica de materia y moral.

          • Jose Perez
  • Morgana

    Interesante el tema sobre la moral, que yo percibo subjetiva. Sus parámetros cambian caprichosamente según el individuo, la educación, la sociedad, las creencias o la necesidad de mantener un determinado sistema. Sobre esta base, todo juicio basado en la moral deja de tener sentido.
    ¿Es inmoral decidir no pagar un crédito? ¿Es inmoral evadir los impuestos? ¿Es inmoral mentir? ¿Es inmoral matar?
    Yo creo que hay más de una respuesta a cada una de estas preguntas. Es fundamental encontrar un equilibrio entre la moral y la lógica.

    • Palamedes

      ¡Cuánto sin saber de ti, al menos yo!

      Bueno, en realidad, Majamalu y yo creo que coincidimos en considerar objetivo a lo que tú llamas subjetivo. en las líneas anteriores, de distinta manera, los dos hemos negado el relativismo moral.

      No devolver el dinero que debes y aceptaste libremente está mal. si puedes llegar a considerar que está bien negárselo a un prestamista abusón, en el fondo estás aprobando la objetividad del principio, pues tienes que recurrir a un argumento sobrevenido para cuestionarlo.

      Evadir impuestos está en otro nivel porque el compromiso nace en el momento de la coacción y no antes por una elección libre.

      Mentir está mal siempre, como principio general, a no ser que con la mentira se consiga un bien mayor que con el mantenimiento de la verdad. una vez más, hay que recurrir a un argumento sobrevenido que, en realidad, refuerza el principio.

      Matar al prójimo está mal siempre, a no ser en defensa propia, de donde, una vez más, el principio recibe su refuerzo. el problema está en a quién llamamos “prójimo”. dice Majamalu que es la extensión al mundo entero de la noción de “prójimo” en donde se observa el progreso moral, no en la fijación de una noción moral que es inequívoca desde tiempos remotos.

      Los liberales están muy solos en el mundo porque son los únicos que creen que esos principios morales le son consustanciales al hombre por naturaleza. el pensamiento tradicional, conservador y cristiano se ríe de ellos por pretender que algún principio pueda ser fuerte e indiscutible “por naturaleza” sin que Dios esté detrás de él: esos principios son la demostración de que Dios existe; las estirpes socialistas, por otra parte, se burlan de los liberales porque no ven que todo es convención y que los hombres podemos, por consenso, acuerdo, costumbre o votación (llámalo como quieras) decidir qué está bien y qué está mal, pues sólo existe este mundo terrenal y en él podemos hacer y deshacer. por eso son tan temibles (para mí) esas estirpes: puede decidirse por consenso que los morenos sobramos.

      Pero esto es un blog del bitcóin. ¿Te has dado cuenta de que tiene capacidad para ser un fenómeno capaz de cambiar la sociedad y la historia, no es el fruto de la convención, sino de la mente de un hombre (o pocos más) y no se puede alterar ni devaluar por ser objetivamente cuantificable y predecible ahora y siempre? por eso los liberales son sus partidarios.

      • Morgana

        Buenos días Palamedes!

        Me entretiene siempre leer tus comentarios. Entiendo tus puntos de vista, pero no los comparto. No creo en la sacralidad de la moral que nos enseñaron.

        El conjunto de reglas (morales y legales) que se nos impone, está destinado a salvaguardar un sistema. Los conceptos de lo que está bien o mal reflejan la conveniencia de éste y las normas morales constituyen una herramienta de manipulación a través de la religión, los medios de comunicación y la educación.

        La primera responsabilidad de un individuo es el bienestar del individuo mismo. Cada persona, de acuerdo a las posibilidades que tiene, busca integrarse en la sociedad tratando de mantener un equilibrio entre las normas establecidas y sus necesidades.

        Mientras un sistema mantenga el equilibrio y no supere los límites de tolerancia del individuo, funciona. En el momento en el que se hace evidente que la supervivencia del sistema se opone al bienestar del individuo, surge un problema. Y el problema crece a medida que la presión del sistema sobre el individuo se incrementa.

        Considero sano cuestionar los conceptos que nos sirven en bandeja. No promuevo la anarquía, pero me reservo el derecho de aplicar la lógica y de anteponer mi bienestar emocional, físico y económico ante todo.

        Tienes razón cuando me dices que este blog está dedicado al Bitcoin, pero a veces la conversación nos desvía a otros temas, como la crisis social y económica que atravesamos, los impuestos, las regulaciones, internet, Silk Road; etc. Sobre el futuro de Bitcoin y su capacidad de revolucionar la sociedad, hay que darle tiempo al tiempo. No me he deshecho de mis Bitcoins: duermen en su monedero frío y esperan la ocasión propicia para ser utilizados. Un abrazo.

        • Palamedes

          Te contaré una historia animado por tus palabras.

          Cuenta Heródoto que, para averiguar cuál era la lengua más antigua del mundo, en el antiguo Egipto un faraón ilustrado hizo el siguiente experimento. encerró a dos bebés en una casa de campo al cuidado de un pastor que tenía la obligación de no hablarles nunca, a la espera de que, sin la influencia de la sociedad (el pastor), los individuos (los bebés) pronunciaran espontáneamente sus primeras palabras.

          Antes de la llegada de la sofística, que trajo el convencimiento de que cada individuo es la medida de todas las cosas, tenían los antiguos tanta confianza en que el ser humano viene al mundo con valores aprendidos que extendían ese confianza incluso al lenguaje, sin darse cuenta de que el individuo sólo puede aprender a hablar en sociedad. de no ser así, la persona no podrá emitir un solo sonido articulado.

          Salvo un niño de los de Heródoto, que un buen día dijo: “becos”. mandó el faraón recorrer el orbe de las tierras hasta encontrar el idioma en que “becos” significase algo. lo encontraron: esa palabra en panfilio significaba “pan”, que el niño estaría pidiendo porque tenía hambre. ¡lógico!

          ¿Por qué te cuento esto? por si con el ejemplo contrario, por reducción al absurdo, de convenzo de mis tesis y de tu error. al igual que la historieta de Heródoto es imposible, ¿es posible encontrar alguna sociedad humana de cualquier tiempo, lugar y configuración en que robar, mentir y matar no estuvieran mal vistos? si la respuesta en no, podemos empezar a pensar que hemos averiguado el término medio: no venimos al mundo con el lenguaje, pero sí con ciertos principios morales que se derivan de nuestra capacidad individual de conciencia.

          Saludos.

          • Morgana

            Como siempre, tus historias nos invitan a nuevos temas, pero no quiero extenderme. Preguntas si hay alguna sociedad donde mentir, robar y matar no estuvieran mal vistos. Mi respuesta es no. Nota que estamos hablando de sociedades, basadas en un sistema que requiere de reglas para funcionar y mantener el control sobre los miembros que la conforman.

            El problema con nuestra sociedad de hoy es que el fino equilibrio entre dar y tomar se ha roto. La gente es cada vez más consciente de vivir en un sistema piramidal, donde el producto del esfuerzo de muchos termina en las arcas de cuatro bancos y un par de megacorporaciones que juegan al titiritero con las vidas de millones de personas. Creo que vamos a llegar a un punto de rebelión, donde las reglas serán rechazadas y ni siquiera el uso de la fuerza podrá restablecer el orden. Puede que luego Bitcoin sea una opción.

            ¿Te has dado cuenta que Majamalu, Drogoteca y algunos otros están enojados y despotrican contra el gobierno? No les falta razón. La información está al alcance de la mano, la gente opina, se comunica y las noticias son siempre las mismas. Los gobiernos ya no representan a los ciudadanos y obedecen ciegamente a otros intereses.

            Yo no creo que el ser humano nazca con las reglas de convivencia social escritas en el DNA, si así fuera, la naturaleza se encargaría de crear un sistema perfecto. Pero no. La moral que nos enseñan la creó el hombre, así como los conceptos del bien y el mal. Y esta moral es usada para mantener el control. No quiero parecer antipática, pero no me has convencido.

            Te digo además otra cosa: yo creo en la empatía y en la capacidad del ser humano de sentir compasión por otros seres. No sé si nacemos así o desarrollamos estas capacidades con el tiempo, pero existen. Esto para mí tiene valor y es real, porque fluye libremente de nuestro interior, sin imposiciones. La cantidad y calidad de estas capacidades varía de individuo a individuo. He visto a una mujer lanzarse en medio de una calle llena de tráfico para salvar a un cachorro y también vi una vez a un tipo que desvió su auto a propósito para arrollar a un perro. Lo que hizo la chica me encantó. Lo que hizo el malnacido me provocó una crisis.

            Como te comenté antes, no me interesa incitar ningún tipo de rebelión, no es mi rollo. Cada uno ve cómo resuelve sus problemas. ¿Crees en la moral que nos inculcaron? Pues adelante, yo no te juzgo. Yo tomé mi decisión y marqué los límites hasta donde permito que el sistema afecte mi vida. Estoy consciente de que tenemos que hacer compromisos para vivir en grupo, pero también de que las personas, tú, yo y los que nos leen, estamos por encima de cualquier sistema.

          • Palamedes

            Estupenda respuesta, nada antipática, que habla más de ti que de la cuestión en sí, de la que habla lo suficiente para darse cuenta de que es el alto concepto que tienes de la libertad (o mejor, de la intimidad e inviolabilidad) del individuo, que comparto, la que te mueve a emitir esas opiniones. coincidimos más de lo que parece, pero nos separa una cosa fundamental que, soterrada, no ha salido a la luz: nuestra postura frente a la tradición. creo que soy de los pocos habituales de por aquí (o el único) que muestra admiración por ella por mis años, mi formación y mis experiencias, y eso me separa de ti y de los demás.

            Un abrazo.

  • Pingback: Solo falta la chispa - Bitcoin en Español()